Lo que debe saber un hombre antes de salir con él

Sueño de los Guardianes - Volumen I Parte 1 - Capítulo 1 – El primer paso

2020.10.22 22:08 Holykris18 Sueño de los Guardianes - Volumen I Parte 1 - Capítulo 1 – El primer paso

Todo comienza en un mundo dividido, las personas están llenas de desconfianza, miedo hacia lo incierto que es el futuro, no solo les temen a los monstruos sino a sus semejantes por las atrocidades de las que son capaces. Un joven en harapos y cubierto de suciedad cargando una espada un poco grande y un costal en cada mano se adentra al pueblo en busca de un sastre.
La gente le da las indicaciones correctas, y mientras el joven recorre su camino todos le echan miradas y hablan a sus espaldas. Después de un recorrido corto llega a su destino y en el interior se encuentra con un señor con cabello canoso tan blanco que los ojos del joven los entrecierra al intentar mirarlo directamente.
El viejo sastre suelta una ricilla, señal de estar acostumbrado a dar exactamente la misma primera impresión por mucho tiempo. A diferencia del resto de personas, él ignora la apariencia del joven, y al señalarlo el joven el sastre responde que “En esta línea de trabajo lo primero que ves en una persona es en lo que se puede convertir un cliente. Cada persona es una obra de arte aún por esculpir.”
El joven aprecia su sabiduría y mantiene conversación mientras toma sus medidas. ¿Qué clase de atuendo va a querer? ¿Colores preferidos? ¿Posturas habituales? El joven se queda callado tratando de responder lo suficientemente claro a cada pregunta, la conversación es más un interrogatorio.
“Quiero un atuendo para viajar, que cubra lo más esencial, para resistir el frío, caminar mucho, poder llevar objetos fácilmente. Supongo que azul y negro. Estoy más habituado a tener las piernas un tanto abiertas y mover los brazos, así que tome en cuenta la zona de la espalda alta, las rodillas y la entrepierna.”
Peticiones específicas, el joven ha de tener un objetivo claro, por lo que el sastre pregunta cordialmente. “Eventualmente tomaré el Reto del Monte del Rey y llegaré a la cima del mundo, entonces podré cumplir mis objetivos.”
El viejo sastre afirma que es un suicidio, incluso sus amigos de toda la vida se fueron del pueblo en busca de aventuras cuando jóvenes y jamás volvió a saberse de ellos. Él es el único que ha vivido tanto por tener los pies en la tierra y le pide que sea realista.
“De nada sirve vivir si no intentas por lo menos cumplir con tus objetivos, ya sean sueños o ambiciones.” El joven agradece la preocupación del anciano y le asegura que no es una persona cualquiera.
Además del atuendo, el joven ordena unas cuantas prendas para estar mejor vestido y la ropa es surtida al toque. Del saco que carga con él, el joven le paga al sastre con un pedazo de oro poco más grande que su puño y mientras el pago es contemplado con ojos muy abiertos el joven pregunta sobre el pedazo de tela que está enmarcado en la pared.
El sastre dice que es su mayor tesoro, es un pedazo de túnica élfica, muy resistente y ligero y tiene una gran historia por detrás. El joven pide escuchar la historia y el sastre se emociona al tener la oportunidad de desempolvar su relato.
“Cuando era joven, tan joven como usted, era aprendiz del negocio familiar, mi padre era un excelente sastre, tanto que le llegaban encargos de familias adineradas de sitios lejanos. Un día nos visitó un miembro de la realeza y pidió un atuendo en específico, pero mi padre se negó, pues era imposible conseguir el material más importante.
La reputación de la familia cayó por los rumores que empezaron a rondar, por lo que yo decidí agarrar la bolsa e ir al bosque a conseguir aquello que causó tantos problemas. Fácilmente lo encontré, pero entonces descubrí la razón por la que era imposible conseguirlo, el bosque estaba infestado de monstruos y yo estaba muy adentrado como para salir enseguida.
Estaba a merced de un monstruo muy grande y justo cuando estaba por ser devorado el monstruo cae al suelo, completamente tieso y pude ver que había recibido flechazos. De entre los árboles salió un sujeto cargando un arco y me dijo que corriera por mi vida, pero mientras lo decía el monstruo volvió a moverse y grité a todo pulmón “¡Detrás de ti!” y terminó siendo herido por mi culpa.
Después de rematar con facilidad al esperpento, pude ver claramente que se trataba de un elfo, con las orejas largas, piel muy blanca y de apariencia muy joven. Él se retiró a lo más profundo del bosque y todo lo que pude recoger como recuerdo fue aquel pedazo de tela de su túnica. Nunca llegué a agradecerle por salvar mi vida, pero gracias a eso logré vivir lo suficiente para reivindicar a mi familia.”
El joven escuchó cada palabra con suma atención, le agradeció y preguntó cuánto tiempo tardará su encargo. Un día, por lo que tiene suficiente tiempo para descansar en la posada, asearse y comenzar su viaje con el pie derecho.
Con un pago igual de exagerado, le dan un festín para él solo y la habitación más lujosa, para un pueblo pequeño. En la noche, el joven se la pasa descubriendo lo que es un espejo y hace su mejor intento en quitarse todo vello facial.
Al día siguiente el joven no tarda en empezar a portar su atuendo de viaje, botas de suela dura, pantalones, túnica, chaqueta, guantes largos de medio dedo, además de una alforja en la cintura y hasta le incluyó una correa para cargar la espada en su espalda. Que el sastre tomara en cuenta que el joven utiliza la espada fue un gran gesto.
Mientras el joven habla un poco más con el sastre se escucha un escándalo en las cercanías además de las voces de la gente. Al salir notan que el pueblo está bajo ataque de hombres oso, bestias enormes de 5 metros de altura, y son por lo menos diez de ellos.
El joven se dirige hacia ellos, pero de la nada sale fuego y las bestias son derrotadas de uno en uno, unos cuantos huyen mientras de entre el fuego sale un joven con cabellos rojizos y sus puños envueltos en flamas. El “manos de fuego” se jacta de su victoria, pero uno de los osos se levanta para atacarle por detrás, y súbitamente es azotado al suelo por un puñetazo del joven con espada.
“Oh, gracias por cubrirme. Eres una buena persona.” El “manos de fuego” dice muy despreocupado, pero el sastre se acerca a la escena y pregunta si ellos dos son “adeptos”. Ambos responden afirmativamente y reciben la noticia de que en el pueblo hay repudio hacia los adeptos, por lo que deben retirarse, lejos.
Ellos salen corriendo una vez que empieza a reunirse la gente con horcas y gritando “¡Adeptos! ¡Adeptos!” y el joven no puede evitar grabarse en la mente la imagen del odio que sienten hacia él sin conocerle.
Después de alejarse lo suficiente, los dos adeptos descansan para recuperar un poco el aliento, el “manos de fuego” se presenta como Guilian, un trotamundos que lleva tiempo recorriendo los alrededores. La espada es recostada en el suelo y correspondiendo a Guilian, “Me llamo Chris, recién empiezo mi viaje.”
Guilian no cree que Chris sea un adepto, solo dio un golpe al hombre oso, pero Chris de inmediato le demuestra que se equivoca. Él es un adepto de Tierra, simplemente que no mueve tierra, usa sus poderes para aumentar su propia fuerza.
“No se trata del poder que tengas, sino cómo lo utilizas.” Y Guilian queda un poco intrigado por cómo el poder de la Tierra se vuelve fuerza bruta, pero Chris decide no responder, no es como que se conozcan lo suficiente. Por ello, él invita a Chris a viajar juntos, los dos derrotando monstruos mientras se abren paso al mundo le parece una grandiosa idea.
“Bien, ¿y a dónde sugieres que viajemos? ¿Tienes algo en mente?” pero solo consigue un “Ni idea” como respuesta. Chris sugiere ir al bosque que mencionó el viejo sastre, él quiere hacer algo al respecto sobre el agradecimiento pendiente del anciano.
A Guilian le parece una buena idea adentrarse al bosque infestado de monstruos para encontrar la aldea de elfos que nadie ha confirmado su existencia por más tiempo del que existen los pueblos y aldeas de los alrededores. “¿Lo dices en serio o solo estás siendo sarcástico?” es lo que dice la expresión de Chris al escuchar su idea desde esa perspectiva.
Después de medio día de caminar, los dos llegan al famoso bosque y entran sin considerar que está a punto de anochecer. Mientras Guilian usa sus puños flameantes para iluminar sus alrededores, Chris guía la incursión percibiendo los alrededores con sus poderes de tierra.
Una vez más, Guilian intenta saber cómo usa Chris sus poderes, por lo que Chris cede en esta ocasión. Al intentar controlar la tierra de los alrededores, esa zona es como una parte de su cuerpo, puedes reconocer la forma, posición y todo lo que esté en contacto.
Chris detiene súbitamente a Guilian, asegura que algo los está vigilando, pero de un momento a otro, Chris le advierte que una criatura se aproxima a atacarlos. Él sujeta a Guilian y lo jala para esquivar la embestida del monstruo, revelando su verdadera figura.
Un ciempiés de 10 metros de longitud, completamente acorazado, se postra frente a ellos dos mientras Guilian prepara su fuego para contraatacar, pero Chris lo detiene en el acto, advirtiéndole que su fuego podría incendiar el bosque entero, causando muchos estragos. “Confía en mí, yo pelearé en esta ocasión.” Dice Chris mientras desenfunda su espada y toma postura.
A pesar de lo grande que es su arma, la sostiene con un solo brazo, y Chris sale corriendo directo al ciempiés en una aproximación mutua. Chris se desliza por debajo de la criatura y le brinda un espadazo lo bastante fuerte como para levantar al ciempiés y caer tendido.
Chris no puede relajarse todavía, su espada lo golpeó, no lo cortó, debe encontrar un mejor ángulo para asestarle un ataque crítico. De inmediato el monstruo se levanta y ataca por segunda vez, Chris lo golpea con su puño izquierdo, volcándolo y descubriendo su mandíbula.
Él se abalanza para atacar al mismo sitio, calma su respiración, concentra sus fuerzas en un solo punto, la coraza fue debilitada por el primer ataque, un ataque más fuerte debe terminar el trabajo. Con un espadazo más rápido que la vista, el ciempiés empieza a derramar sus fluidos mientras se retuerce del sufrimiento, atacando a ambos adeptos con su enorme cuerpo.
Chris detiene el ataque, cubriendo a Guilian, con su fuerza aumentada, aunque es difícil resistir por lo resbaloso que está su cuerpo por los fluidos. Mientras Chris aguanta lo más que puede, un proyectil vuela directo a la herida del ciempiés, dejándole un agujero enorme atravesando su cabeza, y cayendo al suelo.
La batalla fue intensa a pesar de durar menos de un minuto, pero Chris no puede dejar de respirar por la falta de aliento, entonces su vista empieza a desvanecerse y cae de cara al suelo. Mientras pierde la conciencia logra ver unos pies aproximarse a la zona iluminada a medida que la voz de Guilian se pierde.
Chris abre los ojos, despertó en una cabaña extraña, y mientras Guilian da un gran suspiro de alivio, las primeras palabras que suelta Chris son para preguntar dónde está su espada. Guilian le dice que está enfundada y en la casa del jefe de la aldea, Chris conecta los puntos, alguien le dio el golpe final al ciempiés, y lo llevaron a una aldea dentro del bosque.
Entran a la habitación unas cuantas personas y los rasgos son evidentes, largas orejas, tez blanca, ojos brillantes, ellos están en la aldea de elfos. Le dan una muy resumida explicación, le salvaron del veneno de los fluidos del ciempiés comehombres con herbolaria y lo trajeron a la aldea, pero confiscaron su espada debido a la naturaleza de la intrusión.
Han pasado dos días desde aquella noche, Chris les da la misma explicación que Guilian, solo son viajeros que tenían curiosidad sobre la legendaria aldea de elfos y que no tienen malas intenciones. Una vez que Chris puede levantarse y andar sin ayuda, pasea por la aldea para ver lo que ninguno.
Los elfos son seres muy pulcros, modales impecables, aire de superioridad intelectual, aunque eso es solo una opinión, pero tienen grandes señales de vivir de la naturaleza, por ningún lugar se ven señales de que traten con carne, son vegetarianos. El recorrido de la aldea de ameno se vuelve monótono, y Chris se aleja a los extremos, antes de adentrarse al bosque.
Una vez que está detrás de la última casa, pregunta al aire ¿cuánto más vas a seguir vigilándome? Aparece de entre los árboles una chica de cabello verde esmeralda largo, sedoso, brillante y trenzado. Chris ahora está seguro, ella es quien remató al ciempiés.
La chica pregunta en qué se basa tal afirmación, la respuesta es clara, Chris notó que su cabello está peinado de tal manera que no obstruya su tiro con arco, además de tener claros hábitos de andar por las ramas, literalmente, se mezcla perfectamente con el ambiente boscoso, y por si no fuera lo suficientemente evidente, ella da exactamente la misma presencia de poder elemental de viento que en aquella noche.
Lo que más llamó la atención de Chris es que ella no comparta ni un solo rasgo élfico, ella se ve demasiado humana como para ser uno de los elfos, pero ella responde un tanto agresiva si él tiene un problema con ello. Al parecer Chris encontró un complejo muy sensible, “Verás, arriesgamos nuestras vidas para encontrar la aldea de elfos y lo más extraño es encontrar a una humana aquí, y más que eso, una adepta. ¿Qué puedo hacer sino encontrarlo fascinante?”
“Pues disculpa, me llamo Tsubaki y perdóname por no ser un elfo como el resto. Además, ¿poder elemental? ¿adepta? ¿De qué estás hablando? Solo soy una humana con artefactos élficos, me permiten usar magia para amplificar las habilidades de mis armas.” Chris le explica, ella usó poder elemental para pelear con su arquería, un adepto reconoce a otro si presencia sus habilidades en uso.
Eso no es como le explicaron a ella durante su entrenamiento, Chris le propone a ella enseñarle sobre el poder elemental, ya que no tiene razón alguna para mentirle u ocultarle información. Ella primero debe sacar información al jefe de la aldea sobre el por qué le han mentido sobre su identidad.
Ambos entran a la casa del jefe, Chris detrás de ella para brindarle apoyo moral y detenerla si la situación se sale de control, después de todo es un asunto muy delicado. Pero el jefe de inmediato los señala y explica que la aldea se encuentra en grave peligro debido a ellos dos.
Derrotaron al depredador alfa del bosque y, aunque sea motivo de celebración, la consecuencia más grave es el cambio del ecosistema. Sin la presencia del ciempiés comehombres la cadena alimenticia ha perdido el equilibrio, el frenesí podría no solo destruir la aldea de elfos, sino expandirse a los pueblos aledaños.
Comprendiendo la situación que han provocado, Chris y Tsubaki deciden cargar con la responsabilidad de sus actos. Guilian entra preguntando de qué trata el escándalo que se escucha hasta afuera y ella lo incluye en el equipo, “Gracias por ofrecerte de voluntario, manos de fuego”.
Ahora el trío de adeptos tendrá que trabajar muy duro por el bien de muchos sin que nadie sepa lo sucedido. Las aventuras siempre serán inesperadas, pero qué es la vida sin algo de misterio.
submitted by Holykris18 to escribir [link] [comments]


2020.09.14 00:48 guillepaez Resumen Semanal de Noticias III

Hola a todos, bienvenidos al resumen semanal número 3. Antes de empezar con las noticias queremos agradecerles a todos por el buen recibimiento de la semana pasada y la buena onda que nos transmitieron para seguir laburando. Fueron genial todos los comentario y, awards, nunca había recibido ninguno y se me llenó de cositos el post. Incluso hubo algunos que se coparon y nos donaron unos cafecitos. Mil gracias. Ahh estes es un proyecto que estamos haciendo en conjunto con u/churros_cosmicos, asi que los créditos también son para él. El texto es muy largo así que acá tienen el video en youtube.
Bueno, prepárense porque si la semana pasada fue intensa esta la va a hacer parecer como si hubieran sido noticias de Noruega. Acá vamos.
Ni siquiera tuvimos que esperar al lunes para los platos fuertes, porque el DOMINGO ya teníamos adelantos de lo que se venía.
Llega el LUNES, y empezamos a bailar:
De nuevo, tengo que aclarar que todo esto pasó antes de que llegara el MARTES, que se los resumo ahora:
Pasamos al MIÉRCOLES:
JUEVES, que venga un poco de tranquilidad por favor:
El VIERNES si fue tranquilo:
Antes de pasar a los números del covid queremos compartirles algunas noticias que no son del carácter de este resumen pero que son tan buenas que no pudimos dejarlas pasar.
Pasando a los números de COVID, esta semana fue la peor en lo que va de la pandemia. Si bien podríamos decir lo mismo de cualquier semana ya que hace desde la primera de junio que cada semana supera a la anterior en cantidad de contagiados, en esta tenemos números realmente alarmantes a nivel mundial.
Si se aguantaron todo esto, muchísimas gracias. Acá les dejo el link del cafecito por si alguno nos quiere dar una mano. Cualquier comentario es más que bienvenido para mejorar y hacer un producto de calidad.
Gracias!!!
EDIT: Link a todas las noticias
submitted by guillepaez to argentina [link] [comments]


2020.08.31 19:21 el_lectorXD Una Karen me asalta y policía feminista la defiende

Hola chicos este es mi primer post perdón si hay mala ortografía está mala experiencia paso 2 años antes de la pandemia Contexto:yo voy con mi novia y mi mejor amigo auna escuela privada mi novia tiene estrés postraumático será importante para más adelante Elenco: MD:madre con derecho HD:hijo con derecho Yo: helicóptero apache N:mi novia BF:Best friend mi mejor amigo PF:policía feminista PB: policía bueno Bueno íbamos saliendo de la escuela con BF y mi novia cuando bf dijo que quería parar en la esquina para hablar dónde hay una pizzería paramos y el pidió una pizza nos sentamos en un banco que está fuera de la pizzería y comimos el dijo que sus padres planeaban mudarse lejos. nosotros nos sorprendimos al escucharlo me puse mal ya que nosotros éramos amigos desde los 7 años y antes nos matabamos a golpes porque él era mi bully Y bueno ahora somos mejores amigos, bueno estábamos ahí hablando Yo:uff que mal bueno al menos nos podremos ver los días libres y si no hablamos por Skype BF:si tenés razón che, podemos vernos ya que tengo auto podemos salir entre los tres (Porcierto soy de argentina ) N:la verdad a mi me gusta la idea Suena mi teléfono Yo:chicos voy a contestar ya vuelvo si N:dale amor te esperamos La peor idea alejarme de ellos (era una llamada de mi mama preguntando dónde estoy yo le dije que estaba con n y bf en la pizzería y le conté que bf dijo que se mudará y cambiara de escuela ella me dijo que está bien que por lo menos nos podremos ver los días libres y dijo que está bien me dejó llegar tarde )cuando termine de hablar con ella siento que alguien está detrás de mi en eso veo que es HD el salta y me agarra del cuello dejándome inmóvil cuando trate de gritar por ayuda aparecio MD Yo creí que me iba a ayudar pero me golpeó fuerte en el estómago yo caigo en el piso Md:cállate si no quieres más HD:si cállate o te irá peor MD:ahora danos tu teléfono Yo en ese momento me quedé en silencio por qué me golpeó fuerte para ser una Karen golpea fuerte la hija de su madre Md:que no escuchaste dame tu maldito teléfono ahora estúpido HD trata de golpearme yo me paro y lo esquivo (se auto-defensa pero no lo golpee porque era de mi escuela y pensé que daría problemas pero me enfado mucho cuando me hablan mal Yo:no te daré mi teléfono maldita loca En eso ella trata de golpearme lo esquivo y le hago una llave le dije que me dejara en paz llame a N y BF N y BF:que pasa aquí? MD:ayúdenme este loco robo el teléfono de mi hijo y ahora trata de matarme Yo:BF no la sueltes voy a llamar a la policía en eso agarro mi teléfono HD trata de quitarmelo pero BF lo ve y lo patea fuerte dejándolo inconsciente llamo a la policía PF:hola 911 cuál es su emergencia Yo:hola porfavor mandé ayuda una mujer loca me intento asaltar y me golpeó PF:MENTIRA LOS HOMBRES SON IGUALES (gritando)MANDARE A ALGUIEN PARA QUE TE ARRESTE A TI cuelga Yo:tch espero que al que mandé pueda hablar conmigo Pasan 15 minutos y llega un policía PB:que pasa aquí? MD:policía ayúdeme estos chicos mocosos me golpearon y robaron el teléfono de mi hijo PB:eso es cierto? Yo:no la versad...me interrumpe MD:escuché oficial le digo la verdad tan solo mire como dejaron a mi bebé está muerto PB revisa a HD PB:señora el está bien solo está inconsciente En eso MD se libra de BF y agarra a N diciendo MD:DEJENME IR O MATO A ESTA ZORR* Yo:suelta a mi novia ahora Mi novia empezó a llorar de miedo yo la intenté calmar diciéndole que todo iba a estar bien ella se calmó PB:señora suelte a la chica ahora MD:no de seguro ellos le pagaron Se despierta HD y me quita mi teléfono diciendo HD:mamá ya tengo el teléfono Yo:dame mi teléfono PB dudando:oye (inserte nombre favorito)estás seguro que es tuyo yo le dije que si y PB le quita el teléfono a HD y dice PB:si es tuyo debes saber el fondo de pantalla HD:si es de Messi Yo:no es de wach diga o no se cómo se diga en eso pide que lo desbloquee HD intenta y falla diciendo HD:me olvidé de poner la huella Yo: déjame intentar Lo desbloqueo con un escáner de retina y se desbloquea y wuala el fondo es de wach dogs con Marcus de frente (los que juegas watch dogs entenderán) PB arresta a HD y MD GRITA MD:que hace suelte a mi bebé o mato a esta perr* En eso me arte y corrí y la golpee dejándola con la nariz rota PB:oye cálmate Yo:perdon pero no puedo dejar que hable mal de mi novia PB arresta a MD y pregunta si quiere levantar cargos Cuando dije que si MD empujó a PB y me pateó en mi lugar sagrado yo caí al piso por el dolor (imaginen que rompen su ps4 o su iPhone )antes de que se fuera PB le dije lo que pasó con la llamada y se investigo y despidieron a la mujer perdón si perdon por qué perdieras el trabajo Luego fui con mi novia y la abrase ella me preguntó si estaba bien le dije que si en eso BF dice BF:jaja bro tu novia casi se queda sin su juguete Yo y N nos reímos aunque no era el momento siempre nos hace reír BF
Bueno chicos esa fue mi historia espero que les haya gustado P.d:yo y BF todavía nos vemos los días libres y N y yo Estamos en una relación muy hermosa la amo 😍
Si subes mi historia a Youtube pasame el link mi pana guiño guiño jaja o quién sabe tal vez historias inusuales o voz de Reddit cualquiera que sea páseme el link si lo suben Edit:vallan a ver las historias de zaidgmzanz que le pasó algo similar y es un capo con una novia también con estrés postraumático gracias por su atención ahora me voy a cazar pokemons soy el_lector y aquí me despido bye
submitted by el_lectorXD to padresconderecho [link] [comments]


2020.08.31 19:21 el_lectorXD Una Karen me asalta y policía feminista la defiende

Hola chicos este es mi primer post perdón si hay mala ortografía está mala experiencia paso 2 años antes de la pandemia Contexto:yo voy con mi novia y mi mejor amigo auna escuela privada mi novia tiene estrés postraumático será importante para más adelante Elenco: MD:madre con derecho HD:hijo con derecho Yo: helicóptero apache N:mi novia BF:Best friend mi mejor amigo PF:policía feminista PB: policía bueno Bueno íbamos saliendo de la escuela con BF y mi novia cuando bf dijo que quería parar en la esquina para hablar dónde hay una pizzería paramos y el pidió una pizza nos sentamos en un banco que está fuera de la pizzería y comimos el dijo que sus padres planeaban mudarse lejos. nosotros nos sorprendimos al escucharlo me puse mal ya que nosotros éramos amigos desde los 7 años y antes nos matabamos a golpes porque él era mi bully Y bueno ahora somos mejores amigos, bueno estábamos ahí hablando Yo:uff que mal bueno al menos nos podremos ver los días libres y si no hablamos por Skype BF:si tenés razón che, podemos vernos ya que tengo auto podemos salir entre los tres (Porcierto soy de argentina ) N:la verdad a mi me gusta la idea Suena mi teléfono Yo:chicos voy a contestar ya vuelvo si N:dale amor te esperamos La peor idea alejarme de ellos (era una llamada de mi mama preguntando dónde estoy yo le dije que estaba con n y bf en la pizzería y le conté que bf dijo que se mudará y cambiara de escuela ella me dijo que está bien que por lo menos nos podremos ver los días libres y dijo que está bien me dejó llegar tarde )cuando termine de hablar con ella siento que alguien está detrás de mi en eso veo que es HD el salta y me agarra del cuello dejándome inmóvil cuando trate de gritar por ayuda aparecio MD Yo creí que me iba a ayudar pero me golpeó fuerte en el estómago yo caigo en el piso Md:cállate si no quieres más HD:si cállate o te irá peor MD:ahora danos tu teléfono Yo en ese momento me quedé en silencio por qué me golpeó fuerte para ser una Karen golpea fuerte la hija de su madre Md:que no escuchaste dame tu maldito teléfono ahora estúpido HD trata de golpearme yo me paro y lo esquivo (se auto-defensa pero no lo golpee porque era de mi escuela y pensé que daría problemas pero me enfado mucho cuando me hablan mal Yo:no te daré mi teléfono maldita loca En eso ella trata de golpearme lo esquivo y le hago una llave le dije que me dejara en paz llame a N y BF N y BF:que pasa aquí? MD:ayúdenme este loco robo el teléfono de mi hijo y ahora trata de matarme Yo:BF no la sueltes voy a llamar a la policía en eso agarro mi teléfono HD trata de quitarmelo pero BF lo ve y lo patea fuerte dejándolo inconsciente llamo a la policía PF:hola 911 cuál es su emergencia Yo:hola porfavor mandé ayuda una mujer loca me intento asaltar y me golpeó PF:MENTIRA LOS HOMBRES SON IGUALES (gritando)MANDARE A ALGUIEN PARA QUE TE ARRESTE A TI cuelga Yo:tch espero que al que mandé pueda hablar conmigo Pasan 15 minutos y llega un policía PB:que pasa aquí? MD:policía ayúdeme estos chicos mocosos me golpearon y robaron el teléfono de mi hijo PB:eso es cierto? Yo:no la versad...me interrumpe MD:escuché oficial le digo la verdad tan solo mire como dejaron a mi bebé está muerto PB revisa a HD PB:señora el está bien solo está inconsciente En eso MD se libra de BF y agarra a N diciendo MD:DEJENME IR O MATO A ESTA ZORR* Yo:suelta a mi novia ahora Mi novia empezó a llorar de miedo yo la intenté calmar diciéndole que todo iba a estar bien ella se calmó PB:señora suelte a la chica ahora MD:no de seguro ellos le pagaron Se despierta HD y me quita mi teléfono diciendo HD:mamá ya tengo el teléfono Yo:dame mi teléfono PB dudando:oye (inserte nombre favorito)estás seguro que es tuyo yo le dije que si y PB le quita el teléfono a HD y dice PB:si es tuyo debes saber el fondo de pantalla HD:si es de Messi Yo:no es de wach diga o no se cómo se diga en eso pide que lo desbloquee HD intenta y falla diciendo HD:me olvidé de poner la huella Yo: déjame intentar Lo desbloqueo con un escáner de retina y se desbloquea y wuala el fondo es de wach dogs con Marcus de frente (los que juegas watch dogs entenderán) PB arresta a HD y MD GRITA MD:que hace suelte a mi bebé o mato a esta perr* En eso me arte y corrí y la golpee dejándola con la nariz rota PB:oye cálmate Yo:perdon pero no puedo dejar que hable mal de mi novia PB arresta a MD y pregunta si quiere levantar cargos Cuando dije que si MD empujó a PB y me pateó en mi lugar sagrado yo caí al piso por el dolor (imaginen que rompen su ps4 o su iPhone )antes de que se fuera PB le dije lo que pasó con la llamada y se investigo y despidieron a la mujer perdón si perdon por qué perdieras el trabajo Luego fui con mi novia y la abrase ella me preguntó si estaba bien le dije que si en eso BF dice BF:jaja bro tu novia casi se queda sin su juguete Yo y N nos reímos aunque no era el momento siempre nos hace reír BF
Bueno chicos esa fue mi historia espero que les haya gustado P.d:yo y BF todavía nos vemos los días libres y N y yo Estamos en una relación muy hermosa la amo 😍
Si subes mi historia a Youtube pasame el link mi pana guiño guiño jaja o quién sabe tal vez historias inusuales o voz de Reddit cualquiera que sea páseme el link si lo suben Edit: visiten la cuenta de zaidgmzanz el le pasó algo similar
submitted by el_lectorXD to padresconderecho [link] [comments]


2020.08.19 23:30 macana144 "La Historia Oculta de la Transición" sobre Rodolfo Stange

24
LA GUERRA VERDE
General —le dice Luciano Fouillioux al director de Carabineros, Rodolfo Stange, mientras el helicóptero se desliza por la soleada mañana de la Sexta Región, en dirección al Cachapoal—, ya habrá visto que la prensa está anunciando que el fallo del ministro Milton Juica en el caso de los degollados está por salir. Aunque se trate de carabineros en retiro, sería bueno que nos reuniéramos para ver las posibles consecuencias de esto.

—Cómo no —dice el general—, me parece una buena idea.

Fouillioux lleva 14 días como subsecretario de Carabineros, un cargo al que llegó después de haber trabajado en la campaña de Eduardo Frei al lado de Edmundo Pérez Yoma, y todavía no imagina la crisis que está por desatarse. En realidad, nadie en el gobierno la vislumbra, aunque un manto de desconfianza ha comenzado a rodear las relaciones con el general Stange desde que los hombres de La Moneda creyeron sorprenderlo en una maniobra para mantener de facto a su subdirector, el general Alfredo Núñez.

En el intertanto, Fouillioux ha tratado de tender puentes hacia el mando de Carabineros para superar esa tensión inicial, y tal vez por eso esta mañana, la del 25 de marzo de 1994, el general Stange lo ha invitado a inaugurar el nuevo cuartel policial de Quinta de Tilcoco.

Y como a Stange le interesa la propuesta del subsecretario, en la mañana del lunes 28 lo recibe en su despacho de calle Zenteno. Pero ahora abundan las versiones acerca de que la resolución del ministro Juica involucrará también al general director en la sórdida trama de los crímenes ejecutados en 1985, que figuran entre los más despiadados de la historia.

—General —dice Fouillioux—, habrá visto lo que se dice ahora...

—Sí —dice Stange, con cierta desaprensión—, pero no hay nada de esto. No se preocupe, porque mis asesores ya me han dado las seguridades de que yo no vengo en las resoluciones del ministro.

La seguridad del general conduce el diálogo hacia el problema de qué hacer ante las probables condenas de los otros oficiales envueltos. Aunque ya están en retiro, Stange se muestra complicado por esas inculpaciones. Por mucho que se sostenga que no hay envolvimiento institucional, es un hecho que se ha mantenido en contacto con ellos, que los ha apoyado en su defensa y que resiente las acusaciones de abandono que algunos de ellos le formulan.

El subsecretario entiende; el mando jerarquizado supone también un compromiso con los subalternos. Por eso empeña su prudencia cuando le propone que Carabineros realice una declaración reconociendo la gravedad del delito. Stange queda de pensarlo. Al día siguiente responde que los generales rechazan la idea. “Están un poco duros en esto”, agrega.

Lo que el subsecretario no sabe es que las confianzas están quebradas hace ya mucho tiempo en Carabineros a propósito del caso de los degollados. Varios de los procesados se han acogido a la ley de arrepentimiento eficaz y algunos miran con ciego rencor la pasividad del mando para investigar el asesinato del coronel Luis Fontaine, el principal de los acusados en su condición de ex jefe de la Dicomcar. Peor todavía: uno de los jefes implicados, el mayor Guillermo González Bettancourt, ha grabado una reunión en la que Stange les explica el apoyo clandestino que les prestará y los insta a ocultar información ante el juez. Juica ha interrogado al general sobre la cinta y Stange ha reconocido su participación, explicando el contexto en que se dio y negando que quisiera obstruir el trabajo de la justicia.

Pero Juica no le cree. Y aprecia que, en todo caso, más allá de su opinión, hay una verdad lapidaria: el mando policial no ha mostrado el menor interés en investigar los crímenes.

En verdad, el general Stange podría difícilmente ignorar la opinión del ministro
Juica. En fecha tan anterior como 1992, ya tuvo la certeza de que el juez se dirigía no sólo contra los autores materiales de los asesinatos, sino también contra los mandos superiores por su nula colaboración en el proceso.

A fines de marzo de aquel año, cuando Juica se aprestaba a dictar sus primeras encargatorias de reo, el general inspector Mario Morales realizó una discreta gestión destinada a saber si, como se rumoreaba en ambientes judiciales, el ministro podría involucrar al general director. Cuando algunos abogados se lo confirmaron, el general eligió un domingo para ir, vestido de riguroso civil, a ver al propio ministro a su casa de calle Lyon.

Juica fue crudo. Había perdido toda confianza en Stange desde que, habiéndole dado la justicia la posibilidad de investigar él mismo los crímenes, se había iniciado una amplia opera­ción de encubrimiento con obvia anuencia de los superiores: negativas para presentar a los sospechosos, ocultamiento de documentos, destrucción de recintos, extravío de vehículos e incluso instructivos para que los hombres concurrieran a declarar con disfraces. No, le dijo el ministro a Morales, no se podía seguir hablando de inocencia: Stange debía ser procesado por obstrucción a la justicia.

Morales informó al general subdirector, Gabriel Ormeño, y habló luego con el ministro Enrique Krauss. El procesamiento del general director, le dijo, y su eventual destitución por ello, significaría que numerosos generales, incluido él mismo, se verían forzados a renunciar. Krauss, que calibró la gravedad de la crisis en un momento en que el Presidente Aylwin estaba fuera de Chile, habló con Juica. El 2 de abril de 1992 el ministro en visita dictó encargatorias de reo contra trece carabineros, incluyendo al anterior general director, César Mendoza. Stange no apareció en la nómina.

Stange conoció las gestiones por Ormeño. Se había salvado en el filo. Pero cuando el mismo general Morales declaró a los periodistas que sentía estupor y dolor por el hecho de que se confirmara la participación de policías en los asesinatos, Stange se encargó personalmente de reprocharle el desprestigio que causaba a la institución. “Los generales opinan que usted nos está poniendo de rodillas”, le espetó.

Morales comenzó a entrar en una extraña situación. Había hecho casi toda su carrera de oficial superior, desde teniente coronel hasta general inspector, como jefe de gabinete de Stange y su pequeño grupo de ayudantes había reducido a cero la influencia del otrora poderoso Consejo Asesor Superior. Sin embargo, desde 1986 —un año después de asumir ese puesto— había estado en la mira de los servicios de seguridad y la CNI había emitido informes oficiales que lo sindicaban como filo DC. Las acusaciones no le hicieron mella bajo el sólido paraguas de la Dirección General, pero sabía que la parte más sombría del régimen militar lo estimaba peligroso. Paradójicamente, la misma influencia hizo que el gobierno de Aylwin lo considerase como el “duro” en la sombra de Carabineros durante toda su fase inicial. Pero en 1992, en lo que pareció una obvia preparación para sucederlo a la hora de su retiro, Stange lo trasladó a la Dirección de Orden y Seguridad, donde Morales, académico y sofisticado, trabó rápidamente una relación de confianza con Krauss y el subsecretario Belisario Velasco.

Cuando formuló sus declaraciones sobre el caso de los degollados, Morales ya estaba bajo la sospecha de ser demasiado cercano al gobierno, una versión que parecía alentada con especial empeño por su superior inmediato, el general inspector Alfredo Núñez, que ya era candidato a ocupar la Subdirección si ella quedaba vacante. Ni las gestiones ante Juica y Krauss ni los puntillosos informes al general Ormeño modificaron ese panorama. Peor aún, el propio Ormeño, que hasta entonces era considerado el más cercano a Stange, entró en una rarísima posición de soledad, como si el solo conocimiento de los hechos lo hubiese tocado con la desconfianza.

En octubre del mismo año, los generales se enteraron, por consultas directas del ministro Krauss —que incluso les mostró el oficio—, que Stange había propuesto el pase a retiro de Ormeño, Morales y el general Fernando Cordero, amigo de escuela de Morales y primo de Krauss. Sin embargo, cuando se lo preguntaron, Stange dijo que no había tal cosa.

Ante la inaudita situación, y aprovechando su relación casi diaria, Krauss le anunció a Morales que el gobierno rechazaría su retiro. Morales dijo que en tal caso sería mejor que tampoco se fueran Ormeño y Cordero, un gesto que Krauss debió agradecer por la defensa de su primo, que él no podía hacer. Pero cuando el ministro conversó con el Presidente, llegaron a la conclusión de que no podrían mantener forzadamente a un subdirector; por lo demás, tampoco confiaban en Ormeño, a quien identificaban como cabeza del lobby que había impedido el traspaso de Carabineros al Ministerio del Interior.

El lugar de Ormeño fue ocupado por Núñez. Morales siguió activo, pero fue transferido al Consejo Asesor Superior, el órgano que él mismo había contribuido a anular. En los meses siguientes soportó un callado infierno: seguimientos, sumarios, anónimos y rumores sin fin. Como el tercero en la línea de mando, a fines de 1993 podría asumir la Subdirección, puesto que Núñez completaría su tiempo de servicio. Pero, entendiendo que en tales condiciones sería inviable, anticipó su retiro voluntario para noviembre de ese año.

En cualquier caso, Stange supo lo que opinaba Juica. Por eso ahora, en 1994, su confianza resulta doblemente extraña.

(En 1998, cuando el Presidente Frei proponga al ministro Juica para ascender a la Corte Suprema y la derecha se alinee para tomar venganza por el proceso a Stange, el general (R) Morales, ahora director de Gendarmería, le recordará al ex director general y ahora senador el favor prestado por Juica en 1992. Stange se retirará de la sala y no participará en la votación contra el juez.)

En la tarde del miércoles 30 de marzo de 1994 el gobierno recibe los detalles del fallo que Juica dictará al día siguiente: además de sentenciar a 15 carabineros y un civil, propone el procesamiento, a través de la justicia militar y por incumplimiento de deberes militares, de dos oficiales superiores y cinco generales, de los cuales el único activo es Stange.

La primera crisis de gran magnitud provoca un movimiento frenético en el gobierno de Frei. El comité político se reúne en la mañana del 31 con el Presidente y con un grupo de abogados y acuerda la estrategia oficial: defender la soberanía de las decisiones judiciales y confirmar la prescindencia del gobierno. La declaración es redactada durante la reunión y Germán Correa recibe el encargo de leérsela al general Cordero. Y el subdirector de Carabineros, asesorado de cerca por el general inspector Manuel Ugarte, pide algunos cambios de tonalidad y sugiere ciertas líneas.

Stange se ha ido a pasar el fin de Semana Santa a su fundo en Puerto Montt, a orillas del Maullín. En la tarde partirá a Huelmo, en la misma zona, el ministro
Pérez Yoma. Stange lo ha invitado a tomar té el viernes 1º: ahí podrán conversar más libremente de este problema.

Cuando la declaración ya ha sido afinada con Cordero, los ministros concuerdan en leer el texto y no responder preguntas. Lo hará el ministro Correa. La protesta sotto voce del director de Comunicación y Cultura, Pablo Halpern, cae en el vacío: el ministro secretario general de Gobierno, Víctor Manuel Rebolledo, tiene un avión a la espera en Cerrillos para llevarlo a la ceremonia de aniversario del diario El Día de La Serena.

Pero justo antes de bajar a enfrentar a los periodistas, Correa advierte que hace pocos días ha habido un incidente porque el subsecretario Velasco se negó a responder preguntas y los periodistas de “La Copucha”, la sala de prensa del palacio, se han rebelado. En un caso como éste, dice, será imposible no contestar. Y la pregunta más obvia será si el gobierno pedirá la renuncia a Stange. Lo que puede responder, agrega, es que no tiene esas atribuciones y que el general debe evaluar con su conciencia la situación, siguiendo la tesis, ya concordada, de que hay que dejarlo en la estacada.

La conferencia de prensa se desarrolla exactamente según lo previsto y Correa agrega a la declaración su ensayada respuesta. Al concluir, llama al general Cordero y le describe la conferencia, incluyendo el añadido.

—¿Qué le parece, general?

—Por lo que usted me dice, ministro —expresa Cordero—, creo que no debería haber problemas. Estoy con varios generales aquí, que lo han oído por el citófono abierto, y piensan lo mismo.

Correa deja el ministerio a las 21.30. Es el último. Todo está resuelto.

A sus espaldas estalla una tormenta. El general Stange, informado en Puerto Montt de los detalles, considera la respuesta de Correa como una provocación para insinuarle la renuncia. Una nueva declaración toma forma, con un rechazo a las palabras del ministro y un respaldo cerrado al jefe. La leerá al día siguiente el mismo Cordero, rodeado de todos los generales. Y cuando Stange regrese a Santiago, lo irán a buscar en masa al aeropuerto.

El té con Pérez Yoma queda cancelado.

El lunes 4 de abril el comité político se vuelve a reunir. Parece que sus bríos se hubiesen renovado tras el fin de semana largo. Sólo Correa protesta porque en esos días se ha quedado incomunicado de los demás ministros. En el acalorado debate se separan posiciones: Pérez Yoma y el canciller Carlos Figueroa opinan que se debe exigir a Stange su renuncia tras el acto limítrofe con la insubordinación realizado por sus generales; Correa y Genaro Arriagada se muestran más prudentes: no se puede hacer eso sin tener las facultades; Rebolledo tiende a compartir esta última posición. Pero el clima emocional del episodio los envuelve a todos. Con su vehemencia usual, Pérez Yoma toma el teléfono y llama al subsecretario Fouillioux:

—Cítame a Stange para las 3 —brama, y luego murmura—: le vamos a pedir la renuncia...

—Pero, Edmundo —alcanza a decir Fouillioux—, ¿tú crees...?

—Nada. Cítamelo no más.

A las 15 horas, Stange llega a las oficinas de Pérez Yoma, que lo recibe a solas. La situación es muy mala, general. La acusación del ministro Juica es de una gravedad tremenda, y más encima sus generales han sacado esta declaración insolente, y montado un show, primero al leerla y después en el aeropuerto. El gobierno, empezando por el Presidente, cree que debe renunciar.

Stange se defiende con dificultad. El ministro lo advierte abrumado, respirando con dificultad, como si la arritmia que sobrelleva se agudizara. Le parece que está a punto de acceder. Pero de pronto, con germánica bonhomía, Stange le pide tiempo para meditar hasta el día siguiente.

Esa tarde, Pérez Yoma regresa a La Moneda convencido de que la crisis dará al gobierno un triunfo resonante.

—Está listo —anuncia—. Sólo falta que Eduardo le dé el empujoncito.

Pero a la misma hora, Stange ha iniciado consultas con el auditor de Carabineros, Carlos Pecci, y con el abogado Pablo Rodríguez, recién contratado para su defensa en los tribunales. Ambos creen que una dimisión en estas circunstancias equivale a una autoinculpación, y que debilitaría en forma decisiva la defensa judicial.

A primera hora del martes 5, Stange ordena llamar al jefe de la Agenda Presidencial, Miguel Salazar, para que se le facilite la sala de prensa y un podio para dirigirse a los periodistas tras su encuentro con el Presidente. Salazar rechaza la idea, y lo respaldan Rebolledo y Halpern: esa tribuna es para ministros y subsecretarios, y además en este caso hay demasiados riesgos envueltos. Pero Pérez Yoma y Fouillioux están convencidos de que la petición confirma que Stange anunciará su dimisión, e insisten en que se le faciliten las cosas.

A las 9.30 lo recibe el Presidente. El general inicia el diálogo con un extenso balance sobre su período al frente de Carabineros, el modo en que el Cuerpo ha contribuido a la reconciliación y los planes que tiene para el futuro cercano. Luego explica su posición ante el proceso de los degollados y por qué considera injusta la imputación de Juica. Añade que está seguro de que finalmente será exculpado.

Frei responde que el gobierno estima demasiado grave el cuadro que se ha creado. Pero el diálogo avanza con lentitud y ambigüedad entre los dos hombres poco verbales. Por fin, cuando Frei plantea la posibilidad de la renuncia, Stange responde que no puede hacerlo hasta que no demuestre su inocencia. “Y vendré a verlo después, para ver si opina lo mismo, Presidente”.

Después de 80 minutos, Stange sale del despacho y pide un baño para refrescarse. Mientras se encamina a la sala de prensa, el Presidente llama a Correa y le informa de la negativa del general. Demudados, los ministros se reúnen a esperar lo que Stange dirá a los periodistas. Y sienten vértigo cuando lo oyen declarar:

—Yo-no-re-nun-cio.

Se ha declarado la guerra. En su siguiente encuentro, unos días después, Pérez Yoma se lo dirá en términos brutales a Stange, con gritos que quebrantarán los sutiles tabiques de su gabinete:

—Usted, general, no sólo fue a orinarse en la casa del Presidente, sino que además a hacerlo con ostentación.

—No era la intención, ministro, cómo se le ocurre —dirá Stange, afligido—. Si se ha interpretado así, me arrepiento de veras.

—Mire, general: yo no le creo. Conmigo, desde ahora ya sabe a qué atenerse. No se lo voy a perdonar.

Los jefes policiales perciben en la misma noche del 5 que la situación es crítica. Un general, Osvaldo Muñoz, llama al diputado Aldo Cornejo, que es estrecho amigo de un hermano del general Ugarte, para pedirle que interceda ante el gobierno. Más tarde, el general Cordero opta por un acercamiento más frontal y le pide al subsecretario Fouillioux que se cree una mesa de conversaciones, ojalá con él mismo.

Pérez Yoma autoriza el paso y a partir del miércoles 6 Fouillioux y el jefe del gabinete político del ministro, Gonzalo García, inician una ronda de extenuantes reuniones con los generales Cordero, Ugarte y Pecci. En la noche de ese primer día, la propuesta oficial de que Stange tome vacaciones hasta conocer el dictamen definitivo de la justicia y luego pase a retiro es aceptada en principio. Pero Stange duda y pide tiempo para reflexionar.

El viernes 8 responde: no. Los negociadores del gobierno, exasperados, amenazan a Cordero con sacar la crisis a la luz pública e incluso exponerse al Consejo de Seguridad Nacional. Esa noche les llega el oficio que informa que Stange toma vacaciones por 30 días a contar de esa fecha. Pero no hay compromiso de renunciar. El mando subrogante queda en manos de Cordero.

Mientras los 30 días vuelan, el gobierno se enfrenta al riesgo de quedar de nuevo sin solución. Fouillioux se empeña a fondo con el general Cordero y obtiene una propuesta: un permiso administrativo por 60 días, con un propósito decoroso: digamos, el estudio de un plan de modernización, encargado por el propio Ejecutivo.

Pero en la primera semana de mayo, Pérez Yoma recibe la información de que, concluyendo sus vacaciones, Stange retornará sin completar su permiso administrativo, que ya está cursado. El lunes 9 lo recibe para volver a discutir el asunto. Y, otra vez en tono duro, el ministro le propone llegar a un compromiso para que se retire una vez que concluyan el proceso y los permisos especiales. Sin el argumento de la defensa de su honor, Stange declara que debe pensarlo. Y el martes 10 Pérez Yoma recibe un oficio que le informa que el general director reasumirá el mando el día 17.

El ministro estalla en cólera.

Pero para entonces, el gobierno sabe que en la cúpula policial se han quebrado las confianzas. Durante la ausencia de Stange, Cordero ha dado ostensibles señales de ejercer el mando en plenitud y ha mantenido un diálogo asiduo con el gobierno. A medida que le han dicho que Cordero parece aspirar a reemplazarlo, Stange se ha preocupado de subrayar que no ha delegado sus facultades; pero desde la distancia es difícil controlar la situación. De modo que el regreso anticipado parece menos un desafío al gobierno que un esfuerzo por frenar a sus subordinados.

A su turno, los carabineros han percibido que también el gobierno está embarcado en una disputa intestina por el manejo de la crisis. La semana anterior, el ministro Correa ha recibido del director de Seguridad, Isidro Solís, la versión de que el general Juan Salinas, muy cercano a Stange, puede proponer una negociación. Correa ha planteado el tema al Presidente, pero éste no le ha respondido nada y más tarde el ministro del Interior ha sabido que el ministro de Defensa sigue a cargo del conflicto. La falta de definición ha llevado a Correa a redactar una renuncia que se propone llevar un sábado a Cerro Castillo, donde el Presidente pasa el fin de semana. Pero lo ha detenido la opinión de Ricardo Solari: si renuncia ahora, tendrá que explicar por qué. Y no puede hacer tal cosa en medio de una crisis.

Correa se resigna y en la semana del 9 de mayo recibe de Solís la propuesta del general Salinas: Stange esperará la resolución final del juez y renunciará seis meses después, con todos los honores del caso.

El viernes 13, la gestión de Correa llega a oídos de Genaro Arriagada, que propone reunirse de urgencia, esa misma noche, en casa de Pérez Yoma, con Correa. Y allí, a gritos, descalifica la operación:

—¡Movidas paralelas! ¡Y con generales de tercer orden! ¡Están poniendo en peligro al Presidente! ¡Esto debe cesar de inmediato!

Correa entiende que la violenta embestida de Arriagada echa a pique el intento. La conexión Solís queda desactivada. Y con ella, el retiro pactado.

El lunes 16, antes de que se consume el anunciado regreso al mando, Pérez Yoma se reúne nuevamente con Stange. No puede volver, le dice, porque su permiso no ha sido anulado. Si quiere hacerlo a la fuerza tendrá un conflicto administrativo. Debe salir, y ahora las facultades que delegue deben quedar por escrito, para que no se repitan las desavenencias de los últimos días. El general quiere estudiarlo con sus asesores.

Pero el ministro, que ya ha aprendido a leer estas dilaciones, le advierte que no terminará la reunión sin que se haya zanjado el asunto de las facultades. Fouillioux y el general Pecci las pueden estudiar. Y mientras los dos funcionarios se dan a esa tarea, el propio Stange se integra para supervigilar lo que Pecci está cediendo. Esa noche queda redactado el decreto de subrogación que confiere a Cordero 10 de las 17 facultades privativas del general director.

Al día siguiente, el jefe de Comunicaciones Sociales de Carabineros, el mayor Camilo Salinas, filtra a la radio Chilena la versión de que Stange reasumirá en plenitud cuando regrese del permiso. En La Moneda hay un estallido de ira; la fuente es identificada en cosa de minutos. Fouillioux recibe la orden de pedir medidas severas al general Stange.

Y cuando está hablando con él, suena el teléfono presidencial: Frei exige que el mayor Salinas sea removido de su cargo. Fouillioux transmite el enojo del Presidente palabra por palabra, y Stange responde que Salinas dejará el cargo mañana, y muy pronto la institución. Sólo cumplirá lo primero.

A comienzos de junio, el ministro de la Corte Marcial declara que no hay fundamentos para procesar a Stange. A petición del propio mando de la policía, la investigación de la justicia militar ha sido llevada por un juez civil. Claro que se trata del ministro Alfredo Pfeiffer, bien conocido en la comunidad alemana que ha defendido a Stange.

El 17 de junio, de regreso en Santiago, visita a Pérez Yoma para entregarle el primer borrador del plan de modernización, un grueso volumen que el ministro deja a un lado sin casi mirarlo. Lo que le importa es otra cosa: como todavía hay recursos pendientes tras el fallo de Pfeiffer, el permiso debe continuar.

Stange está de acuerdo. Pero unos días después pide una nueva audiencia con el ministro. Carabineros ha escuchado que el gobierno estudia un incremento de remuneraciones para los uniformados y el general quiere asegurarse de que el ministro conozca sus necesidades en direc­to. Pérez Yoma la pasa a Fouillioux y mira a Stange con extrañeza:

—General —le dice—, ¿le pedí yo esto?

—No, ministro, pero como estamos hablando del plan de modernización...

—¡Qué plan de modernización! Me importa un bledo esa huevada, lo que me importa es que usted se vaya. ¿Lo entiende? ¿Con cuántas neuronas funciona usted, general? Y ahora me trae una propuesta de aumento de sueldos, que no-le-he-pe-di-do: ¿se imagina lo que voy a hacer con ella?

La crudeza del ministro carga de tensión el ambiente. Stange, que no quiere perder la compostura ni la educación de que se enorgullece, contesta algunas formalidades y se va.

—Lo voy a volver loco —se agita el ministro—, juro que lo voy a volver loco.

El 18 de julio Stange regresa al mando y entrega la versión final del plan de modernización, redactada por una comisión que ha encabezado el general (R) Núñez, marginando por completo a Cordero. El plan queda arrumbado en Defensa y el gobierno se las arregla para filtrar a la prensa que el general director sigue en su cargo sin la confianza del Presidente. Frei aprueba esa estrategia; ya ha hecho plenamente suya la tesis dominante en el equipo político: a derrota política, victoria moral.

Las señales se despliegan de inmediato. Un día después se rechaza el permiso para que Stange concurra a una reunión en Lima de la Organización Internacional de la Policía Uniformada. En pocas semanas se rechaza también la petición de fondos para que Carabineros sea el anfitrión de un Congreso Mundial de policías, en octubre. Pérez Yoma deja de asistir a todas las ceremonias de Carabineros.

El 31 de agosto la Corte Suprema sobresee definitivamente a Stange. Sólo entonces modera el ministro de Defensa su trato hacia el general. En septiembre visita las escuelas de Suboficiales y de Carabineros, invita a los generales a un almuerzo y aprueba los ascensos de oficiales subalternos. Pérez Yoma tiene una razón adicional para su nuevo enfoque: ya sabe que habrá cambio de gabinete y que con Figueroa en Interior podrá afinar una estrategia de pinzas contra el jefe policial. Por eso también se anticipa a autorizar un viaje futuro de Stange a Egipto y plantea que, ya sin urgencia y ante sus recientes quebrantos de salud —arritmia, hipertensión, una operación a la próstata—, se retire en 1995, tal vez en abril, para el aniversario de la institución.

Cuando en octubre el general lleva la propuesta del nuevo alto mando, que incluye los retiros de Cordero y Ugarte, Pérez Yoma está preparado.

—No, general —le dice—, tal como han estado las cosas, lo mejor es que usted siga con su mando tal como está.

Stange vacila, pero le parece razonable. El anuncio, a fin de año, tiene un efecto devastador: mientras los generales se sienten respaldados, los coroneles ven brutalmente frenadas sus carreras por un mando objetado.

En febrero de 1995, tras retornar de su viaje a Egipto, Stange comienza a analizar la fecha de su retiro con la asesoría del general Pecci. Varias reuniones con Pérez Yoma acercan los criterios, aunque en todas ellas el general deja siempre pendiente la respuesta final.

A comienzos de marzo, en el avión que lo trae de regreso de otro viaje, esta vez a El Salvador, Stange les comenta a dos empresarios que podría retirarse el 27 de abril, la fecha propuesta por Pérez Yoma. La noticia se filtra rápidamente a la prensa.

Y el 23 de marzo el general llega a la oficina de Pérez Yoma con semblante pesaroso: ante las versiones que se están publicando, no puede irse en la fecha planteada, porque otra vez parecerá que lo están echando. Pero el ministro, que ya conoce en detalle el origen de los rumores, está decidido a no darle tregua. Si quiere corremos la fecha, general, pero usted me firma ahora su renuncia, en blanco. Stange protesta por la exigencia: querría hablar con el Presidente, para explicarle... Cómo no, general, pero no hay audiencia sin este papel firmado. El ministro le extiende un oficio sin fecha. Stange guarda silencio. Parece sorprendido.

—Me gustaría llevármelo. Necesitaría pensarlo...

—Ah, no. No otra vez. Usted no sale de esta oficina mientras no firme —corta Pérez Yoma.

Tras un largo forcejeo, Stange accede a firmar para que el documento sea entregado al Presidente, que lo recibe como el trofeo más valioso de su ministro de Defensa.

En el acuerdo, sin embargo, parece implícito que Stange podrá pedir aplazamientos razonables. Tras el primero —el del 27 de abril— parece posible que se realice el 2 de agosto, cuando cumple 10 años al mando. Pero como esta versión se desliza una vez más a la prensa, hay un segundo aplazamiento, por tres meses más: de ese modo podrá presidir el Congreso Mundial de policías, que ahora sí se realizará en Santiago, en los primeros días de octubre. Aprovechará esa ocasión para un último desplante ante la prensa: la fecha de su dimisión, declara, la decidirá por sí mismo.

Concluido el Congreso, el 7 de octubre, Stange anuncia el retiro en una ceremonia oficial. El 14 entrega el mando al general Cordero, que será acompañado por el general Ugarte como nuevo subdirector.

Un año más tarde, el general (R) completará los sondeos para postular como candidato al Senado por la Décima Región en la lista de la UDI. Mientras esté en ello, el general director Cordero se encargará de remover del alto mando a todos los hombres que más respaldaron a Stange en sus 18 meses de resistencia a la voluntad presidencial. En menos de dos años no quedará ninguno.
submitted by macana144 to chile [link] [comments]


2020.08.19 18:22 pizerogordo11 Arquitectos.

En una semana de sueños desperdiciados y memorias decrépitas, me desperté queriendo olvidar que había dormido. Para ello me propuse levantarme de la cama para ir al comedor como si hubiera atendido un llamado. Repitiendo esa prometida idea en mi cabeza. Insistiendo en salir. Sin embargo, tan pronto como me hipnotizó el roble que se veía en la ventana, la cama agarró mis parpados para cerrarlos, y tal fue la sutileza con que se me dominó, que yo no respondí. Así, comenzó a extinguirse toda claridad, pero seguía teniendo el calor de las mantas. Mis manos y mis piernas dejaron de existir. Como si en aquel calor me hubiese hundido, el sueño comenzó. Y por más que parpadeara no cesaba de ver aquello.
Aparecieron tres hombres por un arco, por donde la luz inundaba todo el cuarto. Desde la cama de arriba yo los observaba, mientras ellos tenían la mirada hacia abajo. Portaban un sombrero los tres y un impermeable como mafiosos. Supe que me miraban a mí, incluso si yo estaba por encima suyo. Ellos irguieron hacia allí abajo, exactamente al mismo tiempo, pistolas aún más negras. Se mantuvieron en esa posición, a poco más que acariciar el gatillo para disparar. En unos segundos las sombras se disiparon sobre mí, cubriéndome por entero la visión; dando fin a la ilusión.
Me desperté largando el aliento reservado, miré a la puerta de mi habitación. Fui a salir. Luego de dar con un pasillo, entré rápido al baño para esconderme. Entonces, de una mirada, descubrí que el espejo estaba roto. Yo me acerqué a verlo y me vi partido en tres. Pensaba que todos estaban durmiendo, pero escuché las puertas de mi casa abriendo y dejando salir pasos que se iban y venían, se reinventaban. Corrí a cerrar la puerta. Cuando los escuchaba ponía mi espalda en la puerta para cuidar que no entrara nadie, porque pensaba que me retarían sin solicitar mi explicación. En tanto, mi padre habló por la puerta con la voz rasgada que le daba la madera:
-Hijo, ¿sabés que llegaron “albañiles” —no debe cuestionarse el uso de esta palabra suya— para construir aquello?
-Bueno- dije.
Recordé que mi padre quería que aprendiera a tener buenos modales, y consideré que empezaría presentándome a sus empleados cuando saliera; al escucharlo, olvidé absolutamente el encanto en que me sumergió la cama. Me apresuré a salir de allí a mi pieza sin que me vieran. Me vestí mejor y salí a encontrármelos de casualidad. Caminé por toda la casa sin encontrar la casualidad. Quise volver a recorrer todo el lugar, pero me distraje caminando en las baldosas, siguiendo los motivos floreados con la mirada. Inadvertidamente, entraron los pies de mi padre a las vistas y me chocó sin fuerza. Él siguió caminando mientras me daba vuelta a decirle algo, y lo escuché hacer una pequeña risa. En ese momento no quise pensar que descubrió el espejo roto, ahora es difícil no tomarlo en consideración. Yo lo seguí a través de las puertas, cuando lo iba a alcanzar entró en un cuarto iluminado por un solo foco, bien amueblado. En una mesa con cartas de truco desparramadas se sentaban mi padre y su amigo. Este se paró para saludarme. Yo fui a saludarlo y agarré una silla para jugar al truco. Mi padre me hizo dar cuenta de que no había posibilidad de que jugara, pues solo sabían jugar de a dos. Acepté como pude para moderar los gestos que mi padre decía irrespetuosos. Su amigo me habló y me preguntó cosas disparatadas, a saber, si quería ser un albañil como los otros amigos, si tenía trabajo, si quería jugar al truco, etc. Además, propuso hablar de literatura. Le dije que solo podía inventar cosas acerca de ello, porque no sabía leer bien por mi dislexia. Se rio y dijo que también se negaba a leer. A cada carta tirada me dictaba su valor. Yo no toleré la idea de que haya ignorado mi conocimiento de las reglas, siendo que había pedido yo mismo que me inviten. Pronto me di cuenta que se estaba aprovechando de la ingenuidad de mi padre. Lo hacía ganar o perder, según lo que resultara de su imaginación. Cada tanto se ocultaba entre las tres cartas de su mano. Siempre que me hablaba yo miraba la mesa, incluso si no había más que colillas de cigarro, por vergüenza; o veía desde mi lugar sombreado a mi padre siendo feliz, aún engañado, de sus tiradas. Decidí que tenía que huir de ahí y fui hacia la pared para abrir la puerta con reparo artificial, que era para mi sinónimo de respeto. Antes de irme me preguntó algo más que yo no escuché. Pregunté qué dijo, y se escuchó reverberar en la pared. Aparentemente eso les causó gracia, porque comenzaron a reírse sin darme respuesta.
Abrí la puerta dando la espalda, aguantando la respiración. Quise irme, lleno de vergüenza, a mi cama a ver si podía soñar de vuelta. Desde los pasillos que estaba recorriendo espiaba en vano los demás para encontrarme con los albañiles. Al estar cerca de mi pieza, rectifique mi vista. Y vi a la distancia el baño medio abierto que dejaba salir un halo estrecho. Penetró inmediatamente un escalofrío casi imperceptible en mi estómago; comenzó a inquietarme saber que el espejo estaba a la vista de todos los habitantes de la casa y que, por ello, no podía conocer qué consecuencias me esperaban. Luego, me di cuenta de que, en caso de ser visto el espejo, no habría necesidad en dejar el baño sin cerrar la puerta, y se me figuró entonces como una burla irrecusable. Caminé hacia allí sin remedio, calculando los pasos de forma extraña a cada uno. La curiosidad me había transportado a la puerta, y luego al final del baño. Ya había aceptado la contingencia de forma que fuera imposible negar mi culpa ante cualquiera. Me giré definitivamente y mis manos tocaron todo lo que vieran para balancearse. El suceso hubiera sido desmerecedor de preocupación una vez visto mi reflejo partido en tres, pero los hechos me sumieron en el mismo sentimiento. Estaba cada expresión de mi rostro manifestada en el espejo, que me mantuvo apreciando la extravagancia del oro que recorría todo el marco, como reflejaba en cada toque y en el propio cristal la luz del foco. Era un nuevo espejo. Sentí el riesgo de que me vieran conmocionado y solo. Por instinto, regresé afuera con la confusión que sustituía las dudas por goteras y zancadas resonantes, mi portada y las sucesivas. Llegué a mi habitación, revisé todos los lados de la habitación, hasta ver en mi biblioteca un hueco de tres libros, los cuales me facilité olvidar. Fui a la parte superior de la litera, y volví otra mirada más ansiosa a la habitación. Entonces, vi todos los muebles de madera, la mayoría con alargadas flores talladas en madera y resaltadas por sombras limpias de cualquier atisbo de polvo, dispuestos de forma exquisita por toda la pieza. A falta de experiencia sobre esto, diremos que eran bibliotecas, placares, aparadores y mesitas de luz. Además de una alfombra mandala extendida en la mitad de la habitación. Estaba maravillado a la par que agradecido, eran intocables, como dulces recuerdos. Por eso, me negaba ese pensamiento absurdo que llegaba una y otra vez, incluso ahora, a mi conciencia: “Es innegable que están hechos a mano.”
submitted by pizerogordo11 to CreaUnCuento [link] [comments]


2020.08.12 02:13 Librarii Mi primer capiulo :3

HERFANES
Capitulo 1.
- Ahhhh! – De forma brusca, algo la levanto – Soñé algo horrible, Melisa… Estabas muerta en mi sueño – Exhala – Al menos sé que fue una pesadilla solamente – Con el tremendo susto que recibió, agarro su almohada y volvió a acostarse - ¿Meli?, hey ¿Estas bien? – Tomo su mano, quiso ver si tenía pulso, su expresión facial se transformó en algo terrorífico, no sentía el corazón de su hermana – ¡Responde! ¡No me dejes! – Le hizo RCP esperando que hubiera alguna reacción – Meli… - Reposo su cabeza sobre sus brazos, y con lagrimas que recorrían sus mejillas, nariz y boca, solo podía rezar para que esta fuera otro mal sueño.
- Ahhhh! – Otra vez se despertó, pero ahora de verdad. En efecto, todo era falso, miro a su costado y no había nadie, se paró de la cama, y con sus pies desnudos, salió de su habitación. Bajo por unas pequeñas escaleras hechas de piedras, y camino cuidadosamente por el patio, justo en la zona de entrenamiento.
Ella salió a tomar un poco de aire fresco, a reflexionar un poco lo que había pasado. Mientras se lo planteaba escucha un sonido fuerte proveniente de la cocina, ella por su cuenta decide investigar, la luz esta prendida, lo que es raro a esas horas de la madrugada, se llevó un palo de madera que se encontró muy cerca de ella, de hecho, lo dejo ahí una noche anterior, abrió poco a poco la puerta, sin saber lo que iba hallar- ¡Te atrape! ¡Ahora dime que haces aqu…! – Su rostro de valentía se convirtió en decepción.
- ¡Sorpresa! Tardaste un poco Laria, tal vez dejarte una nota de venir aquí en vez de parecer un intruso era mejor, pero quería hacer algo más interesante y no tan típico, mira esto – agarro un cañón de confeti – Que raro, no funciona, a lo mejor si meto un cuchill... –Antes de terminar su frase, el cañón explota soltando un montón de confeti – Woah ¿No es genial?
- ¿Qué es esto Melisa? – Pregunta Laria
- ¿No sabes qué es? Es tu cumpleaños boba, eres adulta… En algunos países-
- Iugh
- No pongas esa cara – Melisa pone sus brazos cruzados – Mira, aquí están todos – Empezó a señalar – Ahí esta Marcos, Santi, Amber y otros que no me acuerdo su nombre jeje -
- ¿Y María y Silas? – Pregunta Laria
- Ah, ellos no pudieron venir, están un poco ocupados, pero no es nada contra ti, ya sabes cómo es esto, entre mas rango mas trabajo.
Antes de que pudiera celebrar el cumpleaños y soplar esas 18 velas, cerro con fuerza la puerta, todos en ese lugar se quedaron impactados – ¿No le habrá gustado el pastel? Jeje – Melisa intento hacer una broma para ligerar la tensión.
Afuera, en la zona de entrenamiento, Laria paseaba. Andaba molesta, todos sabían que a ella no le gustaban las fiestas ni los cumpleaños ¿Qué estaban intentando hacer? Pero más que eso, quería saber porque soñó lo que soñó ¿Significaría algo?
Esa duda la hacía sentir rara, solo sabía una forma de afrontar sus emociones, sea cual sea, fue directamente a la armería que estaba enfrente de la cocina y la zona de entrenamiento. Tomar con sus manos el arma con mas filo que había, y volver.
Sin antes darse cuenta, ya sostenía una espada tan filosa que el reflejo del amanecer se podría deslumbrar por completo, dirigiéndose al muñeco de practica que tiene el mismo tamaño de Laria, 1.83 aproximadamente, totalmente de madera. Se posiciono, agarro con fuerza el mango y se dispuso a atacar, fue tan duro el golpe, que dejo una marca en el muñeco tan notable, si hubiera tenido una espada del doble del grosor de la que poseía, seguramente lo partiría a la mitad.
- Oye – Le hablo Melisa – Sé que no te gusta nada de esto, pero quería hacer algo lindo por ti, digo, cumples 18 años, el mas importante, por fin podrás ser una líder, siempre has querido eso ¿No?
- Eso es lo que más me incomoda
- Vamos, seguro serás una gran…- Las palabras de Melisa fueron interrumpidas por una voz muy profunda, que cada vez que la escuchas sientes como si fuera una persona que no importa lo que diga, le sueles creer, que seguirías hasta el fin del mundo.
- Chicas, tenemos un asunto que tratar – Explico – Síganme
El peculiar hombre, las guio hasta la sala madre que está a una puerta de la cocina, del lado izquierdo. Es enorme, pero curiosamente muy vacía, no había televisión, ni sillones, en general ningún mueble u objeto que no fueran necesarios, casi todo se rellenaba con cojines, mesas pequeñas, libros. Las paredes llenas de espejos y obras de arte, autorretratos, algunos eran familiares, otros eran héroes para ellos, y porcentaje menor, eran pinturas llenas de simbolismos y filosofías.
Es tan grande el lugar, que había muchísimas puertas, tantas que hay 4 pisos repletas de ellas, Lo grande y ancho del lugar, mas el hecho de que no tenían muchísimos objetos creaba del sonido mas diminuto, un eco enorme, en especial cuando no hay nadie. Todas las habitaciones son de miembros, cada uno con su respectiva cama, baño, y alguna que otra pertenecía personal, solo pocos eran los afortunados en tener un cuarto separado de los demás, y entre las personas con suerte se encuentran Laria y Melisa.
El de la voz gruesa abrió una puerta que esta escondida detrás de una librería, Con una llave dorado que la tiene colgada en el cuello, pero que no se alcanzaba a ver por su saco que la cubría, Uso esa llave para girar la cerradura. Enfrente de ellos hay una escalera en espiral hacia abajo, los esperaba un camino tan estrecho que solo podían avanzar uno a la vez. El pasillo es como el de un bunker, al ser de concreto y teniendo unas luces blancas que parpadeaban, le daba un ambiente sofocante. Al llegar, una entrada de metal les negaba el paso, el hombre se encargó de dar una contraseña, antes de que hicieran un gesto, la puerta metálica se abrió, dejando ver lo que había adentro. Un centro, eso era. Un lugar lleno de libros, hojas en la mesa, en varios tablones e incluso en el suelo, todas repletas de información, de personas que siguen en búsqueda, objetos perdidos, secretos de países y facciones enemigas, así como los suyos. Los únicos que podían entrar ahí, eran los propios líderes y alguno que consideraban digno, por lo cual, casi nadie sabía de ese lugar, para la mayoría solo son rumores.
- ¿Que ocurre Padre? – Pregunto Melisa.
- Miren esto – El hombre es bastante alto, mas que Laria, alcanzando 1.95, piel blanca, cejas firmes, y unos ojos cafés que mostraban confianza ante la situación mas complicada, del mismo color tiene su saco y sombrero, un pantalón que combinaba con su zapato, ambos son igual de negros, en el caso de sus zapatos, podrías ver hasta tu reflejo – Hay un collar muy valioso que debe ser encontrado.
- ¿Un collar? – Pregunta Melisa intrigada.
- Si vale mucho, se dice que su valor puede ser llegar hacer de una hoya repleta de monedas de oro, hay coleccionistas que pagarían muy bien por esto – Fue directamente a Laria, toco su hombro y le dijo – Estamos esforzándonos a encontrarlo, no somos los únicos que la buscamos, con ese dinero podríamos pagar nuestros gastos, tal vez por muchos años.
- ¡Bien! ¿Cuantos iremos? ¿100? ¿200? ¡Espera! ¿Si somos 200 podemos llamarnos equipo Melisa? – Melisa con gran entusiasmo como siempre, le hizo reír a él, de mejilla a mejilla. Laria ni tan si quiera mostro un gesto.
Melisa tenía 14 años, Rubia, de ojos azules, de unos 1.63 metros y una sonrisa más grande que cualquier luna menguante, por lo cual su visión de la vida es graciosa y un tanto inocente, eso la distinguía de forma muy especial en ese lugar, y en el corazón de muchos. Se llama Melisa Lockheart, pero todos la conocían como la pequeña Meli.
Laria en vez de parecerse a su hermana, la diferencia entre ambas es enorme, cabello castallo, ojos oscuros, y mientras Meli siempre le encantaba estar rodeada de gente, Laria se sentía mejor en la soledad, incluso cuando entrenaba. Su visión del mundo es seca, como si nada le causara una respuesta que no fuera la de tirar la mesa e ir se. El Yin y el Yang plenamente representados en ellas.
- No Meli – Aclaro el hombre – Lo que necesitamos es cautela y sigilo, por eso iran los que pienso que están mejor en esta misión.
Melisa solo pensaban en una cosa
- Serán: Parlo Adam, Amber, Laria, Melisa y yo.
- Mm… Adam ¿Ese debilucho? – Laria entre dientes aclaro su disgusto.
- AHHHH, tiene que ser una broma SIlas – Melisa con una molestia, le replico
- ¿Pasa algo Meli? – Pregunto Silas.
- No… Solo que como ya comienzan las clases, no quiero sobre esforzarme jeje.
- Meli… ¿Qué te dije sobre las mentiras?
- ahhhh – Suspiro – “Si miento, le miento a mi dios, a mi padre y a mi”
- Bien, ahora dime porque no quieres hacer la misión.
- Iba a ir con unos amigos a Lucierna.
- ¿Sera pronto?
- Un poco después de entrar a la escuela.
- Okay, intentare…- Silas fue interrumpido por un regaño que seguro se escucho fuera de esas paredes.
- Meli estúpida – Dijo Laria - ¿En serio le prestas mas atención a tus amigos que a tu propia familia?
- Pero…
- Cualquier excusa no vale – Laria la siguió regañando sin perdón, verla enojada era como un tigre que no ha comido en años, y que se despertó para cazar, en algo todos los Herfanes estaban de acuerdo, y es que con una mirada podía hacerte temblar – Señor, perdón por esta molestia, Melisa estará preparada cuando usted lo ordene ¿Verdad Hermana?
- Si… - Melisa responde un poco obligada.
- Perfecto – Silas se puso sus lentes y se sentó en la mesa ovalada que se situaba en el centro de todo – Pueden retirarse, cuando consiga mas información, les daré la orden de ir, mientras tanto, entrenen, que las podría llamar en cualquier momento.
Laria y Melisa hicieron una pose de respeto, que consiste en hacer una reverencia con su cabeza de 5 segundos, mientras a su vez, agachan los dedos, meñique y anular, los demás dedos se posicionan de una forma singular, como lo que hace un niño para simular una pistola, y se lo ponen en el pecho. Melisa uso su mano derecha, y Laria la izquierda, para que el simbolismo signifique muchísimo mas, se debe utilizar la mano que mas usan, en el caso de Melisa es diestra, y Laria zurda. Después de los 5 segundos, se dan la vuelta y proceden a ir se.
En el pasillo en el que anteriormente estaban, volvieron a platicar Laria y Melisa.
- Oye Laria
- Mhh.
- ¿No te parece raro que ahora estamos buscando a un collar?
- ¿De que hablas? – Seguían platicando mientras avanzaban por ese espacio estrecho
- Todas nuestras misiones han sido de buscar información, o atrapar criminales ¿Ahora de pronto buscamos dinero y un collar? Y para colmo, es ultra secreto, por algo envió pocos, y cada uno de ellos son cercanos a él. Es raro.
Laria paro en seco – ¿Ahora te lo tomas en serio, después de avergonzarme enfrente de Silas? No seas tan quisquillosa, si él tiene un motivo hay que creerle.
- Si, lo sé, pero sigue siendo raro – Melisa reafirma su posición.
- Shh – Laria recurre a callarla – No digas nada hasta salir de aquí, seré tu líder y debes aprender a obedecerme.
Melisa no produjo ningún ruido, ni tan siquiera una expresión en su cara, simplemente se calló y ambas siguieron adelante.
Al salir de ahí, las dos se encaminaron a su habitación. El sol ya estaba en lo alto, al estar durante mucho tiempo encerradas abajo, cuando salieron a la superficie, fue un golpe duro en la cara, Melisa deseaba bajar de nuevo. Con un poco de molestia en sus ojos, subieron en la escalera de piedra que conectaba con el cuarto, abrieron la puerta y aunque no lo parecería de un principio, es enorme, machismo mas que los otros dormitorios.
Las paredes, el piso, las alfombras, las cortinas, los sillones (Uno de cada lado) Son azules, no había ningún color que sobresaliera más que ese.
Una cama matrimonial ocupaba la mitad de la habitación (Que también es azul), unos buros al lado de la cama, uno por cada lado, en ellos había ropa, libros, y alguno que otro objeto personal, en el caso de Melisa, tiene unos lentes, dentro de su estuche, y en la parte de atrás, la leyenda – Para mí bebe, espero que algún día puedes ver, lo que ninguna persona puede – Junto unas iniciales, la R y la H estaban muy remarcadas. Siempre le intereso saber de quienes son los lentes, y quien es o era R.H.
Laria también tiene un objeto valioso, consistía en un cuadro pequeño que ilustraba una flor, nadie sabía que significaba eso para ella, ni su propia hermana tenía esa información, no suele contar cosas de su vida.
Mientras la arreglaban, oyeron tres golpes con el puño cerrado en la puerta. Abrieron lo mas rápido posible pensando que era urgente, pero su preocupación se volvió alegría al ver de quien se trata. Un adulto joven, de tez de morena, con una estatura moderada, unos 1.85.
- ¡Parlo! – Melisa se sorprendió al verlo tan pronto, lo único que sabia de él, fue hace semanas, donde se enteró que está en una misión, pero solo Parlo y Silas compartían los datos.
- ¡Meli¡, ¡Laria¡, las extrañe chicas – Él es de todos los miembros, que mas ha estado con las dos, y el que mejor las conoce, se convirtió en un tercer hermano para ellas.
- Miren quien volvió, cuéntanos alguna historia, estoy segura que viviste alguna que vale la pena relatar.
- ¡Claro Laria!, he reído, sufrido, incluso amado – Ha Parlo se le escapo una pequeña risa – ¿y a ustedes? ¿Cómo les fue sin mí?
Sin clases, sin misiones, sin escuela, y ningún otro ocio, parecería que no había nada y que ambas estuvieran aburridas, pero a pesar, de que Laria en efecto se sentía un poco vacía, y solo pudo responder con un “Nada interesante”, Melisa veía cualquier cosa interesante y divertida, le conto sobre el día en que se lastimo en un entrenamiento, justo en la rodilla, pero que sus amigos estuvieron con ella, le hablo de que por curiosidad, siguió a una sola hormiga, hasta su hormiguero, de cómo casi le gana en Ajedrez a María, en fin, varias historias divertidas.
- Jajaja, me alegro por ti Meli – Dijo Parlo – Bueno, acaba de comenzar el día, tenemos mucho que hacer, las veré en la hora de la comida.
Después de que se despidieran, las hermanas Lockheart fueron a comer a la sala madre, habían llegado un poco tarde, pero todavía había algo para ellas. Melisa, Parlo, Laria, Amber, y Marcos se sentaron juntos en el piso para comer, todos querían saber lo que
Parlo había vivido en estas semanas, algunas cosas, no las pudo decir por razones de con fidelidad, pero intento responder todo lo que pudo
- Hey Parlo, dijiste que incluso amaste ¿Quién era? ¿Cuántos años tenia? ¿Cómo la conociste? Necesito saberlo todo.
- Cálmate un poco Meli jejeje, - Se podía ver el brillo en los ojos de la pequeña por saber - ah, pues fue una chica muy hermosa, la conocí en una panadería, trabaja ahí, le ayudé a subir unos costales de harina al camión, como tenía tiempo decidimos quedarnos un rato largo para hablar, fue alguien que me ayudo a no volverme loco en tiempos en los que la soledad era mi única amiga.
- ¿Te acostaste con ella?
- ¡Amber! ¿Cómo le preguntas eso?… ¿Pero lo hiciste Parlo? – Amber tiene el caballo gris y en forma de hongo, una estatura muy similar a la de Meli, ella no tiene pena con nada, es como si todo le diera exactamente lo mismo.
- No te preocupes, supongo que tienen curiosidad, pero esta Meli y le puede traumar mi respuesta – Todos se empezaron a carcajear, incluso Laria soltó una leve sonrisa
- ¡Oigan, dejen de tratarme como una niña! – Melisa quería reírse del chiste, pero mostro como un falso enojo para no darle la razón a Parlo.
- Pero eres una niña, je – Amber sacudió el cabello de Meli
- Jajajaj, para que negarlo, si fue divertido – Se dio cuenta no podía seguir ocultando su risa
En la comida, todos se la pasaron bien, contaron anécdotas y después de mucho tiempo, todos se sentía como una familia otra vez, aunque todo lo bueno debe terminar, y asi fue, enseguida de terminar de comer, entrenaron alrededor de seis horas, fueron a un patio que de hecho parecen terrenos, fuera de la instalación, es gigante, lo suficiente para que pueden albergar hasta 300 personas entrenando, con sus propios muñecos, pesas y largo etc., para sentirte que puedes mejorar en cada aspecto que desees, incluso hay maestro de varias artes marciales, que anteriormente también eran Herfanes como los propios chicos y adultos que siguen practicando.
Había cuatro tipos de rangos, el primero es el cargo de Lider, algo que solo tres personas actualmente lo tenían, Parlo, Maria y Silas, son lo mejor de lo mejor.
El segundo es la Elite, solo los que más tenían habilidad, inteligencia, fortaleza y que demuestran día a día su combate excepcional, entre ellos están Melisa, Laria, Marco, Amber y otros mas. Ellos no practican con los demás, sino en la zona de entrenamiento que está adentro.
El tercero consiste en practicantes o de plano gente que nunca alcanza a la gente de Elite, y realiza misiones de menor rango, algunos esperan ser de más utilidad en un futuro.
Y el ultimo rango es ayudante, son personas que generalmente no combaten, y se dedican a otra cosa, cocineros, jardineros, de limpieza o médicos, ellos suelen ser lo que mas apoyo consiguen para su estudio.
Una vez hayan terminado, suelen tener tiempo libre, Melisa fue con otros miembros a comprar helados, su favorito es el de vainilla, y en eso, Laria leía, un cuento, es interesante, habla de cómo un lobo dejo su manada, para buscar una mejor vida, un librito que normalmente se les contaba a los niños, pero eso no fue suficiente para que no le encante.
Como todos los días, llego la hora de dormir, se pusieron sus pillamas, cenaron, y se acostaron juntas, Melisa con el día tan gracioso y productivo que tuvo, iba a descansar bien, el problema es Laria, que cuando soñó lo de su hermana, no le pareció gracioso ni
para recordar, esperaba que en un futuro no pasara nada, y que olvidara pronto, esa terrible pesadilla.
submitted by Librarii to escribir [link] [comments]


2020.08.03 21:07 FormerAlex Historias de Hospitales #4 La Mara Hora

Esta es la peor historia que me ha tocado narrar, me llego a mí a través de un correo anónimo a mi Email del trabajo. Dudé si escribir sobre esto o no pues no sabía las repercusiones que podría tener, llegue a la decisión de hacerlo más por temor que por las ganas de. Sin embargo ustedes serán los jueces, les dejo a continuación una transcripción textual de lo que llego a mí de forma anónima y que sé que tanto como a mí, les será difícil de entender y leer algo tan horroroso y perturbador.
La Mala Hora.
Entiendo que estás haciendo esta labor de recopilar historias y lamento que no pueda contártela en persona, ni siquiera por un medio más convencional, cree este correo específicamente para platicarte mi historia, pero sé que una vez que lo leas, entenderás por qué lo hice de esta forma, sin embargo para que mi historia sea entendida debo retroceder hasta donde creo yo comenzó y si me permites el espacio lo hare, puedes recortar partes para que se adapte lo mejor que quieras a tu espacio de escritura pero te pido que mantengas las partes importantes.
Mi historia comienza con mis recuerdos, hace más de treinta años, llegamos a un pequeño pueblo cerca de Hermosillo llamado Miguel Alemán, solamente mi madre y yo procedentes de Chilpancingo Guerrero, No sé qué paso exactamente solo recuerdo que al tiempo ya estábamos instalados en una pequeña casa, a los días mi Abuela llego y se quedó con nosotros. Mi madre nunca me dijo que había pasado con mi padre, pero ella lloraba muy seguido y gritaba a mi abuela, ellas siempre peleaban cuando era un niño, mi padre no era una figura tan cercana a mi yo no lo extrañaba y no preguntaba por el en esos momentos. Comenzamos a adaptarnos, al principio recuerdo que mi madre batallaba demasiado para que tuviéramos comida, algunas veces miraba como solamente yo comía y ella me observaba diciendo que lo haría más tarde, mi abuela nunca se acercaba a la mesa no recuerdo haberla visto comer. Poco a poco mi Madre comenzó a hacerse de un nombre, porque miraba como gente llegaba a nuestra casa preguntando por ella, con el tiempo comprendí que era lo que llaman una “Santera” mi madre hacia curaciones, bendiciones o maldiciones si eran solicitadas. La apodaremos “La Dama Blanca” debido a su característica forma de vestir y el proteger su identidad, conforme la voz se corrió de su labor más y más gente comenzó a buscarla, yo notaba como nuestras vidas fueron cambiando poco a poco hasta no solamente tener comida suficiente si no algunos lujos, televisión, incluso me compraba juguetes con los que en otra época solo habría soñado. A la edad de 8 comencé a experimentar cosas extrañas, un recuerdo en particular que tengo fue en mis días de escuela, cursando los grados primarios de educación decidí escaparme de clase pues había peleado con un compañero quien me amenazo con golpearme al finalizar las clases, me fui recuerdo que camine por un terreno baldío ya que mi escuela se encontraba a las afueras del pueblo. De pronto note como la luz del sol se opacó, una sombra me cubrió al voltear hacia arriba mire una gran ave, venia directamente hacia mí, no pude calcular su tamaño pues venia directo de donde estaba la luz de sol pero pude notar algo, un par de ojos grandes tan vacíos y oscuros que me llenaron de terror, por instinto simplemente me hice arrodille y cubrí mi cabeza con mis manos, escuche un terrible graznido y mire como el ave se alejó, yo corrí a casa. Al llegar agitado mi abuela me dio un vaso de agua, ella nunca hablaba conmigo, en ese entonces yo pensaba que era muda o algo así, simplemente se sentó a un lado y con su mano me calmo tocando mi espalda. Mi madre entro unos minutos después, yo estaba más calmado y le conté lo que había pasado, ella me reprendió, me dijo que era un tonto por andar por esos lugares solo, que era peligroso pero no paso de ahí. Sin embargo tuve algunos encuentros más con esa misteriosa ave que no quise comentarle a mi madre por temor a que supiera que hacia cosas malas, comprendí el patrón, cada vez que hacia algo indebido, esa Ave aparecía y me asustaba. Habría pensado que era solo cosa de mi imaginación, pero un día estaba con algunos amigos que había logrado hacer jugando a las afueras del pueblo cuando de pronto el ave comenzó a perseguirnos, todos nos asustamos pero yo no les dije de mi historia con ella. La “Dama Blanca” ya era la santera más representante del pueblo durante mi adolescencia, la veía entrar a casa apurada a comer para después regresar pues tenía gente y más gente esperando, mi abuela en cambio nunca salía de casa y a diferencia de mi madre, ella siempre vestía de negro, mi madre decía que nunca había dejado el Luto tras perder a mi abuelo, aunque raramente hablaba de ellos, yo sabía que mi abuelo era un agricultor que murió de un infarto trabajando, me dijo que mi abuela había cambiado mucho desde entonces, que casi no hablaba, pero yo la había escuchado hablar muy bajo, casi en susurros con mi madre. Seguramente en este punto te estas preguntando que tiene que ver todo esto con tus relatos de Hospital y tienes razón, no tiene sentido, pero déjame avanzar y entenderás, lo hare más de prisa. A mis quince años ya era un poco más maduro y aunque cuando creces con algo cotidiano deja de ser extraño para mi ciertas cosas seguían siendo completamente raras, comencé a cuestionarme cosas como, donde está mi padre, porque no vino o en todos estos años no hemos recibido una carta o una llamada de él, no ha hecho el intento para contactarse conmigo. Un día en mi cumpleaños dieciséis, mi madre me hizo un pastel, nunca me visitaron mis amigos a mi casa pues mi madre me tenía prohibidas las visitas, aun así mis amigos tenían miedo de ir, por lo tanto por ningún lado era posible, así que mis cumpleaños eran solo nosotros tres, un pastel, quizás un regalo. Esa noche tome la decisión de intentar conseguir algo de información sobre mi pasado y sobre porque estábamos en ese lugar. -Mama – le dije, ella vestía de blanco como siempre. -¿Que pasa hijo? – nunca me llamaba por mi nombre, yo sabía que tenía el mismo nombre que mi padre. -¿Que paso con mi padre? – Note en su rostro la preocupación de tener que explicar cosas, quizás sabía que la conversación algún día tendría lugar, solo no esperaba que fuera en ese momento. -Comamos – Me sugirió – Después hablaremos de eso. Era la misma evasión que había recibido algunas veces antes, pero esta vez no estaba dispuesto a dejar ir la oportunidad. -No – le conteste – Quiero que me lo digas, ya estoy lo suficientemente grande para comprender que paso con mi madre, ¿te engaño?, ¿te dejo por otra mujer?, ¿lo hiciste tu o que paso?
Ella se mantuvo en silencio, durante algunos segundos pero yo no estaba dispuesto a quedarme en silencio y sin una respuesta. -¿Que paso? – le dije de nuevo
-Tu padre está muerto – la voz de mi abuela rompió el silencio, había olvidado por completo su presencia, estaba sentada a un costado de la mesa como de costumbre, era la primera vez que me hablaba directamente, me estaba mirando fijamente con sus ojos negros profundos, que sentí haber conocido anteriormente.
-¡Que! – Exclame yo, mirando a mi madre nuevamente – ¿Es eso verdad?
-Lo es – contesto mi madre, después de algunos segundos de estar en silencio – Tu padre murió, fue por eso que decidimos venirnos de allá. -¿Qué le paso? – estaba desesperado por respuestas y no dejaría ir la oportunidad. -Nadie lo sabe – contesto mi madre, simplemente lo encontraron muerto una mañana, solo sé que alguien lo asesino, pero no supe quién o porque, simplemente tuve miedo por nosotros y decidí venirme a este lugar. -¿huiste así nomás sin averiguar? – pregunte un poco molesto Mi madre dejo su plato en la mesa, se levantó y se fue, me quede solo con mi abuela quien había vuelto a su silencio cotidiano. -Supongo que tú tampoco me contaras – le dije dirigiéndome a ella no hubo respuesta.
No volví a tocar el tema, me fui del pueblo antes de cumplir dieciocho para entrar a estudiar, omitiré la carrera sin embargo supongo que sabes que es algo relacionado a la salud, si no fuera de esa forma, no recibirías este correo. Durante ese tiempo me aleje de mi madre y de sus costumbres, sin embargo sentía que esa ave aun me seguía, quizás era simplemente mi paranoia. Comencé a frecuentar lugares para divertirme, a salir con chicas, tuve un par de noviazgos y mi vida comenzaba a ir en una dirección lo más alejado de mi vida anterior. Conseguí trabajo en el hospital, comencé a ganar mi propio dinero. Mi madre me llamaba por teléfono varias veces a la semana, poco a poco deje de frecuentar el pueblo hasta que me había convertido por completo en un hombre de ciudad. Un día mi madre me llamo y me dijo que era necesario que fuera al pueblo, le pregunte qué tan necesario y ella me dijo que era urgente, al llegar la encontré postrada, en cama, mi abuela sentada a su lado. No sabía que estaba enferma, de haberme dicho yo podía haberle ayudado.
-¿Qué pasa, porque no me dijiste? – le pregunte y ella me dijo que de igual manera no hubiera podido hacer nada. - Hay algo que debes saber – me dijo, yo no sabía si era su lecho de muerte, aun así la escuche con atención.
-¿Nos das un minuto? – le dijo a mi abuela quien se levantó de inmediato y se fue. -Hijo – me dijo ella, postrada en la cama – Hay algo que debí contarte desde hace mucho tiempo pero nunca tuve el valor de hacerlo. -cuéntame – le sujete de su mano, quizás eso lo haría más fácil. Respiraba con dificultad, era obvio que estaba muy enferma y yo le ayudaría pero quería escuchar primeramente todo lo que tenía que decir. -Es sobre tu padre – me dijo, y yo sabía que así era – tu padre y yo éramos muy conocidos en Chilpancingo, él era un curandero como yo, teníamos mucha gente que confiaba en nosotros, muchos conocidos poderosos y mucho dinero por eso. – seguía respirando con dificultad – pero como todo comienza, también termina. Pronto había llegado más gente, con poderes más impresionantes que los nuestros más efectivos, para bien y para mal. Nos convertimos en los anticuados, en los rezagados. Yo escuchaba atentamente, mi madre nunca me había contado de su historia antes de llegar al pueblo. -Tu padre no pudo con eso – continuo – Yo en cierta forma lo entendí, comencé a buscar más cosas, limpie casas, fui a las huertas de sembradío, pero tu padre no pudo. Él estaba obsesionado con recuperar su puesto como el “más poderoso” que lo llevo a tomar decisiones que terminaran afectándonos para siempre. Entre tantas cosas que intento llego a un ritual muy peligroso y prohibido en todas las enseñanzas de esta… arte, sin embargo su sed de poder lo cegó, el realizo un ritual Llamado La Mala Hora. Se invoca a un ser muy poderoso, que puede hacer cualquier cosa que le pidas siempre y cuando el pago sea de su agrado, la mala hora es una entidad maligna, con una sed insaciable y mucha gente evita si quiera hablar de ello, por lo que conlleva el ritual y lo que debes de esta preparado para perder. Tu padre sin preguntarme si queira lo hizo, invoco a La Mala Hora, con la sangre de… - Hizo una pausa larga – De tu abuela. -Que- Dije yo completamente aturdido – Hablas de mi otra abuela. Yo recordé que tampoco tenía información sobre mi otra abuela, mama me dijo que habia muerto cuando yo era muy pequeño. -No – Me dijo tajantemente, tu abuela. Estaba completamente confundido, no sabía que era lo que intentaba decirme o si acabo estaba entendiendo un poco. -Mira – me dijo calmándose un poco – Para invocar a la Mala Hora se requiere un sacrificio de familia, tu padre por eso no me lo comento porque sabía que yo me negaría. Tu padre solamente tenía tres familiares, Tu abuela, tú y yo. Él sabía que si quería hacer el ritual y obtener el poder de La Mala Hora debía de sacrificar a alguno de los tres, el decidió por tu abuela pues pensó que había vivido lo suficiente y no se imaginaba la vida sin ti o sin mí. Lo único que sé, es que un día se fueron y solo regreso él. Desde entonces tu abuela no regreso y yo tenía mucho miedo de hacer preguntas, también note como los demás Santeros del pueblo comenzaron a irse, algunos les ocurrían accidentes, otros simplemente estaban asustados como para quedarse en ese lugar más tiempo. Al poco tiempo solo nosotros quedábamos como los únicos santeros, todo regreso a lo que era antes, prosperidad, dinero, felicidad, al menos para mí. estaba comprendiendo un poco mejor a lo que iba, ahora entendía que mi padre había asesinado a mi abuela por tener más poder, pero tenía muchas dudas más.
-La felicidad era solo mía – continuo – Tu padre se volvió un ser vacío, distante, paranoico, siempre tenía miedo, siempre miraba por la ventana, una noche se sinceró conmigo, me dijo lo que había hecho. La lleve al monte, me dijo, le saque toda la sangre que pude, de esa forma lo pidió La Mala Hora. Yo me puse histérica, había escuchado historias sobre ese ente de gente que me había entrenado en muchas disciplinas. Y lo confronte, La Mala Hora! Le grite y el me pidió que me callara porque nos escucharía. Ahora mi cabeza daba vueltas, mi padre era un asesino, mi madre lo supo todo el tiempo y mi abuela había sido asesinada. -Yo sabía lo que conlleva el invocar la Mala Hora – me dijo casi a borde de llanto – No es un pacto que puedas romper, no es algo de lo que puedas escapar, La Mala Hora seguirá contigo siempre y cuando mueras, ella no se ira, se ira a tu familia. -¿A nosotros? – Pregunte -A nosotros – Contesto ella llorando ahora. Yo me quede pensando y creo que ahora entendía algo. -La Abuela – le dije y ella asintió con la cabeza. En ese momento la abuela entro a la habitación y en la puerta simplemente se dirigió a mí. -Tu madre morirá ahora – me dijo – y tú eres la única familia que queda de la persona del pacto. -Hijo – Mi madre interrumpió – Hay algo que debes saber, ella te protegerá siempre y cuando tú le des lo que ella desea. Yo estaba atónito, miraba a mi madre, miraba a ¿Mi Abuela? Como debía llamarle ahora ¿Demonio? ¿Ente? ¿Mala Hora?. -Entonces no era un pájaro normal – dije recuperando esos recuerdos casi perdidos – Eras tú. -Ella te protegía porque yo se lo pedía – Contesto mi madre – Era parte de nuestro pacto. -¿Y tú que le dabas a cambio? – le cuestione.
-Alguna gente venía a consulta para mejorar de su mal, de vez en cuando, era ella quien atendía a través de mi cuerpo, supongo que imaginas que esa gente no mejoraba. -Morían – continúe la oración -Un precio – Dijo el ser que tenía la apariencia de mi abuela – un precio que debes pagar ahora tú. -¿Y qué pasa si no lo hago? – le dije en tono retador – Eh, ¿si no lo hago qué?
Mi madre se agito, su respiración era cada vez más rápida y más insuficiente. -No la hagas enojar - me lo pidió apenas con fuerzas – por favor hijo. -¿Qué pasa si no lo haces? – me dijo la anciana – Bueno, supongo que puedes preguntárselo a tu padre. – Rio de una forma horrible y yo comencé a extrañar a la vieja que no decía una sola palabra.
-Escúchame – mi madre se dirigió a mí - Escúchame bien, debes hacer lo que ella te dice, lo sé, lo siento pero yo tampoco tuve elección, tu padre hizo un pacto con ella y ella es una maldición generacional, la única forma de que se vaya es que alguien la invoque con voluntad propia y no engañado u obligado. Es mejor que aprendas a convivir con ella.
La anciana se acercó a mi madre se puso del otro lado de la cama, yo la miraba fijamente y esos ojos negros que había visto aquel día cuando el ave se acercaba a mí me miraron fijamente y dibujaron una sonrisa macabra en su boca.
-Es hora, es tu mala hora – le dijo a mi madre – ¿algunas últimas palabras? -Mi madre me miro, fijamente, tomo de mi brazo, y lo apretó con fuerzas. -Lo siento – me dijo y siguió llorando. La anciana coloco la mano en su frente y mire como mi madre dio un grito de horror, mientras sus ojos se volvían blandos. -¡No! – Grito – ¡Me quema! Ayuda! Su respiración se apagó, su cuerpo quedo inerte, acomode su brazo a su costado, cerré sus ojos que aun reflejaban el terror de sus últimos segundos de vida. -No tengo opción – dije sin voltear a ver a la anciana -Ninguna – me contesto una voz horrible y gutural al instante voltee mi rostro para ver al más horrible ser que había visto en mi vida, un ser alto, que casi llegaba al techo, con ojos negros vacíos, la piel negra con escamas y un aspecto horrible como babeante. Me quede inmóvil ante tal escena digna de la peor película de terror, quería correr pero el cuerpo de mi madre estaba ahí y temía por él. -Has reaccionado mejor que tu madre a mi verdadera forma – dijo riendo horriblemente – ella salió corriendo, ella decidió que tomara la forma de tu abuela para recordar por siempre el horrible acto que había hecho tu padre, pero dime, ahora estoy ligado a ti, de qué forma prefieres que te acompañe. Yo me imagine en mi casa a mi abuela, estaba seguro que no quería esa escena, mire a mi madre recostada sobre la cama y pensé en su rostro acompañándome por siempre, pero sabía que lo vacío de sus ojos me haría cambiar el recuerdo que tengo de ella. -Quiero que te quedes en tu forma original – le dije y el soltó una horrible carcajada.
La razón por la que sigo vivo, es porque el pide de vez en cuando tomar control de mi cuerpo, muchas veces él es quien atiende a los pacientes y como lo has de imaginar, nadie mejora, el elige quien, siempre anda conmigo, me habla de vez en cuando, ahorita está a un lado de mi en la esquina de esta habitación simplemente observándome, está ahí cuando voy a cenar, cuando platico con más gente, cuando salgo con una chica, él siempre está ahí. Seguramente sin darte cuenta ha pasado junto a ti por los pasillos del hospital, pero me alegro que no puedas verlo, jamás olvidarías lo profundo y vacío de esos ojos. No sé cuánto tiempo me permitirá vivir, lo único que sé, es que no le daré a nadie más para atormentar, prefiero irme solo al infierno o no llevar una esposa, un hijo conmigo como lo hizo el monstruo de mi padre, no sé cómo funciona este enlace, no se si saber que existe te hace ahora participe, quizá te di la maldición y sin intentarlo, si fue de esa forma, lo siento.
Cuando me llego esta carta y la leí tuve miedo, y si la maldición es real y si ahora soy participe, si la Mala Hora supo cuando la recibí y con el conocimiento llega la maldición. Eso me aterra y ahora también tú conoces la historia, al igual que como lo dijo la persona anónima que me escribió lo digo también yo… Lo siento.

https://preview.redd.it/dj7r40nz5ue51.jpg?width=275&format=pjpg&auto=webp&s=b9dbdc8f8611e32e4d5c50b63e49d72270524dd9
submitted by FormerAlex to HistoriasdeTerror [link] [comments]


2020.07.13 20:12 JuegoTerminado [SERIO] [CONSEJO] Pensamientos en la pandemia: Cuando ya te enfadaste de estar en un negocio y de tu estilo de vida.

Hola erreméxico. Para variarle poquito a los temas de política he decidido postear esto para ver si alguien puede ayudarme a resolver muchas cosas de mi vida, así que aquí va. El flair de Rant se me hizo mucho para esto y como no hay uno de tristeza o frustración por eso lo puse en Ask México.
<------------------------
Lo que la cuarentena puede sacar de nosotros es indudablemente LO PEOR. Este pensamiento tiene meses en mi cabeza dando vueltas y agarrando un poco más de forma con cada ciclo. Normalmente no lo seguía por distintas razones como el estar demasiado agotado a nivel mental para desarrollarlo de la mejor forma posible, o simplemente porque perdía el hilo del tema por una distracción. Algo sucedió hoy por lo que el tema vino a mi cabeza de nuevo, así que aquí voy:
Es el año 2020 y tengo 36 años de edad. Soy Licenciado en Sistemas Computacionales titulado desde 2008, como 460 puntos en el TOEFL, cuento con cédula profesional desde 2009 y gano $9,000.00 pesos al mes.
Mi papá comenzó un negocio poco después de que yo naciera y al que, junto con mi mamá le han estado dando TODA la vida hasta el día de hoy. Omitiremos el giro del mismo porque no es relevante para esto; solamente les diré que es un producto terminado. Quiero dejar este post para tener un poco de ayuda y sí, la principal razón de su origen es el desahogo, la liberación y el descanso.
Como no muchos de ustedes yo vengo de madre sobreprotectora y controladora. Siempre me ayudó con las tareas en la primaria y se aplicó hasta mi etapa universitaria eso de que “la letra con sangre entra” y dio resultado. Desde chico me fue detectada la mitomanía para calmar a mi mamá o llamar la atención y ahora en mi etapa de más adulto a veces la sigo teniendo pero en una incidencia mucho menor. Ya recibí atención profesional para esto hace como 15 años y he mejorado muchísimo.
A bola de putazos fue que realmente destaqué en la escuela y obviamente mi mamá SIEMPRE esperaba un puterísimo de mí (hasta la fecha) y me decía que yo era tremendamente inteligente (y no se imaginan lo horrible que se siente que me sobrevalore así). Recuerdo que se refería a mí en ciertas ocasiones como un ser superdotado (muy en su concepto) pero eso no es nada más alejado de la realidad. A lo mejor viví episodios muy culeros de ansiedad por el cumplimiento escolar y sí, en primaria, secundaria y preparatoria llegué a tener sangrados nasales a causa de esa misma presión de los exámenes porque tenía que obtener el puntaje para que no me mandaran a extraordinario... Un putero de razones por las que llegué a sangrar.
De mi papá, pues también, es un hombre muy estricto con sus hijos y claro que me metió mis putazos con una razón detrás de ellos. Por momentos pequeños de mi infancia lo llegué a ver como mi verdugo por la clásica frase que dice: “Cuando llegue tu padre” y SIEMPRE exigía resultados, especialmente cuando entré a la prepa porque era escuela privada.
El día que le llegué de la prepa con una boleta bimestral con 4 materias tronadas supe lo que era bueno y hasta se concluyó que ya no fuera a la escuela porque no la aprovechaba. No me levanté al siguiente día y vino una cagoteada tremenda porque no me levanté. Y pues sí, me mandaron a la escuela y a enfrentar mis problemas con cálculo diferencial. Tras esto mis papás tomaron la decisión de contratar un maestro externo para que me ayudara con esto y lo hizo muy bien durante el resto del cuarto semestre. Ya no hubo extraordinarios hasta que terminé la prepa.
2003:
A poco más de 1 año de meterme a la licenciatura (elegí esa carrera por razones muy fantasiosas) me di cuenta de que no iba para mí ese pedo. Le conté a mi mamá después de que como pude le oculté que tenía materias tronadas y que las tenía que repetir y que me quería cambiar de carrera pero fue un NO rotundo. Cuando le contó a mi papá por supuesto que no le pareció y más allá de que me buscaron psicólogo en ese tiempo lo único que me dijeron es que yo tenía que terminar la carrera como fuera y como se pudiera. ¿Trabajar y estudiar? Mi papá dijo que no porque si no podía con la escuela, menos con ambas cosas.
Cada maestro de programación que me conocía sabía al poco tiempo que yo era de esos alumnos que eran casos perdidos. Aún tengo textual una frase sumamente franca de un maestro que ya me había dado 2 cursos diferentes de programación en distintas etapas y que parece que desde ese momento me la hubieran puesto con remaches porque jamás se me ha olvidado y me mueve los recuerdos de esa época super culero. Me lastima, me hiere y me deprime pero fue 1001% la verdad:
“Mire señor: Yo le recomendaría mucho que busque asesorías externas o ayuda con sus compañeros porque yo ya no sé qué hacer con usted. Es muy preocupante que no sepa ni siquiera esto que es básico y que lo debió de haber aprendido antes (...) No voy a atrasar a todos los demás porque usted no sabe así que vamos a hacer una cosa: yo le voy a poner todas las asistencias que quedan del curso y le voy a poner el 60 final de una vez para que ya se vaya porque no va a aprender esto tampoco y no lo quiero volver a ver en mi curso. Usted va a asumir las consecuencias de lo que venga después porque usted es un caso perdido y va a ser una burla para la industria. Que le vaya bien y que lo repruebe la vida”.
Y eso del “que lo repruebe la vida” ha pegado muy duro en mi ser y me ha perseguido incluso hasta el día de hoy...
La verdad terminé la carrera porque a huevo la tenía que terminar para no tener problemas con mis papás y no porque yo quisiera. Por poquitito no me gradúo porque ya me andaba cargando la chingada con una materia de programación que ya estaba repitiendo, pero el profe no quería verme en su curso nunca más y me regaló la calificación para que ya me fuera. Esto de regalarme puntos para ya no verme pasó 2 veces con 2 maestros diferentes.
Conclusión de la carrera: No pude aprender programación por más que mis maestros (los que querían y podían) se esforzaron en enseñarme, por más tiempo que me dedicaron y por más recursos que usaban, se cansaron de quererme enseñar y de verdad no pudieron; me evaluaban de forma diferente que a los demás algunas veces (teoría) porque ya sabían que yo no iba a poder hacer los ejercicios o en su defecto me ponían con un cabrón que supiera más y que me fuera diciendo paso por paso cómo escribir las instrucciones para el lenguaje en cuestión (C++, C#, Java, SQL Server etc) y solamente así podía hacer las tareas o los trabajos; por mi propia cuenta jamás lo pude hacer.
2005-6:
No me quisieron contratar en la empresa donde hice las prácticas profesionales por meras preferencias de parentesco con otro de los que antes de terminar prácticas ya tenían planta de medio tiempo en Sistemas y que les ayudaba 2 horas más de las 4 horas diarias que yo podía. Todos los ingenieros de ahí sabían perfectamente que yo aprendí y sabía más que ese cabrón que tenían como asistente del operador del servidor AS400 que había pero lo cubrieron para no reubicarlo con otra persona y no darme el trabajo a mí. Ni pedo... ámonos. En otra chance vengo a hablar con el jefe de Sistemas.
Mid 2007:
Terminando la carrera fui un chingo de veces a buscar al jefe de área para trabajar ahí aún sin pago, pero a la hora de hablar con él jamás se trataba algo más del “Ya propuse lo que me dijiste al director del corporativo de aquí y al director regional, pero no me han resuelto lo de tu contratación, vente para la otra semana ¿no?”
Vergas... bueno... yo vengo para la otra semana.
Y así me la llevé yo creo que como 18 semanas consecutivas y se iba el cabrón todo desesperanzado porque no me querían ahí ni trabajando gratis, sin responsabilidad para ellos y totalmente a prueba, así que me puse a buscar y a buscar pero no encontraba trabajo mas que de programador... puta madre... lo que no aprendí. Tengo que buscar de lo que yo sé y a mí me gusta hacer: Redes, Soporte Técnico y Operación de Sistemas. Las vacantes o estaban ocupadas o no pasaba los filtros por una razón u otra incluyendo la falta de experiencia o certificaciones. Apliqué para un trabajo de soporte técnico y yo era feliz dándole mantenimiento a las computadoras y limpiando y ordenando el laboratorio para tener todo más adecuado para trabajar.
De pronto uno de los programadores ya no regresó a trabajar me mandaron a mí para allá a la semana que entré. Nada más duré 15 días como programador y el mero chingón me dijo: “¿Sabes qué? la verdad no funcionas aquí, no has aventajado nada y necesitamos entregar al cliente; déjala a ella que lo haga *frotándose la frente de frustración*. Desocúpame el escritorio y vete”. Hasta ese momento nunca me sentí más inútil e incompetente en lo que llevaba de vida. Me deprimí otra vez simplemente porque me dijeron algo franco con alguna de mis fallas. Aquí aprendí a ver con mucha más claridad que efectivamente tengo un temperamento de papel y la vida me restregó en el hocico una vez más que no soy asertivo para muchas situaciones.
2008-9:
Tras haber estado trabajando un tiempo de lavador de autos mi mamá dijo: “No, mijito, la verdad es que tenemos un chingo de trabajo nos tienes que ayudar, la verdad tienes qué, tienes qué... así que ayúdanos.
Mira: Ya sabemos que esto de la producción en el negocio no es lo tuyo así que ayúdanos con lo de la calle” y con esto me pusieron a trabajar como “Ejecutivo B” porque en otro puesto (de momento) no podía estar.
De lo que trabajaba con mis papás junté mi feria para el CENEVAL y para pagarme mi título y soy de aquellas personas sumamente afortunadas que lo pasaron a la primera. Esto obviamente no demuestra nada en la vida real y me di cuenta de ello con el paso del tiempo. Para aquellos días donde hubo ese afamado brote de influenza porcina ya tenía mi cédula profesional en la mano y la neta sentí bien chingón a pesar que ese título no estaba respaldado ni con el 15% de conocimientos. Me dio gusto haber podido sacar mis documentos de la universidad donde viví tantas cosas tan malas y tan buenas. El superar eso fue una victoria pírrica.
Vida actual:
Algo que desde siempre nos distingue como familia es la apatía, la asocialidad y el ser poco participativos, lo que agrava en un pequeño porcentaje todos mis problemas.
No se imaginan lo horrible que es ser interdependientes unos de los otros en horarios de trabajo porque la separación de casa y trabajo no existe. Es motivo de presión que me utilicen como emisario para los mensajes, las traducciones, las evasiones con personas, con llamadas o para jugar al teléfono descompuesto entre otras actividades. Es horrible que te hagan sentir indispensable con cualquier tipo de comentario. No saben lo que se siente. Quizá uno o dos que lean esto sí lo saben y estarán de acuerdo 1001% conmigo.
No saben lo culero que es sentir que no tengo los argumentos necesarios para poder hacerles ver a mis papás (especialmente a mi mamá) que también para los temas de trabajo hay horarios. Siempre está viendo cómo hacer más dinero. A veces ya es de noche y debo escuchar por horas todo lo que me dice y estar asintiendo con la cabeza porque si no, se emputa y me grita. Tooooooodo el tiempo ella está dándole vueltas a la cabeza para ver cómo vender más, generar más dinero, más capital. Qué hacer con el material que tiene en bodegas para sacarlo de ahí and so on. Las preocupaciones de cualquier empresario; también puede ser una pinche ambición cabrona o necesidad de dinero que parece ambición, no sé. Yo creo que eso está bien, pero debe hacerse dosificadamente.
Mi mamá tiene problemas de sueño por diversas razones incluyendo la menopausia, la ansiedad generalizada que ella solita se diagnosticó leyendo en Google y el dinero porque apenas se saca para todo lo que se debe de gastar al mes para que el negocio ahí medio camine. Este círculo vicioso de no dormir bien a causa de pensar que no hay dinero suficiente para pensar siquiera en acariciar el término «libertad financiera» es algo que francamente YO NO QUIERO VIVIR.
Hace como 7 años le dije a mi jefa esto de dedicarme a otra cosa y para ella el que yo deje de trabajar en el negocio familiar es motivo de ruina en muchísimos aspectos “Si te vas, me vas a partir la madre” —dice. No sabe usar computadora, no sabe hablar inglés, difícilmente sabe usar un smartphone y así por el estilo y mi papá igual. De hecho mi papá dejó de ir a las clases de inglés como al mes. En una ocasión por mi mutismo creo que alcanzó a percibir mi pinche frustración y todo lo que hizo para evitar que me fuera fue subirme el salario y así ha sido cada vez que le digo que lo conveniente para mí es trabajar en otro lado. Sí... muchísimas veces he dejado de hacer mis labores y cometido errores de tal tamaño que siendo otra persona la hubieran corrido hace 10 años por lo menos.
Dicen que tener negocio propio sí deja un chingo de satisfacciones (según mi papá) y posiblemente sea verdad. He concluido año tras año que posiblemente existan esas satisfacciones, pero con un negocio propio también hay UN PUTERO de deudas que hay que abonaliquidar, un puterísimo de problemas que se deben de atender y a veces considero que un negocio como este es terriblemente absorbente (nunca tenemos vacaciones), que todos dependemos absolutamente de eso para todas nuestras necesidades a pesar de todo el tiempo que demanda y por ratos creo verdaderamente que no tengo escapatoria para la edad que tengo y tomando en cuenta que no sé nada y no sé para dónde puedo irme a trabajar y mucho menos de qué forma me puedo superar. Mi mamá dice que andar de empleado no es bueno y que tengo que ver cómo poner un negocio (wey ¿De dónde?). Parece que la única manera válida de vivir según mi mamá es tener negocio propio y eso también me da un putero de tristeza.
Desde que tengo 10 años mis papás han estado intentando involucrarme totalmente en el negocio familiar y a tener iniciativa para él sin éxito aparente. Ahora que soy adulto mi mamá cada año me presiona más con que aprenda lo que mi papá sabe para que al negocio no se lo cargue la chingada en (de acuerdo a sus estimaciones) 20 años aproximadamente cuando ninguno de mis papás pueda trabajar o ambos fallezcan. NADIE de mis hermanas muestra interés alguno por él y yo por ser el mayor, menos. Mi hermana quiso tener un producto secundario en 2009 y no le resultó para nada el plan; le neceó muchísimo para seguir en la lucha hasta hace como 2 años y con cada año que pasaba el producto se vendía menos y menos (en todo el 2017 no se vendió nada). Ahorita aunque estudió Diseño Gráfico se metió mejor a estudiar una maestría para dar clases de diseño porque el negocio que tenía ya no le resultó por más pelea que le dio y por más dinero que le invirtió. Se cansó y ya no quiso batallar con productos que no se venden ni en línea.
Mi posición al respecto de la sucesión del ownership es que si no encuentran a quién enseñar y poner, la neta que cierren a la chingada y vendan todos sus activos. Muchas empresas de todos los tamaños que producen algo han ido cerrando desde que tengo memoria y una microempresa no sería ni la primera ni la última.
He decepcionado horriblemente a mis padres muchas veces y aún así siguen amándome. Me perturba mucho que lo sigan haciendo porque por la huevonada y el mutismo he hecho cosas imperdonables. Si es que me quedo en el negocio familiar voy a ser un Armando Mendoza de Betty la Fea: Un cabrón muy estúpido, inmaduro, que toma las peores decisiones y que llevará la empresa familiar al matadero para que en menos de un año se acaben como 40 o 50 años de trabajo.
Me falta un putero madurar. Hay un lema que vi hace tiempo y que dice absolutamente todo:
Proteger a un hijo es destruirlo. Resolverle la vida es incapacitarlo.
Realmente no me veo trabajando en otra cosa u oficio que no me implique el empezar de ceros y en ceros y no sé si lo lograré. Durante años siempre fue el tener en la mente el plan de hacerlo, el propósito de hacerlo y el sentir que necesitaba hacerlo. Desde 2010 fue mi más grande sueño poder irme a vivir a Canadá con algún programa de mano de obra calificada pero entre otras cosas no lo pude hacer por falta de un plan y de dinero para ello.
Insertarme en un mundo laboral como el de hoy me va a resultar exageradamente difícil. Siempre he dicho que voy a pasar el mismo proceso que si me hubieran echado una condena de 25 años por un homicidio que no cometí, que con buenos abogados me consiguieron arresto domiciliario, me bajaron la condena y permanecí sin salir de mi casa y sin entender que hay un mundo ahí afuera durante 13 años de mi vida. Quizá esto último es solo una pinche sugestión pendeja y ya.
Desde 2018 cargo una enfermedad autoinmune en el cuerpo y obviamente sé que no en todos lados quieren contratar a personas enfermas, así que por ese lado llevo un chingo de desventaja.
Me encantan los autos, los videojuegos y las computadoras, por lo que de lo ÚNICO que me puedo sentir no tan inútil es vendiendo partes de computadora, dando mantenimiento a computadoras o vendiendo refacciones para autos. Mi más grande sueño es poder vivir del videojuego. La neta no sé qué chingados hacer y esta falta de definición de caminos es lo que me ha atorado terriblemente.
La red de apoyo con la que una persona ecuánime, centrada, madura, que socializó adecuadamente desde chiquito, que sabe bien lo que son las relaciones públicas y tiene un correcto desarrollo y con mínima afectación mental no existe en absoluto en mi caso. No sé a quién de mis amigos pedirle paro. Muchos de ellos se fueron a USA y Canadá y hasta donde sé muy pocos tuvieron éxito y les va super chido allá; otros tantos fracasaron y regresaron a México al poco tiempo. Otros más nunca tuvieron éxito como yo para la carrera y ni idea de qué trabajen. No se imaginan lo chiquito y lo nada que me sentí cuando en una reunión de la prepa (error haber ido) les platiqué a mis amigos en lo que he trabajado/trabajo y lo que gano al mes. De todos mis compañeros hombres que son exitosos en una profesión u otra soy el que más jodido está. Sé que las comparaciones son odiosas, pero a veces no se pueden evitar.
Y sí, a veces me comporto como si tuviera 6 años, me cego en mi mundito viendo videos en YT; viendo literalmente la vida pasar frente al monitor.
La dependencia hacia mis padres sigue existiendo. Con base en los errores que he cometido a lo largo de mi vida a veces puedo sentir que sigue intacta como si tuviera 4 años de edad. Estoy muy cabrón, lo sé.
Me rehúso totalmente a creer que no se pueda estar en el giro de tecnologías de información sin saber programar. Aquellos ingenieros 250k master race que lean esto, me encantaría que me corroboraran esta aseveración y si de verdad no se puede estar, mejor la neta me dedico a otra cosa porque se me haría tristísimo que no hubiera lugar para uno en ese giro. Repito que a mí lo que me gusta de TI es precisamente en lo que menos se gana y de lo que menos trabajo hay, pero eso me gusta hacer y siento que podría ser útil. Desde siempre amé las chambas de soporte técnico y el estar en un site.
Con todo esto que acaban de leer ustedes podrán darse cuenta de que realmente soy una persona sumamente afectada y que no tengo nada de capacidad de decisión.
¿Qué debería hacer? ¿Salirme a la brava? ¿Buscar trabajo en una refaccionaria? ¿Darme un puto balazo? Hace muchos años mi primo me dijo que si viviera en mi casa y con mi mamá ya se lo hubiera dado.
Finalmente con escribir y publicar todo esto busco inicialmente un consejo o que alguien se animara a contarme su experiencia si es que vivió algo parecido a lo mío y cómo es que superó tal nivel de miseria emocional y profesional para darme una idea de cómo proceder sabiendo que cada familia y cada persona tiene sus propios problemas y su propio criterio.
¿Qué cursos tomar a partir de mis estudios previos? ¿Qué libros leer para ajustar mi mente? ¿Qué le dirías a alguien como yo para que salga adelante y que dejara de tener lástima de sí mismo?
Saludos a todos y gracias por leer.
Peace!
------------------------>
submitted by JuegoTerminado to mexico [link] [comments]


2020.07.06 02:52 3103113162 Remolinos cerca a la orilla

La tormenta había tomado suyo el día, que temblaba de maneras vertiginosas entre un apagado cielo gris, casi inexistente, y los grandes relámpagos que lo acompañaban. Las gotas de agua se mezclaban con la muy espesa neblina, que amenazaba con segarles la vista a ambos hombres, quienes se encontraban luchando contra la marea para no salir heridos de este gran limbo que atravesaban.
Julian y Patrick habían salido horas antes a aventurarse por el pequeño y simple ´pueblo, acompañados por un clima templado y tibio, y sin previo aviso, tiempo después, la furiosa tormenta los había sorprendido, y ahora ellos intentaban llegar de vuelta a la casa en donde alquilaban.
Pero el tiempo era sumamente hostil, y las calles se veían tornándose cada vez y progresivamente más, inundadas, pues en menos de lo que dura un parpadeo, ya el agua llegaba a la parte baja de las rodillas de los hombres, y después, ya llegando a sus estómagos.
El frío era intenso, y el dolor agudizaba cuando Julian y Patrick se comenzaron a tropezar entre puentes, alcantarillas, y más a su paso. Los pocos automóviles que habían salían levantados y arrastrados levemente por el agua, perros que vagaban eufóricos entre las olas ahogándose, y ambos compañeros, siendo invadidos por el terror que cada vez era más.
Es entonces cuando los dos ven a lo lejos, entre borrosa, una silueta que se acerca a ellos luchando también, así que ambos aceleran su paso entre las aguas para alcanzar la extendida mano del hombre misterioso a la lejanía. Poco después, ambos se reúnen con ese hombre que los vino a ayudar, quien se mantenía en muy buena forma a pesar de la tormenta.
Aquel hombre los guía en el camino, mientras Patrick y Julian lo ven, pero sin alcanzar a distinguir su rostro ni gran parte de su cuerpo, lo único que notan es la abrazadora e imponente chaqueta de cuero absolutamente negra que trae puesta, cuan larga y gruesa pueda ser.
-¿Cuál es tu nombre?- Pregunta Julian a su guía, pero no obtiene respuesta consecuente.
-¿Quién eres?- Le sigue Patrick, quien tras no devorarse una respuesta mira a su compañero y después siguen y siguen.
Pasan largos e infernales minutos cuando todos llegan a la entrada del bar del pueblo, el cual yace cerrado, todos suben a través del pórtico y golpean las puertas desesperados, y cuanto la idea de no ser socorridos pasma, son sorprendidos por el rechinar violento de las bisagras que dejan asomar una mano que los hala hacía dentro.
Cuando logran recobrar aliento y calor, cuentan sus horribles anécdotas, de cómo la inundación casi se los lleva, a la par de agradecerle histéricos al hombre misterioso que los ayudó a llegar, el cual; ha desaparecido de un momento para otro. Cuando Julian y Patrick aseguran que aquel hombre debe estar afuera, todas las personas allí resguardadas dicen que nunca vieron a un tercer hombre con ellos, lo cual era imposible, pues los dos amigos notaron como el guía se ponía enfrente de ellos justo antes que la puerta se abriese, siendo el primero en entrar.
Esto solo desconcertó a todos los presentes, quienes testificaron a pies juntillas que ellos llegaron completamente solos.
Tras horas y horas en las que todo se fue calmando, es que ambos amigos fueron interceptados por el barman, quien los llevó a un rincón para que se acoplasen en una charla. El barman les dijo que ha habido numerosas tormentas como esa en el pueblo, que han arrasado con todo lo que haya en su paso a través de las inundaciones, y que seguirán llegando.
Y con respecto al tercer hombre, ese es “El caminante desafortunado”, explica el barman, en todas las tormentas que han azotado al pueblo, siempre hay al menos una persona que asegura haberlo visto, siendo guiada y salvada.
Pero que no se dejen bañar por la carismática y soberana actitud del hombre misterioso, pues en ciertas ocasiones, puede ser bastante agresivo, y cuentan, que, si intentas saber quién es este y lo miras a la cara, te darás cuenta que no posee rostro, y solo se vislumbran dos puntos blancuzcos como ojos, los cuales te arrastran hasta lo profundo del agua, haciéndote ahogar de una manera horrorosa mientras aquel te ahorca y te desgarra, intentando meterte al suelo, para que vagues con él por el resto de la eternidad.
submitted by 3103113162 to HistoriasdeTerror [link] [comments]


2020.06.28 18:07 espijajainfinite Ando construyendo un manga y quisiera opiniones a ver si les gusta :)

Hey chicos que tal, miren, cree un manga de los cuales, ya hice los primeros 3 capítulos y quisiera saber que les parece y si les gusta, actualmente no se dibujar ni tengo los aparatos para hacerlo, pero pude redactar la historia, quisiera que le dieran una opinión, y me digan si les gusta, la idea es en un tiempo pasarlo todo al ingles y presentárselo a los redditors americanos, para poder mantener esta historia en 2 idiomas y que mas gente la siga. Si conocen a algún dibujante con los medios y las ganas o si ustedes son unos, por favor escríbanme, si les gusta el proyecto, planeo crearme un patreon para que los que quieran puedan apoyar, sin mas me despido, muchas gracias.
Se basa en un shonen de peleas, donde el protagonista se ve envuelto en una guerra que busca la exterminación de lo divino, este se une para proteger a sus seres queridos, e intentar hacer recapacitar a uno de sus hermanos con el que ha pasado mas tiempo y se ha unido al bando enemigo.
Goddess Love.
Capítulo 1
- Valjean: Mama, ¿Dónde está mi papa? ¿Quién es mi papa? ; pregunto un valjean de 4 años a su madre luego de darse cuenta de que este no tenía uno.
- Afrodita: Hijo mío, ven siéntate en mis piernas que te contare una linda historia. ; dijo con una sonrisa.
- Afrodita: Tu padre era un hombre fuerte y amable, con un corazón que jamás podre olvidar, y alguien que amaba mucho a sus seres queridos, recuerdo como si fuera ayer cuando lo conocí, y la linda sonrisa que llevaba siempre consigo me enamoro.
Flashback al pasado.
(Afrodita narra) Él era dueño de una floristería, nos conocimos de casualidad mientras estaba pasando por allí, ya que debía comprar muchas flores, el día siguiente había una celebración, y tenía que adornarlo todo, recuerdo que al verlo, este puso una cara como si se le hubiera reiniciado el mundo, lo que muchos llaman amor a primera vista, empezamos a hablar, me regalo una rosa de las más rojas que he visto nunca y me dijo que era la mujer más hermosa que había conocido en su vida. Luego de eso, seguí pasando por su floristería varias veces, y un día me invito a salir.
- Padre de valjean: Qui… ¿Quieres salir conmigo?
- Afrodita: Pensé que nunca lo preguntarías.
Salimos por algún tiempo, luego de unos meses le conté el secreto, usualmente en este punto muchos humanos nos tachan de locos a los dioses, o se lo toman a broma y se van, él no se rio, no me miro con una cara de condescendencia en ningún momento, acepto lo que le dije como una verdad, recuerdo que lo que me dijo fue…
- Padre de valjean: Con razón me enamore de ti nada más te vi, eres la diosa que siempre desee para mi vida, me da igual que seas un ser divino, yo te quiero así tal y como eres, porque en este tiempo me he dado cuenta de que tú eres la mujer de mis sueños, y deseo quedarme a tu lado hasta que muera y luego si es posible, incluso después de muerto.
Ese día, recuerdo haber llorado mucho junto a él, pero de felicidad, los meses, pasaron muy rápido, las estaciones también, y cuando me di cuenta ya llevábamos juntos un año, me quede embarazada de ti, y ese día fui con él y le conté lo que pasaba, a diferencia de los embarazos de humanos, los dioses pasamos por un proceso distinto, los embarazos de los dioses duran 6 días, y para que nazca a un semidiós un humano debe morir e irse al inframundo, donde todos los humanos y semidioses viven juntos por la eternidad.
Esa semana paso muy rápido, y él nunca se asustó en ningún momento, dijo que permanecería a mi lado hasta su muerte, y el cumplió su promesa, esa semana me hizo muy feliz.
- Mira! ¡Le escribí unas cartas a nuestro futuro hijo para cuando yo no este!, le he dejado todo mi conocimiento a él, en cartas para que cuando llegue el día ¡Pueda leerlas todas!, seguro que le encantaran mis conocimientos y contigo a su lado todo será más fácil.
El sexto día llego, y los últimos momentos, estuvieron ahí presentes, recuerdo que ese día la realidad de lo que iba a pasar llego hasta el, donde empezó a llorar y decir que no quería morir, que quería conocer a su hijo y convivir con él, pero que como él no iba a estar me pidió que lo cuidara, y le enseñara todo, que lo hiciera feliz, le explique el miedo a la muerte es normal, pero que de igual manera nos encontraríamos en el más allá, me dijo que me amaba, y se acostó en mi barriga en ese momento, lo último que dijo fue
- Padre de valjean: Cuídame a nuestro chiquitín.
Le afirme con lágrimas en los ojos que ciertamente lo haría, y minutos después el murió, varias horas después naciste tú, ese día toda la isla estaba llena de las más hermosas flores, las flores sobraban, tu padre cultivo cientos de árboles e hizo crecer cientos de flores distintas, y esa fue la última carta de amor que él me hizo, a las horas naciste tú.
- Afrodita: Si te preguntas donde está, pues tu papa está en toda la isla adornándola con la gigante cantidad de hermosas flores y árboles que el cultivo y sembró por toda la isla, y aparte de eso, siempre se encontrara en tu corazón y en el mío, por toda la eternidad, y si tu pregunta es ¿Quién fue? Pues fue un hombre increíble.
Sinapsis.
Nos encontramos años después, en un archipiélago, encontrado entre malta, Grecia y Túnez, un archipiélago conformado por 3 islas las cuales, son únicamente conocidas por semidioses y estas se encuentran en el cielo del mar mediterráneo.
- No lograras tu objetivo, lucharemos contra ti y salvaremos a la humanidad y a la divinidad; Exclamo el centinela caído, el protector de la entrada a la ciudad divina y del tele transporte del templo, tirado en el suelo, herido mortalmente y con una herida atravesándole el pecho.
Esto acontecía en la solitaria bóveda, donde la gente únicamente la usa para su tele transporte con otras zonas divinas importantes.
- Creo que eso ya es demasiado tarde para que tu salves algo porque este es tu fin, tú ya estás muerto.; Exclamo una voz sombría oculto en la oscuridad, sin la más mínima visibilidad del el mismo.
COMIENZO DE LA AVENTURA.
El joven Valjean es un chico de tamaño promedio considerando su edad, al que siempre se le puede observar con una sonrisa que parece su lema de presentación ante cualquier persona que se lo llegue a tropezar en algún momento, de bellos ojos, particulares a la familia que viene, y fácilmente identificables por los demás dioses o semidioses, ya que las pupilas de estos, son unos muy hermosos corazones que hacen brillar a la persona que los posee, a sus 13 años, ya ha podido desarrollar su tan ansiada habilidad familiar y se encuentra deseoso esperando ver el mundo que le espera por delante, con la diversión como lema y como objetivo amar a todos sus seres queridos, se considera un loco de amor por las personas que lo aman, aunque esto no es nada raro por el linaje que posee.
Se le puede ver corriendo por la ciudad, de una manera bastante descuidada, saltando por los bancos, muros, o prácticamente cualquier estructura que se encuentre por el camino, mientras observa a las personas y al entorno que lo rodea, prácticamente olvidándose de lo que lleva en frente, y únicamente concentrándose en lo que sus ojos pueden observar en la distancia; y como se encontraba en la calle principal de la ciudad parecía que su diversión nunca acabaría, pero de repente sin previo aviso tropieza y cae, junto a una chica de una edad bastante parecida a la suya, a lo que al caer le dice:
- Valjean: Lo siento, ¿Estas bien? Déjame ayudarte a levantar; Para ese momento pudo detallar el rostro de la chica, y pudo observar que esta era hermosa, para sus ojos brillaba como el mismo sol, tenía un pelo largo, y quizás era un poco más alta que él, a lo que sintió vergüenza y no pudo evitar enrojecerse
- Chica desconocida: Ah, ten más cuidado la próxima vez, me pude haber lastimado; Exclamo la chica desconocida, con algo de furia en su cara, pero no la suficiente para enojarse por un pequeño accidente, ya que sin decirlo, ella tampoco estaba mirando el camino.
- Valjean: Lo siento mucho, en serio perdón; Ayudo a la chica a levantarse tendiéndole la mano, le sonrió y le dijo: Bueno me tengo que ir, disculpa he quedado a verme con alguien, soy Valjean, ¡Adiós!; A lo que nuestro protagonista volvió a salir corriendo.
Está corriendo hacia el centro de la ciudad, quedo en encontrase con uno de sus hermanos menores, y con el que había pasado más tiempo toda su vida, cuando llega al centro de la ciudad se toma unos minutos para tomar el aliento, para darse cuenta de que su hermano no se encuentra allí todavía, por lo que decide esperarlo, viendo los alrededores, hasta que llega a un barandal, desde el cual se puede ver una de las 3 islas divinas en las que se encuentran.
Cree ver algo y de repente se voltea, pero no ve nada, por lo que continua mirando hasta el horizonte, pero en ese instante, cae un rayo del cielo, que impacta con la isla que podía observar, este rayo, destruye a toda la isla, la onda de impacto, lo lleva a chocar con una pared, y darse un golpe en la cabeza, que lo deja inconsciente por unos minutos, cuando logra levantarse, ve a la otra isla cayéndose en pedazos, y ve como estos pedazos caen directamente al mar, todo el mundo está en pánico, no entiende lo que está pasando, hasta que recuerda que se iba a encontrar con su hermano menor, toma la fuerza que tiene con el miedo que lo inunda, y empieza a buscarlo gritando su nombre, no lo consigue, hasta que a lo lejos ve a un chico, de unos 12 años, de su mismo tamaño, pero con detalles más fríos que los suyos, con un pelo plateado y desordenado, y con los mismos ojos que él, pero los suyos a diferencia, en vez del color rosado de sus pupilas, él las tiene blancas, sentado en una banca, en calma como si nada estuviese pasando, y al detallarlo se da cuenta de que es su hermano.
Al acercarse a él le pregunta que, Salem que haces aquí debes correr, que tienen que irse lo más pronto posible, que nada dice que no caiga un segundo rayo, y destruya esa isla donde se encuentran que deben huir, a lo que su hermano contesta con calma y hasta indiferencia que no, que él se va a quedar allí, que eso que paso fue la furia de un dios destruyendo todo lo que no debe existir y que se unirá a él, a lo que saca un cuchillo y con su mano de manera tajante, apuñala a Valjean en el estómago.
- Valjean: ¿Qué? ¿Por qué?
- Salem: Para que unos vivan, otros deben morir y el objetivo que nos propusimos se debe cumplir, matare a todos los que se pongan en mi camino y se opongan a mí, y tú nunca te me hubieses unido, le dijo con una cara entristecida, eres demasiado unido a ellos y solo te pondrías en mi camino.
Valjean cayó hacia atrás, y se estaba arrastrando por el suelo intentando huir de la persona que solía ser su hermano, en pánico no sabía que hacer estaba temblando completamente, con lágrimas en los ojos, intentando sobrevivir como pudiese mientras su hermano lo seguía a pasos cortos, pudo ver como se le escapaba una lagrima de su ojo izquierdo, a lo que grito lo más fuerte que pudo: POR FAVOR AYUDA NO DESEO MORIR.
Cerro los ojos, se había resignado a morir allí, pero en ese segundo llego un semidiós con una espada, y salto en el medio de el con su hermano, intentando asestarle un golpe mortal al enemigo, que este esquivo sin mucho problema.
El semidiós le pidió que corriera, que se pusiera a salvo y luego buscara ayuda, aun temblado valjean se sacó el puñal del estómago con un dolor terrible, y empezó a correr como su cuerpo se lo permitía, tropezándose de vez en cuando, hasta que pudo llegar a una esquina de un callejón oscuro, y resguardarse allí, se tiro en el suelo, y apoyado a la pared, volvió a caer inconsciente, cuando abrió los ojos, vio a un semidiós con pelo negro corto en frente de él, este poseía unas alas oscuras, y 2 cuernos en la cabeza, uno de cada lado, y con una sonrisa algo malvada, le dijo.
Ashaka: ¿Por fin vas a dignare en despertar? Te pude escuchar pidiendo ayuda, pero cuando llegue te vi corriendo, y escondiéndote acá, tu herida ya tuvo que haber sanado, tenemos que irnos rápido, antes de que alguien nos encuentre
- Valjean: No puedo, tengo miedo, voy a morir
Ashaka arremetió con una patada hacia su cara, a lo que dijo; Reacciona, si te quedas aquí, no vas a poder cumplir lo que querías, si vivir es lo que quieres, nos tenemos que ir ya.
Ashaka levanto a valjean y luego de decirle su nombre, le dijo que era hora de correr
- Ashaka: La vida está llena de decisiones, y la tuya fue pedir ayuda para poder vivir otro día, así que si no quieres morir nos tenemos que ir idiota.
Fin del capítulo 1.
Si les gusta, estaré publicando los otros 2 próximamente.
PD: No se agregar fotos, soy algo nuevo en reddit pero un amigo me hizo ciertos diseños de personajes y de las islas por si los quieren ver, gracias!
submitted by espijajainfinite to iLuTV [link] [comments]


2020.06.05 23:57 Eliancampos19 CULPA

Mi primer cuento que me animo a conocer publicar en internet, espero y les guste
CULPA
El olor a pólvora impregnó el aire. Al suceder el primer disparo, Luis vio un destello y después como un agujero rojo y profundo se formó en la frente de su maestra. El tiempo se hizo lento y una película de color rojo se sobrepuso a su visión. Su mano temblaba, pero aun así hacía un esfuerzo por sostener la pistola calibre 9mm. Juan uno de sus compañeros corrió hacia la puerta del salón, Luis con un movimiento rápido apuntó y disparó; la bala le dio justo en la espalda, penetrando piel y músculos para destrozar la espina dorsal de Juan. Sus demás compañeros se lanzaron pecho tierra para buscar refugio. Luis respiró hondo, embriagándose del olor a pólvora y carne quemada, en un éxtasis, dejándose llevar por la venganza de años de maltratos. Afuera del salón se encontraba lo que parecía ser un perro negro más grande de lo normal, que más parecía un coyote; tenía los ojos blancos, sin pupilas, mostraba sus afilados dientes. Continuó la masacre, Luis, apretando el mango del arma, fue hasta donde se encontraban Daniela, Lizbeth y Laura. Daniela rogó por su vida, mientras Laura y Lizbeth intentaban resguardarse con sus mochilas; Luis acertó tres disparos en la cabeza, después disparó dos veces a Laura en el cuerpo y una más a Daniela. Sacó de su bolsa otro cartucho y recargó, lo hizo de una manera perfecta. Prosiguió con Gerardo, con él, el trato fue especial, Lo agarró del pelo, jalándolo hacia arriba, quería ver sus ojos, forcejeó un poco, esquivó algunos rasguños, pero Luis le disparó en la sien, partes del cerebro salieron disparados junto a una mancha de sangre. El resto de sus compañeros corrían hacia afuera del salón. Luis vio lo que había hecho, El perro negro llegó hasta él. Era tiempo de terminar su obra, Puso el cañón en su boca, sintió el metal caliente y el sabor a hierro. Apretó el gatillo.
La alarma de su celular lo despertó, siempre se despertaba muy temprano para ir a la escuela. Vió hacia la ventana dándose cuenta que todavía estaba oscuro. Se levantó de su cama para ir al baño, después de orinar se miró en el espejo, se tocó la cicatriz que tenía debajo de la nariz, pasó sus dedos por su cabello negro. Él consideraba que si no fuera por esa cicatriz él sería más atractivo. Regresó a su habitación. Se vistió con el uniforme de la escuela, ese día era especial por lo tanto se sentía algo nervioso; de abajo de la cama sacó una caja de zapatos, cuando la abrió se encontró con una pistola Beretta 84 Fs junto a algunas balas de 9mm, la observó unos segundos, en trance.
Un ruido le llamó la atención, de una de las esquinas de su cuarto, se materializó un perro negro, era más grande que la mayoría, sus ojos carecían de pupilas, pero aun así sentía su mirada. Caminaba de una manera elegante, emanaba poder. Fue tanta la sorpresa, que se fue hacia atrás cayendo de sentón. Luis ya calmado se levantó.
-Siempre que apareces logras darme un susto. No era la primera vez que lo veía, llevaba meses observando esa supuesta alucinación. -Así… que será hoy.-La forma de hablar del perro era extraña, no movía su boca, pero la voz grave y con ritmo lento se escuchaba en la cabeza de Luis, como si la transmitiera de una manera telepática. -No lo sé-colocó el arma en la cama junto algunas balas; se sentó a un lado de ella. -Hoy… lo harás. -¿Cómo estás tan seguro?-le cuestionó Luis. -Yo lo se… porque debo saberlo. Conozco tu pasado, presente y futuro. Provengo de un lugar en donde no me rijo por tus leyes. -¿Otra dimensión, acaso? -Tu mente humana no podría entenderlo, solamente alcanzas hasta donde llega tu percepción de la realidad. -Estoy harto de tus metáforas, yo sé que no eres real.-Luis ya se había resignado a nunca conseguir respuestas concretas. Interpretaba eso como una señal de que todo era una mala jugada de su cerebro. Luis revisó su reloj, eran las 6 de la mañana, la entrada era a las 7:30 a la escuela. -Todavía tenemos tiempo para charlar. -¿Por quién… empezarías? -Por la maestra Evelyn,-Luis recordó cómo hace una semana su maestra se burló de él, a causa de una de las tantas bromas que le hacían sus compañeros, por la cicatriz a causa del labio leporino-Después continuaré con juan, el muy bastardo que me robó aquel ensayo. -Unos meses antes como parte de un concurso, Luis escribió un ensayo que le podría haber valido el premio. Cuando llegó el día de entregarlo, se dio cuenta que ya no estaba en su carpeta, la semana siguiente, dieron los resultados en los honores. Juan sorpresivamente había ganado el premio de primer lugar; cuando Luis logró leer el supuesto ensayo, se dio cuenta que era el suyo-Daniela, Laura y Liz serán las siguientes.-tres años de burlas habían sido suficientes “Medio pico, cara culo, deberías usar una bolsa, pero que cicatriz tan asquerosa”. Pero no solo eso, también una ocasión en la que Laura de una manera cruel había jugado con sus sentimientos. Luis apretó sus manos, hasta que sus nudillos se pusieron blancos. -¿Qué me dices de… Gerardo? -¿El que se hacía llamar mi amigo?-Luis lo pensó un momento, Fueron amigos por 6 años de la primaria y dos de la secundaria; hasta que un día, empezó a evitarlo e ignorarlo. Un día junto a otros sujetos lo golpearon en un parque hasta dejarlo casi inconsciente, repitiendo el mismo insulto: “fenómeno”, sin alguna razón aparente-Tendrá lo que se merece, todos tendrán lo que se merecen.
Tocaron a su puerta, un frío le recorrió su espalda, escondió la pistola en su mochila. Cuando abrió la puerta, esperaba encontrarse con su abuela, pero no fue así. Un niño de al menos 5 años vestido con una pijama blanca, entró a su cuarto corriendo. El gran perro le gruñó mientras caminaba hacia atrás. El niño se sentó en la cama; Luis frunció el ceño extrañado, le parecía muy familiar. <> -¿Quién eres? -Soy tu.-dijo el niño. Luis reconoció aquel rostro. Era el mismo pero 9 años más joven. -Fuck…-Dijo sorprendido. -No lo hagas, por favor. Antes de poder decir algo más, el perro negro se adelantó. -Él ya tomó su decisión.-subió a la cama de un salto, se acercó intimidante a Luis niño. -Nunca es tarde para retractarse-La voz de su yo joven a diferencia de la del perro, era lo que se podía esperar de un niño, pero a su vez tenía cierta pizca de sabiduría. El perro negro mostró sus dientes. -Yo he estado en el momento en que... lo ha hecho, acecho a los culpables sin importar cuando. El niño se paró en la cama, por un momento parecía ser mucho más alto. -Y yo soy la respuesta. -dirigió su mirada a Luis, quien seguía confuso-Sé que es difícil, pero debes escucharme, nuestra vida no ha sido fácil. Pero no estamos solos, siempre hay gente que nos quiere. Nuestra madre, los abuelos, tus compañeros de clase… no todo ha sido horrible. El perro gruñó mientras se acercaba lentamente. -No,-dijo Luis-te equivocas. -¿Recuerdas a nuestra madre? Los recuerdos llegaron a Luis, el mundo se fundió y aparecieron en sus ojos. Un día en que su madre y el visitaban el parque. -La amaba con todo… mi corazón,-El veía la escena con los ojos de su versión joven-Ella y yo, contra el mundo. Mi padre nos abandonó, nos quedamos solos... El mundo se distorsionó hasta volver al cuarto. -Pero…-continuó Luis, con lágrimas en los ojos-El cáncer se la llevó y dejó a su pequeño niño al cuidado de !UNOS ABUELOS QUE LO DEJARON IGUAL DE SOLO¡ ¿Por qué me torturan así? Tú-se dirigió al niño-con estos recuerdos y tú-dirigiéndose al perro negro-sembrando el odio en mí. Luis niño intentó acercársele, pero el perro negro se abalanzó, tumbándolo en el suelo, lo mordió en el cuello, haciendo correr sangre. -Ningún maldito día he sido feliz, siempre me he sentido como si todo el mundo me odiara, el bullying… tengo tanto odio… Luis niño desde las fauces del animal hizo un esfuerzo por hablar. -Allá afuera hay gente que no es como toda la que conoces, hay personas que van a apreciar lo que somos. -¿Y si es muy tarde para mí?... Los únicos recuerdos que tenía con sus abuelos, eran de ellos llegando con regalos caros, pero con un sentimiento de vacío; siempre buscó su apoyo sobre algún problema en la escuela, pero nunca lo encontró. Lo únicos recuerdos con su abuelo en especial eran las clases de disparo los sábados por la tarde en un campo de tiro, le enseñó a cargar, apuntar y disparar un arma. -Es para que defiendas nuestro hogar…-Dijo-Un hombre siempre debe saber usar un arma, mi padre me lo enseñó y su padre a él; por eso ahora es tu turno.
El perro soltó al niño de sus fauces, quien cayó como un saco de harina al piso. Caminó hacia la puerta del cuarto. Esta se abrió dejándole el camino libre. -¿A dónde vas?-preguntó Luis. -A cualquier lugar… En realidad nunca estoy en un solo lugar.-Dijo el perro deteniéndose. -Entonces… ¿Si eres real o solo una alucinación de mi mente? -¿Acaso importa de dónde provengo?-las palabras dejaron frío a Luis-ni siquiera importa quién sea yo. Lo único importante en este momento eres tú y lo que harás, solo ten por seguro que no eres el primero ni serás el último, asegúrate que el mensaje que vas a dejar, si sea el correcto, van a buscar culpables, y claro que los encontraran… pero no a los correctos. -¿A qué te refieres? -Los seres humanos siempre buscan culpables cuando no quieren aceptar sus responsabilidades, lo único que quieren es siempre salir limpios ante alguna situación que los pueda afectar. -¿Entonces lo que haré… no tendrá nada ninguna repercusión buena? ¿No evitará que otros niños como yo sufran? El perro salió de la habitación sin responder. Mientras que Luis niño seguía en el piso, con el cuello lleno de sangre. -No lo hagas… por favor.-Luis lo miró sorprendido-no es tarde… -Ya no es solo por venganza. Sé que verlos a ustedes no es normal, y eso me da a entender que ya es tarde para mí; debería estar con alguien que me esté ayudando, pero como siempre… estoy solo, siempre he estado solo. Luis se dejó caer al piso, su cabeza retumbaba de ideas. Las lágrimas caían sobre sus mejillas. Los recuerdos de años de abusos, de las bromas pesadas, las distintas salidas que intentó; buscó una en la escritura, pero lo sucedido con Juan le quitó todos los ánimos de continuar, así que la dejó; el canto fue otra de su “segunda salida” pero sus compañeros fueron los responsables de que lo abandonara. El caso con la Maestra Evelyn era de lo que más le dolía, creía que como era su maestra, al igual que los demás, tenían la responsabilidad de evitar ese tipo de abusos… Pero ese día, cuando se burló de aquella broma, con tal de quedar bien con el resto del salón… La furia de Luis fue incomparable, tanto así que se lastimó la palma de su mano con las uñas; ese suceso fue el que por fin rompió a Luis.
Luis niño se levantó, con un gran esfuerzo llegó hasta Luis y Lo abrazó. -Nuestra madre no quisiera esto para ti… para nosotros.
El mundo volvió a fundirse, a estirarse y entonces apareció ante sus ojos, el rostro de su madre. -Ven… vamos.-era como la recordaba, dulce que te causaba una sensación de paz. Ambos caminaron por el parque, las hojas de los árboles se movían suavemente junto al viento, el cantar de los pájaros y otros niños jugando a lo lejos. -Mama…-dijo Luis. -¿Que pasa hijo?- se detuvieron en medio de un camino de piedra rodeado de árboles. -Nunca me dejes solo… por favor. Su madre se detuvo, se hincó en una rodilla para estar a la altura de su hijo. -Nunca te dejare solo, cariño, sin importar cuando, el amor cruza el tiempo y el espacio… Luis había bloqueado esos recuerdos, no los podía recordar, se encontraban en uno de los lugares más oscuros del cerebro, hasta que por fin habían sido liberados.
Se fundieron en un abrazo, pocas habían sido las personas que realmente le demostraron cariño. -Eres especial, cielo, nunca lo olvides. El mundo se estiró y regresó a la habitación, Los dos Luis seguían abrazados, se separaron, Luis niño ya no tenía sangre en su cuello y las marcas de la mordida habían desaparecido. Cuando se levantaron, la voz de su abuela se escuchó desde el piso de abajo. -Ya vámonos, cielo, ¿Ya estás listo? tu abuelo ya encendió el coche. Luis con un nudo en la garganta no logró producir ninguna palabra. -Te esperamos afuera.-dijo su abuela. Pasó sus dedos por su cicatriz. -¿Lo harás?-preguntó Luis niño. Luis miró su mochila después la puerta y al final hacia la ventana, donde los primeros rayos de sol cruzaban las cortinas. Respiró hondo y dijo: -No lo sé… ¿Acaso importa si lo hago o no? Bob Gray
submitted by Eliancampos19 to u/Eliancampos19 [link] [comments]


2020.05.03 21:51 B44RU Es por esto que los MIMOS son mucho más terroríficos que los PAYASOS. Historia original de Mandahrk (TRADUCIDO)

Es por esto que los MIMOS son mucho más terroríficos que los PAYASOS. Historia original de Mandahrk (TRADUCIDO)
Historia original de u/Mandahrkhttps://n9.cl/idwg
Dejo vídeo a Youtube por si les da paja leer ➤ https://youtu.be/sfz0QvDJ8tg
Desde que tengo memoria, mi padre ha tenido irracionalmente miedo a los mimos. Lo he visto reducido a un lío sudoroso y tembloroso al verlos. Nadie sabía por qué esto era así, ya que siempre lo ignoraba enojado cada vez que lo interrogaban y fingía que no lo afectaban en absoluto.

Si bien esto se había convertido en una broma corriente en la familia, siempre tuve curiosidad acerca de la razón detrás de esta extraña peculiaridad suya. Bueno, esta Navidad finalmente conseguí hacerlo hablar después de llenar su estómago con abundantes cantidades de pastel y vino, y me contó su historia, casi palabra por palabra...

¿Realmente quieres publicar esto en internet? Suena extremadamente increíble, así que no te sorprendas si te acusan de inventar todo esto, ¿de acuerdo? Dios, ¿por dónde empiezo?

Entonces, sabes que vine a este país a principios de los 90, ¿verdad? Pasaron un par de años antes de conocer y casarme con tu madre. Los tiempos eran difíciles para alguien como yo en aquel entonces, tuve que trabajar en dos empleos a la vez solo para poner comida en la mesa y tener un techo sobre mi cabeza. Incluso entonces, todo lo que podía permitirme era el apartamento más ruidoso de ese viejo y decrépito edificio en un barrio infestado de crimen. Era tan malo que no podías dormir bien sin escuchar al menos un disparo cada noche. Solo un lugar mohoso y desmoronado para vivir.

Ahora mi segundo trabajo era básicamente un fin de semana en el que trabajaba como barman en el club de striptease local. Se llamaba The Rear End. Era basura, y no es algo de lo que me sienta particularmente orgulloso, pero trabajar en un club nocturno es mejor que dormir en las calles, puedo asegurarte eso.

No quiero que tu madre se entere de eso, asi que simplemente no hablemos de esa parte de mi vida. No me mires así, esas mujeres fueron algunas de las personas más valientes y honorables que he conocido.

De todos modos, mi trabajo significaba que regresaría a mi apartamento tarde, quiero decir 2 o 3 de la madrugada. Necesito que entiendas lo tarde que solían ser esas noches, para que realmente puedas apreciar cuán extraño fue lo que vi en el ascensor ese día.

Era un sábado por la noche, lo recuerdo bien. Estaba exhausto y solo quería volver a mi habitación lo más rápido posible. Entré en mi edificio, subí pesadamente al elevador y vi a un maldito mimo esperándome allí, ya sabes, maquillaje, cara blanca, labios rojo sangre, camisa a rayas, todo el asunto. Estaba sosteniendo una cuerda atada a un globo en una mano y saludando con la otra a algo en la distancia con esta sonrisa extraña y sin vida plasmada en su rostro. Y su mano tampoco se movía naturalmente, tenía esta extraña cualidad robótica, como si fuera algo mecánico, ¿sabes? Sacudió su mano, izquierda, derecha, izquierda, derecha, solo sonriendo a algo lejos en la distancia detrás de mí con estos ojos abiertos y sin parpadear.
Oh sí, absolutamente solo había una pared detrás de mí. Nada más, que eso lo hizo tan espeluznante. Quiero decir, he visto todo tipo de mierda extraña en este país, pero nada estuvo cerca de ver un mimo en el elevador de mi edificio de apartamentos a las 3:30 de la madrugada. No hace falta decir que estaba completamente asustado y decidí subir las escaleras a mi apartamento en el noveno piso. En realidad no tenía este gordo estomago en ese entonces, estaba en buena forma, por lo que subir las escaleras, aunque agotador, no era imposible. A veces incluso subía y bajaba esas escaleras, solo para hacer ejercicio. Supongo que lo que estoy tratando de decir es que no me preocupaba subir hasta el noveno piso, por lo que tomar la decisión de usar las escaleras no fue muy difícil.

Creo que había llegado al 4° o 5° piso cuando noté que algo se movía por el rabillo de mi ojo. Me detuve, me di la vuelta, y allí estaba él, subiendo las escaleras un par de pisos debajo de mí. ¿Alguna vez has visto esas viejas películas mudas? ¿Alguna vez has visto a un personaje caminar de puntillas de manera exagerada cuando intentan hacer evidente lo importante que es el silencio? Así es como caminaba, con las manos frente a él y trepando con estas zancadas tremendamente largas, saltando sobre varios escalones a la vez, solo usando las puntas de los dedos de los pies para levantarse.
Se congeló cuando lo vi, a mitad de camino, como una estatua con una pierna suspendida en el aire mientras permanecía precariamente. Esperaba que se volcara y cayera hacia atrás en cualquier momento, pero no se movió ni una pulgada. Era como si se hubiera convertido en piedra. Tenía esa extraña expresión en su rostro, casi como cuando a un niño mamá le sorprende robando las galletas de nuevo, y sus ojos se movieron rápidamente, negándose a reconocer mi presencia. Estaba tan cerca de perder mi mierda, pero me puse nervioso y hablé.

"Hombre. Ya basta". Me reí nerviosamente. "Me tienes hombre. Esta mierda es hilarante".

Esto me lo dije más a mí mismo que a él, para pensar que no era más que una broma, o una actuación de práctica o algo así, ya sabes.

"No tengo dinero, hombre". Añadí. "Soy muy pobre. Entonces, eh ... Puedes detenerte ahora".

Con eso, aceleré y comencé a correr escaleras arriba. Se me heló la sangre cuando lo escuché comenzar a moverse de nuevo, mucho, mucho más rápido esta vez, pero exactamente con el mismo movimiento. Miré detrás de mí otra vez. Mierda. Estaba solo un piso debajo de mí, nuevamente se habia detenido en esta mierda de estatua viviente. Pero él estaba tan cerca de mí esta vez que podía ver el blanco de sus ojos mientras miraba a lo lejos.

Fue muy extraño. Ni siquiera sabía si todo esto era malicioso o no, ¿sabes? ¿Estaba este mimo tratando de lastimarme? Creo que saber que era un loco psicópata habría facilitado el trato. ¿Pero esto? Fue irracional. El miedo que sentía era insoportable, sacudiéndome hasta la espina.

Le grité.

"¿Qué mierda quieres?" Grité a toda velocidad, sin importarme quién se despertara, no, en realidad esperando que alguien lo hiciera.
"Déjame solo gilipollas. ¡A la mierda!"

Su expresión cambió instantáneamente ante eso. Parecía ... triste casi, pero era terriblemente falso, como si estuviera haciendo un espectáculo. Se le cayó la cara y levantó la mano para limpiarse una lágrima inexistente. Vi en aturdido silencio mientras él procedía a subir la barandilla de las escaleras y saltar antes de que pudiera abrir la boca.

Grité y rápidamente me incliné sobre las escaleras para ver qué diablos pasó. Estaba tumbado en el suelo, seis pisos más abajo, las extremidades retorcidas en ángulos extraños y acostado en un charco de sangre.

Debo haber pasado casi un minuto solo mirando su cuerpo sin vida, preguntándome qué demonios acaba de pasar. En el fondo de mi mente, sabía que tenía que llamar a la policía o algo así, pero estaba demasiado conmocionado como para moverme. Fue una sensación de hormigueo en mi columna que me trajo de vuelta a la realidad. Esta extraña sensación de ser observado, como miles de hormigas corriendo por tu espalda.
Miré hacia las escaleras encima de mí y no bromeo hijo, allí estaba, ese maldito mimo, mirando su propio cadáver con esta expresión de sorpresa en su rostro. Estaba sosteniendo sus mejillas como esa pintura de 'grito' y su boca se había abierto con los ojos amenazando con salir de sus cuencas. Su cara estaba a solo centímetros de la mía, y, en verdad, casi me orino en los pantalones.

¿Ves mis manos ahora? ¿Ves cómo están temblando, solo pensando en esa noche? Imagina cuán aterrorizado debí haber estado en aquel entonces. Mi cuerpo acababa de apagarse, negándose a moverse, y los dos estábamos parados allí, como estatuas, como una jodida instalación de arte viviente.

Él fue quien se movió. Después de aproximadamente medio minuto de estar completamente quieto, sus ojos se movieron y finalmente se encontraron con los míos por primera vez esa noche. Un escalofrío recorrió mi columna vertebral mientras miraba esos pozos profundos de la nada, pero el hechizo se rompió y pude mover mi cuerpo nuevamente. Tropecé y caí hacia atrás, pero rápidamente me puse de pie y corrí. Y seguí corriendo hasta que salí del edificio, sin atreverme a mirar si aún me seguía y haciendo todo lo posible para mantenerme alejado del cuerpo tendido en la planta baja.
Estuve despierto toda la noche, tomando un café en la primera cafetería que se abrió al amanecer. Llamé anónimamente a la policía desde un teléfono público por la mañana y, por supuesto, no había ningún cuerpo en el edificio cuando la policía apareció más tarde. No soy un hombre muy religioso, pero sabía que esa mierda no era algo que la lógica pudiera explicar. Durante la semana siguiente me mantuve alejado de mi apartamento tanto como pude, solo fui a ducharme y a cambiarme de ropa, pasé las noches en casa de mis amigos después de poner las excusas más débiles imaginables.

No. No se lo dije a nadie. ¿Estas loco? ¿Quién me creería? Y no, no habían camaras en ese edificio.

La pobreza es jodidamente cruel, hijo. Ya no podía imponerme a mis amigos y no quería ir al refugio para personas sin hogar, así que decidí volver a dormir en mi departamento. Traté de engañarme y pensar que lo que había experimentado no era real, que lo había soñado todo. Como si todo fuera solo una alucinación. Pero en lo profundo de mí, sabía que era real. Todo ello. Y que probablemente volvería a suceder.
Una sensación de tremendo temor me invadió cuando me paré afuera de mi edificio 8 noches después de que me topé con ese mimo. De nuevo era bastante tarde, casi al mismo tiempo cuando me topé con él la última vez. Con el corazón encogido, caminé penosamente hacia el elevador, tratando de evitar pensar en el miedo y apretando mi corazón. Ni siquiera podía mirar el lugar donde había caído y elegí alejarme de él.

El elevador se abrió con un ruido suave y solté un suspiro de alivio al ver que estaba vacío.

¿Por qué no solo tomé las escaleras? Joder, no. Demasiado trauma asociado con ese lugar. Es mejor estar apretado dentro de un elevador de rápido movimiento que arriesgarse a subir las escaleras y encontrarse con el mimo suicida del infierno.

Creo que debería estar agradecido de que mi viaje en ascensor fuera pacífico. No creo que hubiera sobrevivido si él hubiera aparecido allí. Un ataque al corazón me habría matado mucho antes de que él pudiera cortarme la cabeza o algo así, no lo sé.

Jugueteé con mis llaves, pero rápidamente entré y cerré la puerta detrás de mí. Quitándome los zapatos, corrí inmediatamente hacia la comodidad de mi manta y me acurruqué allí, tratando de conciliar el sueño, pero me mantuve despierto como un maldito búho.

Entonces este apartamento era bastante pequeño, ¿verdad? Solo dos habitaciones, excluyendo el baño. Para que pueda escuchar lo que esté sucediendo en cualquier rincón del piso. ¿Entiendes a donde voy con esto?

No. No estaba en la casa, pero estaba fuera de ella. Escuché algo crujir afuera de mi puerta principal e instintivamente supe que era él. Al principio pensé que me quedaría allí en mi cama, pero el susurro no se detuvo. El miedo seguía creciendo dentro de mí, y se estaba volviendo insoportable quedarse allí. Mi corazón latía tan rápido que temía que saliera de mi boca.

A la mierda, me susurré a mí mismo y me levanté para investigar. Golpeé mi dedo del pie contra la cama y grité, con los sonidos del exterior cesando casi al instante. Después de controlar el dolor, caminé hacia la puerta, tan suavemente como pude, y miré a través de la mirilla.
Ahogué un lamento cuando mis temores fueron confirmados. Allí estaba él, ese maldito mimo, de espaldas a la pared frente a mí, atento, como un maldito cadete del ejército. Creo que debe haber sentido que lo observaba, porque tan pronto como miré a través de la mirilla, se inclinó hacia adelante, de modo que la parte superior de su cuerpo estaba casi paralela al piso. Sus labios rojos como la sangre se estiraron en esta sonrisa viciosa y comenzó a mirarme directamente.

No sé cómo, pero de alguna manera me estaba mirando directamente. No, él no estaba en ninguna parte cerca de la mirilla, así que no sé cómo, pero sabía que me estaba mirando. Sentí sus ojos perforar mi alma, burlándose de mí, haciéndome saber que estaba jugando conmigo y que podía matarme cuando quisiera.

Acercó las palmas a los lados de la cara, abrió la boca y comenzó a chasquear la lengua. Excepto que nunca escuché el clic. Lo que escuché fue un golpe, y mi puerta comenzó a temblar.

Toc, toc, toc.
Me caí de miedo. Sabes, él no estaba cerca de la puerta, pero todavía golpeaba. No sé qué demonios estaba pasando, pero sabía que no podía quedarme allí ni por un segundo. Salí de mi ventana y comencé a descender usando las escaleras de hierro de salida de emergencia unidas al costado del edificio.

Escuché algo increíblemente grande y fuerte golpear contra la puerta de mi casa cuando comencé a bajar esa desvencijada escalera de hierro. Mi puerta cedió con un crujido dolorosamente fuerte y casi me caigo.

¿Por qué nadie salió a comprobar qué estaba pasando? Bueno, la mayoría de las personas se preocupaban por sus propios asuntos. Las invasiones de casas, los asesinatos, los tratos de drogas salieron mal, podría ser jodidamente cualquier cosa. No necesariamente algo demoníaco.

En un momento en mi camino hacia abajo, consideré simplemente saltar y terminar con mi vida, estaba tan aterrorizado. Pero sacudí la cabeza y seguí luchando por mi supervivencia.
Pronto fui libre. Estaba fuera de ese edificio infernal y jadeaba y recuperaba el aliento en las calles de abajo. Volví a mirar hacia donde estaba mi departamento y lo vi por última vez en mi vida.

Estaba parado en la barandilla de las escaleras de emergencia, justo afuera de mi habitación, sin ninguna preocupación en el mundo. No sé cómo diablos se equilibró con esa cosa, pero se quedó allí, mirándome con esa jodida sonrisa en su rostro. Teatralmente levantó las manos y aplaudió.

Vi en silencio aterrorizado como una por una, las luces en todos los apartamentos comenzaron a encenderse. Él estaba allí, en cada maldito apartamento en las ventanas que podía ver. Era él. Jesús, estaba actuando, si eso tiene algún sentido. En una casa imitaba beber té, en otra haciendo malabares con bolas invisibles,una vista jodida por decir lo menos.

Pero el original continuó mirándome y luego, con otro aplauso, apagó todas las luces del edificio y desapareció, dejándome temblando en la oscuridad.
"Jesús, jodido Cristo, papá". Susurré. "¿Eso realmente sucedió?"

"Eso depende de ti creerlo." Respondió. "Sé lo que vi".

"Entonces, ¿volviste allí de nuevo?" Pregunté.

Sacudió la cabeza con furia. "Nunca en la noche. Nunca jamás. Me mudé tan pronto como encontré otro lugar".

"¿Qué pasó con ese edificio?"

Él suspiró. "Aveces pasaba solo para verlo; finalmente el propietario tenía que venderlo a un constructor. Simplemente ya no era rentable; hubo un montón de suicidios allí, como 2-3 cada año durante media década. Mal augurio en todas partes. El nuevo propietario lo derribó y construyó un centro comercial allí "

"¿Un centro comercial? ¿Cuál?" Pregunte. Me miró sin comprender.

"No quieres decir ..." Mi sangre se congeló cuando lo comprendí. "Pero ... ¡Tienen una actuación de mimo en el anfiteatro allí cada mes!"

Él asintió.
-----------------------------
Historía traducida de ''This is why Mimes are much more terrifying than Clowns''https://n9.cl/idwg con el permiso de u/Mandahrk
Dejo vídeo a Youtube por si les da paja leer ➤ https://youtu.be/sfz0QvDJ8tg

https://preview.redd.it/b3sdx4k5afx41.jpg?width=1280&format=pjpg&auto=webp&s=e60422a194e4b57b13c10393133f9df18133764c
submitted by B44RU to nosleepenespanol [link] [comments]


2020.04.26 06:04 DanteNathanael Sal de Amanecer - Parte 1: Capítulo I.1

Así termina el día: el reloj da la última hora sobre su circunferencia y reinicia, pero él, reflejado en el centro, lo único que puede ver es cuánto tiempo ha perdido.
Detrás del vidrio circular, vector mayor y menor del tiempo apuntan rectos hacía el opaco cielo. Desfigurados claustros posthervoreos avanzan lentamente en fila bajo la fría atmosfera de las ultimas suelas anuales de Leo. En las sonrisas de luna que logran aparecer de vez en cuando entre las grietas de la troposfera, se puede oler el petricor proveniente de la naciente Aura, cortesía de la recién bautizada Katia, vanidosa hija del vórtice tropical buscando la manera de tragarse en sus cabellos efluentes la luz del Sol, para escupirla fría, difuminada y obscura—Coyolxauhqui en el reino de Tonatiuh, imponiendo desde el ojo de su vientre atmosferas extranjeras con apocalipsis en mente, despertadores para los oxidados engranajes del mecanismo tectónico.
Debajo de todo, por fin arriba, él espera . . . no hay nada, ni tampoco ha llegado a su cuerpo. Cierra los ojos por pequeños lapsos que culminan en un esfuerzo por mantenerse despierto cambiando de posición, solamente para cerrarlos otra vez y hacerlo de nuevo. La noche cae en el horizonte lentamente, el invisible manto de estrellas moviéndose silenciosa mientras los sifones oculares, pupilas negro esterlino, llevan esa luz que hace posible verlos al reino de la inconsciencia, la promesa de vida progresivamente desvaneciéndose estrella a estrella, bulbo a bulbo, interruptor a interruptor. La cantidad de silencios a su alrededor crecen, los pasos del Sueño cada vez más audibles juntos con las campanitas llenas de almas chocando entre si paso a paso . . . el deseo de pertenecer a ellos aumenta, pero el brillo cuadrangular pide un poco mas de compañía. Y con un largo bostezo Somnolencia llega, y con ella . . .
. . . llega un bólido balido expulsado del interior de alguna casa vecina, atraído por la fina influencia de sus oídos. Refunfuña tal Caguamo, meneando la cabeza exhalando frustración en torrentes sincopados a las flautas tocadas por el viento entre árboles, edificios y telarañas de cobré y PVC. Deseando reanudar su ritual con ella, quién ya ha vuelto a la seguridad de las sombras, sin saber a estas alturas de su vida una manera constante de atraerla de nuevo cuando quisiera, y sin una vibración reciente en su mano, comienza a platicar con Caguamo, como ya es costumbre, que lo espera, con un poco de frío, en la base de la plegable escalera de aluminio que uso para subir a la azotea.
"¿Qué piensas de las ovejas, 'Wamo?"
"¡Aarf! Ggrarf, arf aarf raff . . . Raf."
"Claro, si son deliciosas, ¿pero alguna vez has visto una?—viva, no en carnitas, digo—no te parecen un tanto, no sé, ¿estúpidas? ¿inocentes?"
Caguamo levanta su rostro confundido, pequeños aglomerados de hielo hay en sus bigotes, hacia su dirección. No había comentado nada sobre su sabor . . . pero claro que lo amaba. El olor característico de un domingo, con todo y sus meteorológicos tintes religiosos, volviendo el aire más pesado, difractando la luz en un espectro más cálido, colores para algunos hogareño, que llenaría sus corazones de calor con tan solo recordarlos, pero para otros el más simple y doloroso indicador de su soledad. . . . Para nada. Caguamo compartía con su compatriota humano el dolor auditivo que era aquella nueva inquilina, con la furia propia de un chihuahua.
Dentro de las sombras, el panorama cae. Los antenados, cableados y apilados bloques negros del horizonte pronto y lejano, melenas construidas de borrosos aluzamientos y brillantes bocas poligonales adornando las caras de planas obscuridades, caen hacia arriba, inversa gravedad circadiana del profundo y fluido negro que ella ha derramado con un beso entre la superficie de sus ojos y el anverso de sus párpados. Al chocar con las magmoides nubes prekatianas liberan paquetes electromagnéticos atrapados en altas estacas de acero, vibrando al llegar a su celular, movimiento periódico que quizás no en fuerza, pero si en ritmo, es indistinguible del rebote asiento-trasero del puñado de pasajeros sentados en el metro. Todos, despiertos o no, recorren alabeadas e invisibles guías al destino de siempre . . . ¿Por qué habrían de dudarlo? En la ceguera impuesta por la subterraneidad (que dos días antes había celebrado su cuadragésimo octavo cumpleaños) las sensibilidades autogeolocalizadoras necesarias para notar que efectivamente, así como al dormir, flotando en los vientres del Sueño, el rumbo, el final, habían cambiado bruscamente por capricho de Alea, eran inmensamente escasas. Dormidos a la mitad, tan cerca y tan lejos de descansar en paz, frunciendo seños, formando sonrisas, asfixiándose a efecto retardado es su apilación horizontal, son llevados a un lugar que reconocen como el mismo, pero que no podría estar más lejos de serlo.
Las ofrendas de todos los alabastrones presentes se alzan hacía los ventiladores negros.. El sonido generado por el vórtice es solamente audible cuando el metro se paraliza en miedo, junto con todos adentro. Buscan quedarse callados, el más mínimo sonido puede ser malinterpretado. La respiración disminuye, las lenguas paran de moverse en sus cavidades bucales, los audífonos empiezan a susurrar, aquella comezón debe de esperar . . . ¿esa luz estaba parpadeando cuando subí? La obscuridad del túnel empieza a multiplicarse, extendiendo su cuerpo en contra de las ventanas, crujiendo, vibrando . . . nadie parece notarlo, pero, pero, lo oyen, ¿no? Cada vez todo se hace más fuerte. . . . Es . . . no no, solo es el reflejo de sus audífonos en la ventana. Ja. Juré que era un rostro afuera de la ventana . . . está dentro, ¿no? ammm, no . . . algo definitivamente se acerca . . . viene de muy lejos, corriendo por el túnel, trayendolo consigo . . . si, los oigo, oigo sus dientes castañeando de hambre, deletreando mi nombre en sus estómagos. . . . Aquí vienen. . . . Un gran borrón naranja pasa hecho la Mocha por las ventanas, silbando crujiendo, cientos de siluetas difuminadas entre si derritiéndose por la velocidad en la obscuridad de su anonimato . . . nada fuera de lo usual. Mira todo pasar, suspirando en alivio. Vuelve a cerrar los ojos. Por lo menos hasta que oye el rechinido de los frenos. Cara a cara, no se atreve ni a ver los reflejos que piden un poquito de sus ojos, una mordida visual, un grito inaudible clamando por digestión cerebral . . . siente que algo se abre paso sobre el mar capilar, sale por la ventana y aterriza en el techo con un estrudendo. Lo único que puede oír es el ventilador succionando sobre al aire que exhala pesadamente. Sudor empieza a ser secretado, el calor aumenta hasta que algo sobre ella empieza a decir, un susurro encantador, un gran siseo, mientras todo yace unánime y petrificado, "Si recuerdas qué es la luz al final del túnel, ¿no?" Ella no responde. "Parece que no . . . que lástima, pensé que lo recordabas." Trata de alertar alguien, pero todo está hecho piedra, incluso ella, de la cabeza para abajo, su miedo y eso lo único con aparente permiso de moverse. "Aura, Aura . . . la luz al final del túnel es otro tren . . . la luz al final del túnel—" Por fin logra alzar la cabezs, sumida en miedo, sudor y desesperación, en el momento exacto para ver cómo el ventilador ya no está girando, y entre la rejilla desciende rápido como la Miseria, "—s o y y o."
Al fondo del vagón, visibles a través de un infrecuente valle de espaldas, dos hombres se saludan con los puños, uno de ellos silbando la melodía de Mi destino fue quererte. Sin soltarse, el otro, vestido de azul, mangas arrugadas y recogidas hasta el codo, revelando un reloj en cada muñeca, empieza a cantar “. . . maldigo al amor.” Sus manos empiezan a bailar en el reducido espacio que tienen. Muchos empiezan a sentirse incomodos, no están acostumbrados a ver la felicidad nacer de la nada. Un muchacho empieza a sonreír con ellos mientras que en los altavoces se les da los buenos días a todos con información sobre la estación que se aproxima. Sí, sí, nunca debes de olvidar sonreír. . . . Parece que él pensaba lo mismo hasta que entre gritos inesperados, Aura despierta del trance y logra ver en su cara una mueca para que la tierra se lo tragase, tirando la pequeña sonrisa que había logrado extraer de su interior al aire, el ventilador succionándola . . . pero la tierra ya se los había tragado a todos: el roce de su pene contra las nalgas de un señor habían despertado las fantasías reprimidas de su juventud, liberando a manera de supresión insultos y movimientos para mentarle la madre:
“Para pendejo no se estudia.”
“¿Lo dice por experiencia?”
Pero el peso del Amanecer hunde su rostro y su vigilia de nuevo entre cientos de suaves pelos sintéticos, propios de su almohada—afelpada chaqueta color cobertor, modelo hombro, con olor a suavizante y perfume—dejándola salir seis estaciones después de la planeada. Su destino es la escuela, la maldita escuela.
“¿Si pasaste?”
“Si, y no gracias a ti, maldito ‘storbo,” corriendo a las escaleras, 4 pasos por cada paso de persona normal.
Ring-ring. Extraída de la cama, Alán expide una serie de bostezos indivisibles. Coloca su desnudo pie izquierdo sobre la fría gravedad, espera un segundo, y descansa el derecho sobre la rejilla del compañero delantero. Con una mano silencia la desesperada alarma, con la otra vierte tinta negra de su pluma en símbolos latinos, pigmentos diluidos formando cadenas que denotan en claro-obscuro las ideas recibidas sobre el papel adiestrado. Las lagañas que bordean sus ojos se extienden en trenzas segmentadas hasta la tenue cuadrícula azul con fondo blanco, medio centímetro cuadrado de blancura, treinta y seis por cuarenta y nueve cuadritos, más bordes—blanco como el de su pijama, procediendo a quitársela con sonambulico fervor: primero la camisa, revelando la falta de ropa interior superior, enseguida los pantalones, dejando como huella de su presencia un patrón pintado en carne viva, montañas en contracara a las presentes en el elástico que lo mantenía adherido a su cintura. Todo cayendo a la misma velocidad. Al pasar a la siguiente página, esquina superior derecha, continua cepillándose los dientes, arriba-abajo, escribiendo izquierda-derecha, palabra tras palabra, deslizando sus ya calcetados pies dentro de un cómodo calzado sucio. Primero izquierdo, cruz, orejitas, nudo iniciando por la derecha, otro nudo más, después derecho, lo mismo. Seguridad, firmeza, libertad, alas para volar hechas de nilón y algodón. Finalmente ha acabado, la clase ha terminado y todos podemos relajarnos hasta que arribe otro metro atrasado, trayendo el clima del túnel, los vientos estacionarios presentes en la obscuridad llenando las arcas del andén, aventados a treinta kilómetros por hora más su velocidad natural. Variable. Demasiado variable. Cierra los ojos, no quieres que nadie entre en ellos, no quieres que nadie vea lo que hay en ellos.
“¿Por qué siempre llegan tarde?" Y al verlas tomadas de la mano, Alán añade "—¿y juntas?”
Un par de huh's desentonados y unísonos, lagrimitas de bostezo saliendo de los ojos de Kessandra y la anillada por Insomnio mirada perdida de Aura le responden.
Se toman de las manos en la forma particular de "hermanas" recién reconciliadas. El pulgar e índice de Kessandra formando un anillo falángico que, con sus internas sombras, logra diferenciar los de otra manera indiferenciables pigmentos de sus pieles, PMS P 37-9 C, dinámico a la temperatura ambiental y corporal—la anchura y profundidad de sus pares de ojos el único punto de anclaje del que todos pueden decretarlas como amigas, en vez de familiares, diferentes constelaciones, misma obscuridad.
"¿No han visto qué hora es?" continúa Alán.
Kessandra al fin se atreve a verla—09:07—al levantar la cabeza hacia el cuadrangular reloj sobre el pizarrón. Al bajarla, la punta de su nariz despliega el panel de notificaciones del estratégicamente posicionado celular de Asán, donde antes de retroceder y levantar sus puños, vislumbra debajo de la hora atrasada por un minuto, una serie de mensajes insoportablemente falsos con una tal "Linx", que días antes, vagando por las calles que de alguna u otra manera conectan a la burbuja de existencia de la preparatoria con el mundo exterior, la había visto con él, tomados de la mano, compartiendo con bromas y risas altisonantes una orden de tacos de canasta, frijol y papa por el olor, con un helado de la nevería más cercana, fresa, uva y choco-chips, caminando a una velocidad casi lo doble que la suya hacia Tlalpan.
"Shiinga tu madre, pende—" Entre i'es y e's, burbujea a la superficie de su consciente sensorial el espacio negativo, ciento cuarenta y tres punto ocho por sesenta y nueve punto cinco por ocho punto cinco milímetros, dejado por el vacío que su celular creó en su mochila al saltar de su posesión a la de otro sin su permiso, retribución monetaria o ya de mínimo un "gracias," apagando el final de su oración mientras Aura, ahora libre, camina hacía su lugar. Una mirada registra cada uno de sus movimientos.
Caminando, suelta un suspiro. Todos creen que se trata de un lenguaje pneumático por descifrar, pero nadie se atreve preguntar. Ella misma se ha percatado de esto, por lo que de vez en cuando expira versos de Blake y Lorca en un amateur morse. Pero hoy no se trata de eso, pues al saludar al resto, se pregunta cómo es que llega todas las mañanas sin recordar el trayecto ("¿Qué onda?"), con la ligera sospecha de haber vivido ya éste día ("Hola Aury, te ves preciosa." Ay: "Gracias, bebé.") de manera exacta. ("Hola chicos.")
Al ajustarse los garabatos del pizarrón poco a poco a sus ojos, cree haber leído algo relacionado a lo escrito alguna vez, aunque la memoria visual de un "proceso subconsciente" no puede ser traída a la consciencia, y las palabras "arco reflejo" sólo le recuerden a la entrada de su hogar anterior, memorias de un domingo por la mañana. La sigue mirando.
Con el Sol alcanzando su cénit, montañas apenas visibles, rugir incesante de motores, cláxones, comercio, pasos y risas sobre los pasillos, las paredes haciéndose más chicas con el paso del día, el reducir inquebrantable de la paciencia y los niveles de atención, sobre las empolvadas losas gris penitencia y tras mucho debatir interno, una figura se alza por detrás de los bosques de queratina teñida de colores extracapilares, aproximándose a ella mientras su respiración se hace más pesada.
"¡A!—Aura . . ."
Pausa la escritura, su mirada asciende y desciende al confirmar la forma de la voz . . . y suspira de cansancio. Pero él continúa, titubeando en su nervio-sismo: "¿Cómo e-estás?"
Al recordar lo dicho por su madre, tan repentino pero esperado como un relámpago en medio de la tormenta, Aura se toma firme y bruscamente de la chaqueta blanca de Ródian, usando el impulso para levantarse unos centímetros de su asiento y decirle, en un tono desinteresado y ahogado, cerca de su oreja: "Ah. Hola, Rod."
"¿Recuerdas lo de ayer?"
"No," responde bruscamente, hundiendo los ojos en su siguiente aliento, "no recuerdo ni cómo llegué aquí hoy, mucho menos los días anteriores; ¿qué hay de ti?" Pero antes de dejarlo responder, su madre de nuevo presente, vuelve al tema: "Ammm . . . No. ¿Qué fue lo que dije ayer?"
"Bueno, me dijiste que te sentías sola y querías compa—"
"¡Ahhh! Si."
"Y . . . Y pues—"
"¿Ajá?"
"Quedamos en salir. Además, me dijiste que—"
"¿Enserio dije eso?"
"Ammm. Si."
"Ah . . ."
"—me dijiste que te recordara, porque estabas un poco ebria."
"Creo que no fue solamente un poco, Ródian."
"¿Mande?"
"No, nada . . . Demasiado."
"¿En-tonces?"
"Si, seguro. ¡Ya qué!"
Ródian, un momento sin decir nada, se convulsionaba con tan grandiosa oportunidad. Aura le despertó.
"Búscame al salir."
"Claro."
Aura, Aura, su nombre rondaba incansable en las espirales de su pensamiento. Por un lado, se generaban memorias de posibles futuros, por el otro, con considerable mayor peso, un torrente presurizado de ingeniosa envidia y excelente mentira dejaba caer frente a su tercer ojo las memorias del famoso—por lo menos para él—muro de su hermano. Una pared patronizada con lazos y clavos de los que pendía ocasio-nalmente una impresión de 10x13 centímetros de algún tiempo en el pasado, a pie de recuerdo el nombre de la acompañante en turno, y por debajo la fecha y una aproximación de las coordenadas, tomadas de Gmaps, del lugar y el tiempo donde fue extraído aquel momento. Los lazos varían en color: hay una gran cantidad de rojos, los cuales, retorciéndose en las ápsides de la pared, finalmente regresan, tras separarse en T'es y reconformarse en Y'es, hasta un circular vacío central donde pareciera que habría de colgar una fotografía que aún no había sido tomada; y azules, verdes y negros, brotando en pasajeros callejones, resaltando puntos y fotografías que Ródian no comprendía, pero que su hermano, encantado con su palacio mental exteriorizado, siempre miraba todas las mañanas, para revitalizarlo.
"Una foto de las fotos, eh."
"Así parece ser. Quizás no deberíamos de llamarles fotos, si no capturas . . . engramamos bucles de los cuales no sabemos en dónde está su origen."
"Oye, ¿y si nosotros somos el origen?"
"Mira pequeño . . . Deberías ya estar en camino, migrando hacia las regiones fronta-les, en donde con tus habilidades servirías más para lo que se lleva a cabo detrás de aquellos rangos misteriosos. Y-Y no me digas—"
"Oh, quiero intentarlo."
Sola de nuevo, nota el acre olor originado por la quema de sustancias ilícitas en la calle vecina alcanzándola tras haber envuelto a todo el salón, entrando por la lejana ventana paralela a ella. Había encantados y había asqueados. La plasta azulada leve-mente bosquejada que el Amanecer resalta siempre sus contornos de, al alzarse y transformarse en el Atardecer, ya ha desaparecido por la reducción por contamina-ción del horizonte y su lejanía según el observador. Juntos, función y límite se deslizan en el mismo plano que los anticuados pantalones obscuros del profesor. "Bienvenido 23, por favor, antes del 49. Y 16, al extremo derecho, si es tan amable." Sobre las abscisas siguen corriendo datos y líneas, mientras gira su cabeza hacia la ventana, con asco de frente, ora al pizarrón, ora a su cuaderno, mismo asco, recreando las mociones ritualistas con las que despierta cada mañana, mojando sus ojos con lágrimas que, negándose a correr expulsadas de las órbitas hacia el suelo, hacía el centro de la tierra, empiezan a flotar, haciendo todo el uso posible de su tensión superficial, frente a su visión para contaminarle la vista con atmosféricas imágenes de ella, ésta mañana, frente a su espejo, contorneada por la niebla de su Insomnio. . . . Pues un sueño no sería tan aburrido . . . ¿O sí? Pero ya ha ocurrido tanto, por tanto, que ya no se inmuta mucho . . . No, no, no es la rutina, es que la rutina ya no cuadra dentro de lo que según ella, en algún momento, pensó que la llevaría a ser feliz; la lista de Cosas que valen la Pena hace un tiempo que ya fue olvidada, tanto para agregar, como para tachar, pues ahora la dinámica de su vida funciona a partir de la búsqueda de pretextos para seguir despierta, seguir con su vida de cualquier manera . . . Recuerdos y sueños, pasado y futuro, nunca presente . . . Quizás allí esté el problema . . . Quizás. . . . Y quizás hoy mismo descubra sí, sus sospechas confirmadas, alguna vez ha despertado realmente.
A sus apagados ojos cafés llegan fumarolas expirándose en patrones circulares, llevando su mirada, con cada grado recorrido aumentando el volumen acumulado ya dentro de ella desde hace años de su desesperanza, hacia el típico cuadro en el que se la vive y regocija Alán—que en realidad es la imagen típica de cualquier semipareja que se pueda encontrar en ese lugar, en cualquier salón, en cualquier jardinera, intentos por vencer la manera en la que todo parece perder calor progresivamente, incluso dentro de los corazones de aquellos que juran amarse con todo el corazón—lo que concuerda mucho con él, pues lo único que tiene fuera de promedio es su panza y su altura, ambos sobre la norma.
Vaya.
Aura se pregunta si alguna vez podrá dejar de verla—en realidad, verlas—de esa manera. Se “aprieta” dentro de su pantalón al centrar su vista en nada más y nada menos que en una de sus tantas tontas fantasías de pobre enamorado. Chica original y despampanante. Realmente la quiere, la quiere para esto y el otro. La mezcla de sus simplezas, dadas por ser partícipes de un mismo espectro en género opuesto, le da sabor a todos sus encuentros, encuentros en cuyos rumbos se pinta la orgánica corona de una pura Necesidad de Amor. Trap y reggaetón resonando con rock y hip-hop. Las voces de vodka, tequila adulterado, las famosas y queridas aguas locas, encantan los sentidos con la mirada concentrada de erotismo de unas medias lunas en celo, un movimiento de cadera o de cabello o de ambos, tejiendo y empujando con sus atracciones y sus repulsiones la tan buscada Receta Hormonal. En crestas se dice "son sólo tuyas" y otras tantas invitaciones para iniciar el fuego, en sus valles se ven frondosos abandonos e idas-sin-despedidas, tan originales en argumentos y disculpas, como cuando Alán piensa en cómo se congela cada vez que la(s) ve y cómo se calienta cada vez que la(s) besa, mucho más si le permite(n) un par de toques—aunque no muchos, disculpa, tiene(n) novio. . . . Y piensa que todo ello lo acerca a algún día encontrar a la indicada, aunque no se dé cuenta que solamente, con cada capa de lubricante vaginal de distinta procedencia añadida sobre su cabeza, solo reduce el círculo en donde persigue su propia cola, llegando beso tras beso a un punto donde no tenga más remedio que escoger entre parar a encontrarse o tragarse a sí mismo “sin querer.”
O eso se pinta mentalmente ella, con todos los grises del pantalón de Alán y el azul mezclilla de los ajustados jeans de Linda: colores celestiales familiares de aquel día. Pues . . .
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.04.12 02:41 paxacutic BUJO (Historia Corta)

Le pedí a mis seguidores en IG que propusieran premisas para escribir 15 historias cortas en 15 dias. en total fueron 25 premisas, esta es la primera de ellas elegida por un randomizer en la web, cada dia publicaré una y comenzare a escribir otra.
Premisa: Te despiertas con dolor de cabeza, vas a tu trabajo y todos estan sorprendidos de verte, llevas desaparecido 3 años
Tiempo: 4 horas y 4 minutos
Revisiones: 2

-------------------------------------------------------------------------------------------
BUJO
de: David Main
Mientras se disipaba la neblina de mis ojos al amanecer, trataba de descifrar una serie de números escritos en la pantalla de mi teléfono, no lo tenía registrado y el mensaje que había llegado unos 40 minutos antes leía: “sé que dijimos que nunca más, pero necesito que lo hagamos una última vez”. Limpie mi rostro y me encontré con la ausencia de Verónica a mi lado, hasta su olor se había ido antes de que yo me despertara, cada día siento que se lleva tajos más grandes de sí misma, aunque su ausencia me permitió volver a leer aquel mensaje con más calma.
Traté de recordar ese orden particular de números añadidos a algún contacto que pudiera haber borrado en los últimos meses mientras entablaba mi amistad y ahora relación con Vero, pero nadie me venía a la mente, al menos nadie que mereciera una segunda oportunidad. Al borrar el mensaje pude ver la hora y tiré mi celular a un lado para poder revolcarme en la miseria de que la alarma había sonado 45 minutos antes y ya no había tiempo para el desayuno.
Tome una ducha revoloteando entre el afeitado, el cepillado y el colirio en los ojos para sustituir superficialmente la taza de café que podría calmar este dolor de cabeza que no me deja pensar. Llegaría a la oficina y luego de los saludos respectivos iría a calentarme una taza en el microondas… no debí borrar el mensaje, pude haber averiguado quien era, seguro era un numero equivocado, pero igual, a lo mejor esa persona piensa que el verdadero receptor la está ignorando y no es justo, no debí borrarlo, y ¿si era para mí?, Verónica se ha vuelto una rutina agotadora de fingir interés en sus insignificancias extrapoladas por tanta carencia afectiva… Quizá pueda encontrarlo en alguna carpeta de mensajes borrados, y llamo al número, solo por ayudar, solo por sacar de dudas a esa persona.
Me tiré encima la camisa blanca y la corbata amarilla de los martes, me pareció curioso que el olor a naftalina hubiera penetrado tanto mi ropa desde la última ronda de lavandería hace solo dos días y tuve que pasarle un pañito húmedo a mis cuatro pares de zapatos para quitarles el polvo que opacaba ese brillo aplicado religiosamente los domingos. Hice el chequeo correspondiente en cada uno de mis bolsillos para que no se me olvidara nada en el apuro del retraso, cartera en el bolsillo derecho del pantalón, pañuelo que hace juego con la corbata en el interno del saco a la derecha, tome mi cuaderno de apuntes y revise el celular por mensajes que me dieran pistas de la rutina del día, la pantalla estaba iluminada por un número desconocido y sus 4 llamadas perdidas, ¿es ella, o es un el?, ella seguramente, aunque “necesito que lo hagamos una última vez” suena más a él, a hombre intenso pidiendo una última oportunidad para un polvo de lastima, más tarde le escribo, en la hora del almuerzo, a lo mejor le saco un buen rato a todo esto.
Encontré dos mensajes relevantes, uno de mi padre pidiéndome dinero para comprar sus pastillas y uno de Vero diciéndome con su versión pegajosa del amor que no olvidara la harina de trigo, ayer no la anoté, así que la había olvidado, pero escribí ambas peticiones en mi diario del día, guardé el celular en el bolsillo interno a la izquierda de mi saco y el diario con mis tareas en el izquierdo del pantalón junto a mi bolígrafo y su tapa.
Revisé que todo excepto la nevera estuviera no solo apagado si no desenchufado y salí tan rápido como pude sin agitarme demasiado.
En el camino le escribí a Vero, guardada entre mis contactos simplemente como Amor, me sentí tentado como tantas otras veces a cambiar ese calificativo a su nombre de pila, quizá eso haga que el final sea más sencillo, cuando se vaya no tendré que cambiarlo, y cuando venga la siguiente no tendré que explicarle por qué en lugar de crear el contacto “amor” solo modifique los datos, no quiero dejarla, eso sería demasiado ruido, quiero que se vaya, que tome la decisión propia de recoger sus maletas e irse un día dejando solo una nota de adiós firmada dramáticamente con un par de lágrimas, pero su baja autoestima le permite aguantar tantos abusos y además se culpa por ellos, ha sido imposible zafarme de esto, pero pensare en eso cuando la cabeza deje de dolerme, después del café, por ahora un mensaje de buenos días será suficiente, y un “te extrañe esta mañana cuando me desperté y no estabas a mi lado”, a ella le gustan esas cosas, yo las encuentro innecesarias, quizá sea esa la razón, quizá por eso termine de irse, quizá sería mejor si borro esa última parte.
Al entrar al vestíbulo saludé de nombre a algunas personas que no me regresaron la cortesía y algunas otras me saludaron de una forma tan efusiva que me pareció exagerado. Me tuve que detener en la entrada de la oficina cuando mi tarjeta magnética no me dio el acceso, y fue una mujer joven que no había visto antes quien con una sonrisa amable y un carnet igual al mío me invito a pasar antes que ella. Le agradecí el gesto con una sonrisa y la típica línea de “cuando uno anda más apurado…”.
Los pasillos me eran familiares pero las cámaras de seguridad no, había algunas decoraciones que no recordaba y tantos rostros nuevos que por un momento pensé haberme equivocado de piso. Continúe mi recorrido hasta el cubículo a la izquierda del medio donde iba a pasar las próximas 8 horas de mi vida y al llegar había un hombre de pie recostado de mi escritorio mientras hablaba con la vecina del cubículo contiguo, le pedí disculpas y el me ofreció ayuda, le pregunte que si había algo malo con mi computadora y el hombre dijo que no, entonces le pedí permiso para poder sentarme y este me respondió que no podía sentarme allí porque ese era su puesto de trabajo, sonreí buscando alrededor a alguien que pudiera aprobar el humor en la situación pero solo vi un mar de rostros apáticos.
- ¿nos cambiaron de puestos?
Pero aquel hombre respondió que no sabía que decirme, que él había estado sentándose en ese puesto por… y miraba a su vecina de cubículo… ¿dos años? Y ella asentía con cada palabra. Puede ser el dolor de cabeza o la falta de café, miré alrededor para ubicarme mejor y reconocí la vista a mi derecha, los edificios más altos donde seguro había gente con mejores trabajos que el mío y mejores sueldos que el mío y con vidas menos aburridas que la mía. Y pude ver que aquel hombre entro en modo defensivo cuando dejo de recostarse del escritorio y se paró pecho a pecho frente a mí, una avalancha tibia comenzó a recorrer mi cuerpo desde el abdomen en todas direcciones y sentí el impulso de cerrar mis puños. En lugar de eso, abrí mis palmas a la altura de mi pecho y hacia el.
- No hay problema – le dije manteniendo un tono amable – voy a recursos humanos para que me digan que fue lo que pasó, no hay problema.
La oficina de recursos humanos estaba al final del pasillo, detallé a cada persona y cada conversación sin escuchar familiaridad en ninguna de esas voces o rostros, pero supe que estaba en el lugar correcto porque reconocía las oficinas donde entraba a robarme grapadoras y mouse pads solo para sentir ese aventón de energía en la boca del estómago que nunca pude descifrar, pero tenía el encanto incomodo de insertar un hisopo profundo en mi oído.
Aún estaba cerrada, antes de seguir dando vueltas preferí ir directo al área del comedor, me tomaría una pastilla y una taza de café, seguramente es un error mío, siempre se me olvida todo, por eso me gusta usar los diarios, cada vez que necesito hacer memoria solo tengo que revisarlos, año, mes, día, todo está ahí, al punto de que si no los tuviera guardados desde hace más de 10 años estoy seguro que no recordaría lo que paso ayer.
Tomé una pastilla para el dolor de cabeza con un poco de agua en vaso de papel y me senté a masajear mis sienes con los ojos cerrados esperando que el café diera sus vueltas respectivas durante un minuto en el microondas, y un dolor que tiño la oscuridad de mis ojos cerrados con rojo se apodero de mi al sentir una palmada en el hombro derecho, solté un quejido y encontré colgada en el aire la disculpa de una voz que por fin sonaba familiar.
- Coño disculpa ¿Tatuaje nuevo?
- ¿Cómo? - Le respondí a Henry, es quien maneja Recursos Humanos, seguramente estaba en el baño aprovechando el momento en que todos están socializando en sus cubículos para estar solo en su templo
- En el hombro ¿o es alguna lesión?
- No, no sé, pero me desperté con un dolor de cabeza horrible y ahora me duele el hombro
- ¿Y aquí vienes a liberar la tensión?
Ambos sonreímos pero dudo que haya sido por las mismas razones, cuando sonó el pitido del microondas le ofrecí café pero no acepto, le hable sobre el hombre sentado en mi puesto de trabajo y Henry me contesto que sí, que era “Marquitos”, y cuando le pregunte que hacía “Marquitos” en mi puesto de trabajo, Henry me contesto “tu trabajo, pero mejor”, y mientras soltaba una de sus risas corporativas sentí la vibración de mi celular iluminado con un “Número desconocido, 9 llamadas perdidas”, me apresure a escribir un mensaje de respuesta diciendo simplemente “Numero equivocado”, quise aclarar lo del tal Marcos estaba haciendo mi trabajo pero Henry hablo antes que yo.
- ¿Qué has hecho últimamente?
- ¿Ultimamen…? - - ¿desde ayer? – y sentí que mi tono no fue tan amistoso en esa última parte
- Si bueno, últimamente, o... ¿Qué vienes a hacer por aquí? ¿andas buscando trabajo?
Por su expresión, seguramente levante la voz, el dolor de cabeza empeoraba y aquella lava que parecía recorrer mi cuerpo en calma apilaba unos vapores que presionaban contra mis cuerdas vocales, quería gritarle y sabía exactamente que decirle, con el pulso firme me lleve las manos al rostro y sin mirarlo directamente intente hablar en el tono más monótono que pude.
- ¿Me botaste y la manera de decírmelo es poniendo a otro a trabajar en mi puesto sin avisarme? – pero seguramente levante la voz…
Henry buscaba en mi mirada algo que le diera continuación a nuestro intercambio amigable, pero lo que hallo fue una ira creciente que perfumaba el ambiente en bilis y cianuro, se puso de pie y me lanzo una de sus sonrisas condescendientes y me hizo la sugerencia de que me terminara el café y que cuando me calmara un poco pasara por su oficina, antes de irse me dijo que era un placer volverme a ver mientras me extendía la mano, le regrese el gesto sin levantarme del asiento.
Pasaron unos 10 minutos y volví a revisar mi teléfono
[No es un numero equivocado, Víctor, ¡te necesito!]
Bueno, sea quien sea sabe mi nombre
[Quién es?]
Deje el teléfono en la mesa esperando la respuesta y presioné mis ojos con los pulgares para disipar el efecto que la luz blanca tenía sobre mis ojos sensibles. No hubo respuesta inmediata, respire profundo y me dirigí a la oficina de Henry y por allá a lo lejos escuche otra voz familiar llamando mi nombre
- Víctor!
Y me preguntó que como estaba en medio de un abrazo fuerte, ella había empezado hacia unos meses y me toco a mi enseñarle donde estaba cada cosa en la oficina, los nombres, lugares cercanos para comer, nunca hemos entablado conversación fuera del entorno laboral, pero parecía muy feliz de verme, preguntó que cómo estaba, que cómo me había ido, que en qué andaba y yo trataba de responder con una sonrisa y un “bien, bien, todo bien” a cada una de sus preguntas que incrementaban exponencialmente mi propia duda de estar en el lugar correcto, hasta que se me ocurrió preguntarle…
- Vicky, ¿hace cuánto que no nos vemos?
El frio que recorrió mi espina encontró un aliado en la vibración del celular en mi pecho y aquel número desconocido
- Cómo… ¿3 años? Más o menos.
Me aleje de ella con la excusa de tener que atender la llamada entrante y la promesa de pasar a verla antes de irme, deslice el circulo en la pantalla hacia el icono verde y escuche un apresurado
- ¡No vayas a colgar!
Era una ella, ¿quién eres? Fue la pregunta más apropiada pero nuevamente el dolor punzante en mi hombro fue alborotado por una palmada de saludo, esta vez me doblé del dolor y escuché a Henry nuevamente disculparse
- ¡Coño marico es que se me olvida!
- Tranquilo – diciéndole también a la mujer al otro lado del teléfono que no iba a colgar, que me esperara un momento
- ¿Todo bien? - Cuestiono Vicky con mas preocupación que duda
- Si, dame chance y voy al baño a ver qué es lo que tengo en el hombro que me duele tanto, ya vengo
Frente al espejo prístino de aquel baño con luces automáticas y lavamanos con sensores de movimiento, pude ver los vasos rotos que el colirio no pudo disimular en mis ojos, enjuagué mis manos hasta que estuvieran lo suficientemente frías para pasarlas por el rostro y cuello secándolas con el pañuelo amarillo antes de recoger el teléfono a un lado del lavamanos y continuar con la conversación
- Aquí estoy
Dijo mi nombre completo seguido de la dirección exacta de mi apartamento, describió mi cabello castaño hasta el último detalle del corte barato, el marrón de mis ojos con una precisión pantone y mis comidas favoritas dependiendo del humor y la ocasión. Yo iba quitándome el saco y aflojando la corbata hasta notar una forma diminuta de X en puntillismo que había penetrado la tela de mi camisa blanca. Desabroché suficientes botones para poder llegar a distinguir claramente una serie de diminutos puntos equidistantes en mi espalda cruzados con una X, todos menos uno. Con el pañuelo húmedo limpié la sangre del penúltimo que estaba tan fresco, hinchado y mal curado que no pudo haber tenido más de 24 horas en mi piel, solté un quejido de dolor inesperado y ella al otro lado del teléfono se detuvo.
- ¿Paso algo?
- Tengo… algo en la espalda
- Los tatuajes – respondió ella sin dudar un segundo. Sin perder detalles en como tenía tanta información sobre mi le pregunte cuales eran sus intenciones
- Hoy no sabes quién soy, pero ayer lo sabias, y tienes que venir porque necesito que seas quien eras ayer
El silencio era la única respuesta aceptable en ese momento y ella seguía insistiendo, llamándome por mi nombre, mi nombre que sonaba tan extraño en esa voz que no había escuchado jamás y al darle mi mejor discurso de “no sé quién eres o que quieres, pero si me vuelves a llamar voy a llamar a la policía” ella interrumpió para decirme
- Tus diarios, los tengo todos
- ¿Cuáles diarios?
- Los que has estado llevando durante los últimos 3 años – respondió cortante y segura – no tienes que creerme a mi Víctor, pero puedes creerte a ti mismo
Salí corriendo del baño y hacia la puerta, el vestíbulo, la calle, el metro, mi casa. No supe si le conteste a Henry su comentario de “que no vuelvan a pasar 3 años…” y le escribí a Vero un mensaje de “dónde estás?” seguido de otro preguntándole si había recibido alguna llamada extraña el día de hoy. Subí a revisar mi caja de diarios pasados, todos estaban allí, semana a semana, mes a mes, año a año, mis rutinas, mis canciones descubiertas, mis metas logradas y las que fueron dando paso a cosas que requerían menos esfuerzo y compromiso, la pantalla de mi teléfono aun brillaba con el “Número desconocido, 15 llamadas perdidas” y en la numero 16 conteste
- Todos están aquí, mis diarios, no falta ninguno
A lo que ella respondió con un simple y lapidario
- Revisa las fechas – y colgó
Estaban ahí todos, 2010, 12 meses, 2011, 12 meses, 2012, 2013, 2014, 15, 16 y 2017 con sus 7 meses hasta el presente que es el octavo, no falta uno solo, agosto 2017 leí en la portada del que estaba usando en ese momento, comprar harina de trigo y transferirle a papá, no hay error, yo no cometo errores, para eso son los diarios.
Tomé nuevamente el teléfono para llamar a aquella mujer y poner en evidencia su error cuando en la pantalla de bloqueo pude leer la fecha y la hora de hoy, 10:45am, martes 7 de abril, 2020.
Mi estómago se hizo un nudo que se deshizo al instante en un líquido frio y denso que congeló todo rastro viscoso de lava hasta la planta de mis pies, 3 años, 2017 al 2020, 3 años, debe ser un error, pero al encender la computadora me lo confirmó, intente llamar a Verónica, pero en el momento volvió a brillar mi pantalla con aquel “número desconocido”, que comenzó a recitar:
Agosto 2017, Quiero tomar toda esa amalgama de pensamientos que me invaden y exteriorizarlos.
Y continuó:
Entrenamos nuestras mentes para perdonar, para aceptar, para olvidar. Pero yo, yo no tengo nada que olvidar, que perdonar, pero si mucho que aceptar, he estado vigilado desde siempre, padres, maestros, jefes, cuya autoridad me ha mantenido caminando por esta línea recta de moralidad, la estabilidad y la normalidad. A tal punto que cuando ellos no están me vigilo yo mismo con sus propios métodos, sin voz ni decisión sobre mi propia vida ni mis propios actos, tomando cualquier oportunidad por insignificante que sea para darme una pequeña dosis de lo que podría ser. Pero de ahora en adelante, lo que podría ser, ¡será!
Y concluyó diciendo:
- ¿Suena a algo que escribirías tú?
Inmediatamente partí a la dirección que me había dado, me tomó poco más de hora y media encontrar el lugar y otra hora y media antes de armarme de valor para entrar en aquel edificio que albergaba el apartamento 11-B con vista al oeste.
Cuando abrió la puerta me sorprendió su fragilidad, no más de 26 años, delgada, cabello recogido, en shorts y franela de pijama. Entré en silencio asegurándome de no ver alguna sombra extraña o escuchar algún sonido que indicara la presencia de un tercero, ella cerró la puerta detrás de mi sonriendo “no hay nadie” dijo mientras leía mis pensamientos como si hubiese entrado en un lugar familiar para ella. Se presentó como Adriana, aunque sospeche que no era su nombre verdadero, me ofreció café a lo que me negué pidiéndole de inmediato que me mostrara los diarios si no era problema, apuntó a un pasillo a la derecha que conducía a uno más breve que se bifurcaba en dos cuartos, uno usado como habitación y el otro como estudio.
Entré en el estudio y me acerqué a una caja endeble llena páginas y páginas en orden de días, meses y años, a veces incluso horas, páginas y páginas enteras de narrativa intensa que detallaba desde el color de ojos hasta las medias de personas que nunca había conocido, la lectura de labios de conversaciones que nunca había tenido y canciones para armar playlists sugerentes que me hicieran entrar en el humor y la conciencia de aquellos personajes.
Encontré de mi puño y letra palabras que destilaban sangre y una crueldad sin límites. Mientras ella me explicaba, yo estaba maravillado con aquel sistema que aún no entendía, pero mi naturaleza de hábitos sentía orgasmos al ver las calificaciones de 0 a 5 estrellitas debajo de cada nombre inédito en la portada, “Sancho” se leía en uno, 3 estrellas, “Homero” en otro, 2 estrellas. Adriana me explico que la calificación era dictada por el nivel de dificultad y disfrute del proyecto, 1 estrella era una experiencia vacía y demasiado fácil, 5 estrellas eran ideales, pero según ella solo lo logramos una vez. todos estaban identificados por numero en la parte de atrás, encontré niveles de sadismo y tortura que devengaban en una corriente de éxtasis catártico al centro mismo de mi sexo, y entonces, ella.
Ella que venía a limpiar el desastre, ella que venía a degustar en donde fuera y en cualquier entonces aquel torrente de excitación enfermiza que deslizaba en su lengua despertando cada una de las papilas gustativas de su morbo, ella con sus ojos inmensos que hiperventilaba y sufría taquicardias de gusto al ver como yo terminaba una vida tras otra después de que su encanto de sirena en tierra las atraía, ella que disfrutaba saber que yo era capaz de hacerle esas cosas a cualquier persona, incluyéndola, ella que me pedía que la ahorcara como en el diario de septiembre del 2018 que tenía una calificación de 4 estrellas, ella que me pedía que me riera mientras la dejaba amarrada a la cama, llorando, cubierta de mi saliva y su sangre, supurando en hematomas y quemaduras de cigarrillo como en mayo del 2019 con calificación de 3 estrellas, ella que me pedía que le pusiera el cuchillo entre las piernas y la dejara sentir el filo rozando su piel como en febrero del 2018, ella que quería vivir en la incertidumbre de si la muerte le permitiría renacer una vez más entre mis brazos.
Era yo en todas y cada una de esas líneas, ese yo que finalmente podía leer sus propias vísceras para complacerlas en cada capricho, era yo en cada página, y me perdí tanto en la lectura que devore casi la mitad de los diarios en la caja antes de poder reaccionar y hacer una cuenta mental, hay solo 19, dijiste que eran 3 años, 3 años son 36 meses, y ella me contesto que en total habían 28, de esos 28 solo 27 estaban terminados, pero que las condiciones nunca fueron ideales para el numero 28, por eso a tu ultimo puntito en la espalda le falta la X
- ¿Pero y donde están los demás? ¿Dónde está el numero 1? – sentía ese aventón enérgico mezclado con el vapor acumulándose en la parte de atrás de mi garganta
- Vienen en camino
Me quiero quedar con ellos, todos y cada uno de ellos, los quiero, son míos, y quiero el número 1, quiero saber cuál fue esa experiencia de 5 estrellas que nunca pude repetir con nadie más, Adriana no puso objeción alguna, pero si una condición, yo tenía que convencer al hombre que venía en camino de dármelos, pues él los quería también.
En lo que a mi concernía todo aquello era ficción, pura ficción, yo no soy capaz de esas cosas, no tengo en mi la falta de humanidad para arrancarle la yugular a un hombre de un tajo con mis dientes solo porque el azar lo puso ese mes frente a Adriana y este cometió el pecado mortal de devolverle una sonrisa, yo no soy esta persona descrita en los 19 diarios. Pero ella insista que sí con una sonrisa de calma y me invito a seguir leyendo mientras iba a preparar café.
- Pero ¿cómo es que no recuerdo nada de esto?
- Para eso son los diarios, escribes para recordar, si no los tienes no recuerdas
Fue entonces cuando sonó el timbre, Adriana responde a la puerta y escucho un intercambio de voces que se fueron intensificando y fluctuaban entre una conversación íntima y una discusión de la que no quieres que tus vecinos se enteren. Entre la duda de si debía salir o esperar algún tipo de señal me volví a desaparecer en la lectura de aquellos códigos, un signo para tareas pendientes, otro para tareas no completadas, había formas de conectar eventos con un simple trazo, debí estar realmente inspirado para lograr semejante simplicidad, entonces la discusión dominada por el hombre llamado Cristian empezó a ser más evidente, al igual que sus razones, él estaba fraguando un chantaje por los diarios, y Adriana no se los iba a dar, todos queríamos aquel material, el para explotarlo, ella para fantasear y yo para conocer de lo que soy capaz, traté de absorber cada línea disponible a mis ojos antes de que la inminente acción se hiciera obligatoria, y tuve que estar de acuerdo con aquella voz que se colaba por los espacios voyeristas entre el marco y la puerta cuando dijo “no sé cómo eres capaz de semejantes cosas y además de protegerlas como si fueran sagradas”.
Adriana trataba de distraerlo negociando, la mitad para ti y la mitad para mí, 24 y 24, pero Cristian no aceptaba, era todo o la policía, y pude escuchar a Adriana cuando le dijo en voz fuerte y clara “¡Ay está bien Coño! ¡Llévatelos todos! Están aquí en el estudio, ven”
Y entendí su plan, como siempre, ella los atrae, yo… me encargo de lo demás
El dolor de cabeza había desaparecido por completo, mis ojos podían detallar un cabello a 20 kilómetros, sentía cada paso que daban en mi dirección y la compresión y expansión de sus pulmones inhalando y exhalando lo que él no sabía eran sus últimas bocanadas de aire.
Lleve mi mano al bolsillo izquierdo del pantalón y le quite la tapa al bolígrafo, la boca de mi estómago se había abierto hambrienta y salivaba tanto que tuve que usar la manga de mi camisa para limpiarme la barbilla, podía sentir la sangre hirviendo desde la planta de mis pies llenando de un vapor que escapaba de mi cuerpo a una velocidad inmedible por cada uno de mis poros. Pasó solo un segundo desde que la mano de Adriana giro el pomo en la puerta hasta que mi bolígrafo azul estuvo clavado a la derecha de la tráquea de Cristian, que sacaba la lengua y abría sus ojos hasta que se desorbitaron de sus cuencas, que giraba sobre su propio eje tratando de coordinar sus manos para quitar aquel objeto que era mi emisario para robarle la vida. Mi espalda estaba contra el muro y la duda desapareció de mí, puse mi mano en su frente mientras Adriana expectante mordía sus labios y lengua exhalando como un toro sobre estimulado antes de la faena, lo lleve contra el muro y ante su intento de pelear solo tuve que esquivar sus manos torpes, retire el bolígrafo de un tirón y volví a insertarlo del otro lado de su tráquea, los orificios excitados por el aire apresurado tratando de llegar a ninguna parte expedían chorros de sangre que se achicaban y se agrandaban como el espectáculo de una fuente, boqueaba y sentí su temperatura cambiando en la palma de mi mano, sus labios transitaron del blanco al morado y sus ojos se perdieron en algún lugar detrás de su cabeza, lo deje caer y mientras su cuerpo inerte se derramaba a mis pies. Le die a Adriana
- los quiero todos
- te hago la última X si me dejas el 28 –respondió- yo puedo terminar de escribirlo
Al llegar a mi apartamento, sin terminar de limpiarme de lo que había sucedido un par de horas antes y temiendo que la mañana se vuelva a robar mis recuerdos, saque los 27 tomos y los tiré sobre la cama buscando desesperadamente primero, di vuelta a cada uno para buscar el número que los identificaba hasta que, al fin, allí estaba, aquella descripción que mi cuerpo ansiaba, salte directamente a la última página para leer:
No pensé que fuera tan sencillo, escribirle después de 7 meses para pedirle que habláramos con aquel cliché de que teníamos que cerrar ese ciclo definitivamente. Llegó a mi apartamento y entro a la habitación, Vero esperaba detrás de la puerta…
Cerré el diario inmediatamente y escrito en bolígrafo azul sobre un desgastado cartón amarillo, en mi puño y letra, y con calificación de 5 estrellas, estaba aquel nombre que había resumido simplemente a la palabra “Amor”.
-----------------------------------------------------------------

Proxima Premisa: Relato Erótico
submitted by paxacutic to escritores [link] [comments]


2020.02.25 17:40 Holykris18 Sueño de los Guardianes - Volumen I Parte 1 - Capítulo 1 El Primer Paso

Todo comienza en un mundo dividido, las personas están llenas de desconfianza, miedo hacia lo incierto que es el futuro, no solo les temen a los monstruos sino a sus semejantes por las atrocidades de las que son capaces. Un joven en harapos y cubierto de suciedad cargando una espada un poco grande y un costal en cada mano se adentra al pueblo en busca de un sastre.
La gente le da las indicaciones correctas, y mientras el joven recorre su camino todos le echan miradas y hablan a sus espaldas. Después de un recorrido corto llega a su destino y en el interior se encuentra con un señor con cabello canoso tan blanco que los ojos del joven los entrecierra al intentar mirarlo directamente.
El viejo sastre suelta una ricilla, señal de estar acostumbrado a dar exactamente la misma primera impresión por mucho tiempo. A diferencia del resto de personas, él ignora la apariencia del joven, y al señalarlo el joven el sastre responde que “En esta línea de trabajo lo primero que ves en una persona es en lo que se puede convertir un cliente. Cada persona es una obra de arte aún por esculpir.”
El joven aprecia su sabiduría y mantiene conversación mientras toma sus medidas. ¿Qué clase de atuendo va a querer? ¿Colores preferidos? ¿Posturas habituales? El joven se queda callado tratando de responder lo suficientemente claro a cada pregunta, la conversación es más un interrogatorio.
“Quiero un atuendo para viajar, que cubra lo más esencial, para resistir el frío, caminar mucho, poder llevar objetos fácilmente. Supongo que azul y negro. Estoy más habituado a tener las piernas un tanto abiertas y mover los brazos, así que tome en cuenta la zona de la espalda alta, las rodillas y la entrepierna.”
Peticiones específicas, el joven ha de tener un objetivo claro, por lo que el sastre pregunta cordialmente. “Eventualmente tomaré el Reto del Monte del Rey y llegaré a la cima del mundo, entonces podré cumplir mis objetivos.”
El viejo sastre afirma que es un suicidio, incluso sus amigos de toda la vida se fueron del pueblo en busca de aventuras cuando jóvenes y jamás volvió a saberse de ellos. Él es el único que ha vivido tanto por tener los pies en la tierra y le pide que sea realista.
“De nada sirve vivir si no intentas por lo menos cumplir con tus objetivos, ya sean sueños o ambiciones.” El joven agradece la preocupación del anciano y le asegura que no es una persona cualquiera.
Además del atuendo, el joven ordena unas cuantas prendas para estar mejor vestido y la ropa es surtida al toque. Del saco que carga con él, el joven le paga al sastre con un pedazo de oro poco más grande que su puño y mientras el pago es contemplado con ojos muy abiertos el joven pregunta sobre el pedazo de tela que está enmarcado en la pared.
El sastre dice que es su mayor tesoro, es un pedazo de túnica élfica, muy resistente y ligero y tiene una gran historia por detrás. El joven pide escuchar la historia y el sastre se emociona al tener la oportunidad de desempolvar su relato.
“Cuando era joven, tan joven como usted, era aprendiz del negocio familiar, mi padre era un excelente sastre, tanto que le llegaban encargos de familias adineradas de sitios lejanos. Un día nos visitó un miembro de la realeza y pidió un atuendo en específico, pero mi padre se negó, pues era imposible conseguir el material más importante.
La reputación de la familia cayó por los rumores que empezaron a rondar, por lo que yo decidí agarrar la bolsa e ir al bosque a conseguir aquello que causó tantos problemas. Fácilmente lo encontré, pero entonces descubrí la razón por la que era imposible conseguirlo, el bosque estaba infestado de monstruos y yo estaba muy adentrado como para salir enseguida.
Estaba a merced de un monstruo muy grande y justo cuando estaba por ser devorado el monstruo cae al suelo, completamente tieso y pude ver que había recibido flechazos. De entre los árboles salió un sujeto cargando un arco y me dijo que corriera por mi vida, pero mientras lo decía el monstruo volvió a moverse y grité a todo pulmón “¡Detrás de ti!” y terminó siendo herido por mi culpa.
Después de rematar con facilidad al esperpento, pude ver claramente que se trataba de un elfo, con las orejas largas, piel muy blanca y de apariencia muy joven. Él se retiró a lo más profundo del bosque y todo lo que pude recoger como recuerdo fue aquel pedazo de tela de su túnica. Nunca llegué a agradecerle por salvar mi vida, pero gracias a eso logré vivir lo suficiente para reivindicar a mi familia.”
El joven escuchó cada palabra con suma atención, le agradeció y preguntó cuánto tiempo tardará su encargo. Un día, por lo que tiene suficiente tiempo para descansar en la posada, asearse y comenzar su viaje con el pie derecho.
Con un pago igual de exagerado, le dan un festín para él solo y la habitación más lujosa, para un pueblo pequeño. En la noche, el joven se la pasa descubriendo lo que es un espejo y hace su mejor intento en quitarse todo vello facial.
Al día siguiente el joven no tarda en empezar a portar su atuendo de viaje, botas de suela dura, pantalones, túnica, chaqueta, guantes largos de medio dedo, además de una alforja en la cintura y hasta le incluyó una correa para cargar la espada en su espalda. Que el sastre tomara en cuenta que el joven utiliza la espada fue un gran gesto.
Mientras el joven habla un poco más con el sastre se escucha un escándalo en las cercanías además de las voces de la gente. Al salir notan que el pueblo está bajo ataque de hombres oso, bestias enormes de 5 metros de altura, y son por lo menos diez de ellos.
El joven se dirige hacia ellos, pero de la nada sale fuego y las bestias son derrotadas de uno en uno, unos cuantos huyen mientras de entre el fuego sale un joven con cabellos rojizos y sus puños envueltos en flamas. El “manos de fuego” se jacta de su victoria, pero uno de los osos se levanta para atacarle por detrás, y súbitamente es azotado al suelo por un puñetazo del joven con espada.
“Oh, gracias por cubrirme. Eres una buena persona.” El “manos de fuego” dice muy despreocupado, pero el sastre se acerca a la escena y pregunta si ellos dos son “adeptos”. Ambos responden afirmativamente y reciben la noticia de que en el pueblo hay repudio hacia los adeptos, por lo que deben retirarse, lejos.
Ellos salen corriendo una vez que empieza a reunirse la gente con horcas y gritando “¡Adeptos! ¡Adeptos!” y el joven no puede evitar grabarse en la mente la imagen del odio que sienten hacia él sin conocerle.
Después de alejarse lo suficiente, los dos adeptos descansan para recuperar un poco el aliento, el “manos de fuego” se presenta como Guilian, un trotamundos que lleva tiempo recorriendo los alrededores. La espada es recostada en el suelo y correspondiendo a Guilian, “Me llamo Chris, recién empiezo mi viaje.”
Guilian no cree que Chris sea un adepto, solo dio un golpe al hombre oso, pero Chris de inmediato le demuestra que se equivoca. Él es un adepto de Tierra, simplemente que no mueve tierra, usa sus poderes para aumentar su propia fuerza.
“No se trata del poder que tengas, sino cómo lo utilizas.” Y Guilian queda un poco intrigado por cómo el poder de la Tierra se vuelve fuerza bruta, pero Chris decide no responder, no es como que se conozcan lo suficiente. Por ello, él invita a Chris a viajar juntos, los dos derrotando monstruos mientras se abren paso al mundo le parece una grandiosa idea.
“Bien, ¿y a dónde sugieres que viajemos? ¿Tienes algo en mente?” pero solo consigue un “Ni idea” como respuesta. Chris sugiere ir al bosque que mencionó el viejo sastre, él quiere hacer algo al respecto sobre el agradecimiento pendiente del anciano.
A Guilian le parece una buena idea adentrarse al bosque infestado de monstruos para encontrar la aldea de elfos que nadie ha confirmado su existencia por más tiempo del que existen los pueblos y aldeas de los alrededores. “¿Lo dices en serio o solo estás siendo sarcástico?” es lo que dice la expresión de Chris al escuchar su idea desde esa perspectiva.
Después de medio día de caminar, los dos llegan al famoso bosque y entran sin considerar que está a punto de anochecer. Mientras Guilian usa sus puños flameantes para iluminar sus alrededores, Chris guía la incursión percibiendo los alrededores con sus poderes de tierra.
Una vez más, Guilian intenta saber cómo usa Chris sus poderes, por lo que Chris cede en esta ocasión. Al intentar controlar la tierra de los alrededores, esa zona es como una parte de su cuerpo, puedes reconocer la forma, posición y todo lo que esté en contacto.
Chris detiene súbitamente a Guilian, asegura que algo los está vigilando, pero de un momento a otro, Chris le advierte que una criatura se aproxima a atacarlos. Él sujeta a Guilian y lo jala para esquivar la embestida del monstruo, revelando su verdadera figura.
Un ciempiés de 10 metros de longitud, completamente acorazado, se postra frente a ellos dos mientras Guilian prepara su fuego para contraatacar, pero Chris lo detiene en el acto, advirtiéndole que su fuego podría incendiar el bosque entero, causando muchos estragos. “Confía en mí, yo pelearé en esta ocasión.” Dice Chris mientras desenfunda su espada y toma postura.
A pesar de lo grande que es su arma, la sostiene con un solo brazo, y Chris sale corriendo directo al ciempiés en una aproximación mutua. Chris se desliza por debajo de la criatura y le brinda un espadazo lo bastante fuerte como para levantar al ciempiés y caer tendido.
Chris no puede relajarse todavía, su espada lo golpeó, no lo cortó, debe encontrar un mejor ángulo para asestarle un ataque crítico. De inmediato el monstruo se levanta y ataca por segunda vez, Chris lo golpea con su puño izquierdo, volcándolo y descubriendo su mandíbula.
Él se abalanza para atacar al mismo sitio, calma su respiración, concentra sus fuerzas en un solo punto, la coraza fue debilitada por el primer ataque, un ataque más fuerte debe terminar el trabajo. Con un espadazo más rápido que la vista, el ciempiés empieza a derramar sus fluidos mientras se retuerce del sufrimiento, atacando a ambos adeptos con su enorme cuerpo.
Chris detiene el ataque, cubriendo a Guilian, con su fuerza aumentada, aunque es difícil resistir por lo resbaloso que está su cuerpo por los fluidos. Mientras Chris aguanta lo más que puede, un proyectil vuela directo a la herida del ciempiés, dejándole un agujero enorme atravesando su cabeza, y cayendo al suelo.
La batalla fue intensa a pesar de durar menos de un minuto, pero Chris no puede dejar de respirar por la falta de aliento, entonces su vista empieza a desvanecerse y cae de cara al suelo. Mientras pierde la conciencia logra ver unos pies aproximarse a la zona iluminada a medida que la voz de Guilian se pierde.
Chris abre los ojos, despertó en una cabaña extraña, y mientras Guilian da un gran suspiro de alivio, las primeras palabras que suelta Chris son para preguntar dónde está su espada. Guilian le dice que está enfundada y en la casa del jefe de la aldea, Chris conecta los puntos, alguien le dio el golpe final al ciempiés, y lo llevaron a una aldea dentro del bosque.
Entran a la habitación unas cuantas personas y los rasgos son evidentes, largas orejas, tez blanca, ojos brillantes, ellos están en la aldea de elfos. Le dan una muy resumida explicación, le salvaron del veneno de los fluidos del ciempiés comehombres con herbolaria y lo trajeron a la aldea, pero confiscaron su espada debido a la naturaleza de la intrusión.
Han pasado dos días desde aquella noche, Chris les da la misma explicación que Guilian, solo son viajeros que tenían curiosidad sobre la legendaria aldea de elfos y que no tienen malas intenciones. Una vez que Chris puede levantarse y andar sin ayuda, pasea por la aldea para ver lo que ninguno.
Los elfos son seres muy pulcros, modales impecables, aire de superioridad intelectual, aunque eso es solo una opinión, pero tienen grandes señales de vivir de la naturaleza, por ningún lugar se ven señales de que traten con carne, son vegetarianos. El recorrido de la aldea de ameno se vuelve monótono, y Chris se aleja a los extremos, antes de adentrarse al bosque.
Una vez que está detrás de la última casa, pregunta al aire ¿cuánto más vas a seguir vigilándome? Aparece de entre los árboles una chica de cabello verde esmeralda largo, sedoso, brillante y trenzado. Chris ahora está seguro, ella es quien remató al ciempiés.
La chica pregunta en qué se basa tal afirmación, la respuesta es clara, Chris notó que su cabello está peinado de tal manera que no obstruya su tiro con arco, además de tener claros hábitos de andar por las ramas, literalmente, se mezcla perfectamente con el ambiente boscoso, y por si no fuera lo suficientemente evidente, ella da exactamente la misma presencia de poder elemental de viento que en aquella noche.
Lo que más llamó la atención de Chris es que ella no comparta ni un solo rasgo élfico, ella se ve demasiado humana como para ser uno de los elfos, pero ella responde un tanto agresiva si él tiene un problema con ello. Al parecer Chris encontró un complejo muy sensible, “Verás, arriesgamos nuestras vidas para encontrar la aldea de elfos y lo más extraño es encontrar a una humana aquí, y más que eso, una adepta. ¿Qué puedo hacer sino encontrarlo fascinante?”
“Pues disculpa, me llamo Tsubaki y perdóname por no ser un elfo como el resto. Además, ¿poder elemental? ¿adepta? ¿De qué estás hablando? Solo soy una humana con artefactos élficos, me permiten usar magia para amplificar las habilidades de mis armas.” Chris le explica, ella usó poder elemental para pelear con su arquería, un adepto reconoce a otro si presencia sus habilidades en uso.
Eso no es como le explicaron a ella durante su entrenamiento, Chris le propone a ella enseñarle sobre el poder elemental, ya que no tiene razón alguna para mentirle u ocultarle información. Ella primero debe sacar información al jefe de la aldea sobre el por qué le han mentido sobre su identidad.
Ambos entran a la casa del jefe, Chris detrás de ella para brindarle apoyo moral y detenerla si la situación se sale de control, después de todo es un asunto muy delicado. Pero el jefe de inmediato los señala y explica que la aldea se encuentra en grave peligro debido a ellos dos.
Derrotaron al depredador alfa del bosque y, aunque sea motivo de celebración, la consecuencia más grave es el cambio del ecosistema. Sin la presencia del ciempiés comehombres la cadena alimenticia ha perdido el equilibrio, el frenesí podría no solo destruir la aldea de elfos, sino expandirse a los pueblos aledaños.
Comprendiendo la situación que han provocado, Chris y Tsubaki deciden cargar con la responsabilidad de sus actos. Guilian entra preguntando de qué trata el escándalo que se escucha hasta afuera y ella lo incluye en el equipo, “Gracias por ofrecerte de voluntario, manos de fuego”.
Ahora el trío de adeptos tendrá que trabajar muy duro por el bien de muchos sin que nadie sepa lo sucedido. Las aventuras siempre serán inesperadas, pero qué es la vida sin algo de misterio.
submitted by Holykris18 to u/Holykris18 [link] [comments]


2020.01.24 21:18 Cookiedemon24 La casa de la Muerte, cartas en español y modificaciones del escape traducidas (segun la guia en ingles de DragnaCarta)

Usando la guia en ingles:
Curse of Strahd: Reloaded
A Campaign Guide by DragnaCarta
Dejo acá ciertos apuntes y traducciones de esta (en realidad una traducción de las cartas y la escena del escape) para facilitar a los hispanos hablantes y leerlas de forma directa en mitad de la partida.
Empezaré con esta aventura esta semana y he juntado varios archivos, mejoras y pequeños cambios para mejorar la experiencia de mis jugadores. Cabe destacar que el contenido no es original, yo solo traduje y modifiqué levemente algunas partes. La traducción fue rápida y a modo de apunte por lo que a veces puede sonar raro o incompleto. La idea para aprovecharlo al máximo es usarlo junto a la guia en ingles de DragnaCarta + la aventura original de la 5e que se encuentra en la Maldición de Strahd.
Espero que sea una ayuda =)
(pd: el titulo es "la casa de polvo" porque decirle "la casa de la muerte" es demasiado omnioso para los jugadores al momento de invitarlos a jugar).
(pd2: en el escape en cursiva son las tiradas de habilidad sugeribles en cada sala (aunque si algún jugador propone algo diferente o mejor lo ideal es dejarlo e improvisar) y en negrita los textos que se leen textuales al entrar a las salas)

La casa de polvo 5e (acompañamiento doc en ingles)

Curse of Strahd: Reloaded
A Campaign Guide by DragnaCarta
Anexos a abrir:
Música: Ambiente https://rpg.ambient-mixer.com/curse-of-strahd--death-house
Clásica balls: https://www.youtube.com/watch?v=uxGI-x4-nt8
Reglas graplling: https://roll20.net/compendium/dnd5e/Combat#toc_42 https://i.redd.it/lhod1i1l3lk21.png
Hechizos del diario: https://roll20.net/compendium/dnd5e/Mending#content https://roll20.net/compendium/dnd5e/Light#content https://roll20.net/compendium/dnd5e/Shocking%20Grasp#content
Cloack of protection https://www.google.com/search?q=cloak+of+protection+5e&rlz=1C1CHBD_esCL824CL824&oq=cloack+of+p&aqs=chrome.1.69i57j0l7.4194j0j7&sourceid=chrome&ie=UTF-8
Monstruo (mrs durst) : Ghast https://roll20.net/compendium/dnd5e/Ghast#content
pelear https://www.improved-initiative.com/e/

Carta 1

Mi querido Dimov,
Debo confesar que mis noches en los últimos tiempos han sido insomnes. Los gemidos del niño en las últimas noches me han mantenido en vela, paeseando estos pasillos como un fantasma. Margaret hace su mejor esfuerzo, pero otras nubes aún perturban mis sueños.
Mi amada Elisabeth, estoy segura, también lo siente, porque se da vuelta y se da vuelta en nuestra cama y se despierta con la frente manchada de sudor. En las últimas congregaciones, he sospechado de las ambiciones de los demás. Sus oscuros murmullos me preocupan, y aunque sé que una sombra no debería temer a una noche más oscura, no puedo sino temer por el alcance de su complot.
Si sucede algo, tu seras el nuevo dueño de esta casa heredada de nuestros padres y el cuidador de mis hijos. Mantenga a Rose y Thorn a salvo, y al querido Walter cerca de su pecho. Si ocurriera lo peor, serás todo lo que les queda.
Tu querido hermano
Gustav

Carta 2

Mi querida señora Petrovna,
Su consejo para tratar con ese pequeño demonio no deseado en mi casa es un buen consejo. La ceremonia de esta noche continuará según lo planeado cuando la luna esté en su punto más alto, sin, por supuesto, la asistencia del Sr. Durst. Debo estar de acuerdo con usted en que, con el agregado de un ingrediente tan notablemente inocente, los resultados de nuestros procedimientos pueden mejorar mucho. "Inocente", por supuesto, no es exactamente el término que usaría.
Por lo menos, me alivia saber que pronto ya no tendré que sufrir la insufrible presencia de la ramera cada vez que pasemos por sus habitaciones hasta nuestro espacio de reunión. Nos libraremos de ella de verdad.
Mis agradecimientos,
Sra. Elisabeth Durst

Carta 3

Mis amados hijos,
Desearía poder hacer lo que hacen todos los padres y decirles que los monstruos no son reales. Pero no sería cierto.
La vida puede crear cosas de exquisita belleza. Pero también puede convertirlos en seres horribles. Egoístas. Violentos. Grotescos. Monstruosso. Me duele decir que tu madre se ha convertido en uno de esos monstruos, por dentro y por fuera. Y me temo que la enfermedad que afligió su mente también se apoderó de mí.
Me enferma pensar en lo que los hemos hecho pasar. No hay excusas. Solo lespido, aunque sé que no tengo derecho a hacerlo, a intentar perdonarnos. Desprecio en lo que se ha convertido tu madre, pero la amo y me compadezco de todos modos.
Rose, desearía poder verte florecer en una mujer fuerte y hermosa. Thorn , desearía poder estar allí para ti. Pero no puedo. Walter lo siento mucho por llegar tarde, fuiste una bendición para mi vida aunque allá durado poco. Esta es la única manera, espero verte pronto.
Adiós.
Escape
Los PC deben acumular 4 éxitos antes de 3 fracasos para escapar de Death House con éxito.
Una vez que comienza el desafío, enjambres de gusanos comienzan a sangrar de las paredes, el piso y el techo de cualquier habitación en la que los PC se refugian, llenando la habitación completamente en rondas 3d4. Tenga en cuenta que solo las entradas a las Áreas 12 y 15 tienen las guadañas mencionadas en el módulo.
Lanza la iniciativa al comenzar el desafío de habilidad; en 3 fallas, el aventurero más lento queda atrás. En 5 fallas, los dos aventureros más lentos quedan atrapados mientras sus compañeros llegan a un lugar seguro. Si los personajes lograron 4 éxitos antes de 3 fracasos, todos lo superan, agotados por el desgaste, y se ven obligados a llevar en sus corazones esta noche infernal para siempre.
El desafío de habilidad comienza tan pronto como el grupo derrota o decide huir del Montículo en el sótano. Las habitaciones de la casa se modifican de las siguientes maneras:
38. CÁMARA DE LOS RITUALES
Cuando las PC se mueven para huir, el rastrillo se cierra de golpe. En un fracaso, los aventureros se revuelcan en la indecisión o luchan por forzarlo a abrir, escapando eventualmente a costa de 1 cheque fallido.
Se sugieren las siguientes habilidades para superar este obstáculo:
-El atletismo se puede usar para forzar la apertura del portcullis o destrabar la rueda. (DC moderado) 15
-Las herramientas de Thieves 'o Tinker se pueden usar para evaluar el daño a la rueda y manipular sus engranajes para desatascar el portcullis. (DC moderado) 15
-La prespicacia o la investigación se pueden utilizar para recordar o racionalizar que el corredor cercano al Área 36, la Prisión, podría tener una puerta secreta. (DC dificil) 20
La percepción se puede utilizar para detectar la puerta oculta al Área 36, la prisión, proporcionando otro medio de escape de la cámara. (DC moderado) 115
26. POZO CON ESTACAS OCULTO
Aquí no hay ningún obstáculo obligatorio, pero sí una trampa que los aventureros podrían no haber encontrado previamente. Ejecútelo tal como está en el módulo de la Casa de la Muerte: es necesaria una comprobación de Sabiduría (Percepción) DC 15 para notar la trampa. El primer personaje en pisar la sección atrapada cae propenso y recibe 1d6 de daño contundente, más 2d10 de daño penetrante de los picos. El pozo tiene 10 pies de profundidad.
A su discreción, esto puede servir como un obstáculo. Un jugador puede solicitar, incluso gritar, la oportunidad de evitar que un personaje caiga al pozo. Si es así, cuenta como un éxito o un fracaso para el desafío de habilidad; de lo contrario, trate esta área como un obstáculo. Algunas comprobaciones de habilidades sugeridas por los jugadores pueden incluir:
-Las herramientas de Carpenter o Woodcarver se pueden usar para notar cuán podridas están las tablas y entender que no son seguras antes de que todo se pierda. (DC moderado) 15
-Juego de manos se puede usar para agarrar el cinturón del personaje que cae o agarrarse en el borde, evitando su propia caída. (DC fácil) 10
-Las acrobacias pueden permitir que un personaje desvíe su impulso hacia un salto, aterrizando con seguridad en el lado opuesto. (DC moderado) 15
31. SANTUARIO DEL SEÑOR OSCURO
Entrais corriendo al santuario donde un silencio sepulcral se yuxtapone al ruido infernal que os perseguía. Alcanzais apenas a soltar un suspiro cuando un crujido retumba por la sala. Frente a ustedes pueden ver como una sonrisa diabolica se forma en la estatua al centro de esta mientras os sigue con la mirada. El orbe de su mano explota y enjambres de manos de las víctimas de la mansión en forma de sombras se lanzan hacia ustedes con el fin de reternlos para toda la eternidad.
Las manos trataran de atrapar al último de ustedes, en caso de fallar este sufrira 1d6 de daño y un fallo. Si los pc se mantienen en la sala por mucho tiempo, la estatua comenzara a moverse hacia estos mientras se ríe. No puede ser destruida y es extremadamente lenta
25. POZO Y APOSENTOS DE LOS CULTISTAS
La sala se ha oscurecido por una niebla negra antinatural. En el pozo, se ha despertado un esqueleto de su sueño y se enfrenta al último personaje que se mueve a través de esta cámara.
-La acrobacia o el atletismo se pueden usar para romper la garra. (DC fácil) 10
-La perspicacia puede usarse para recordar los pasos de uno, si los personajes exploraron esta sala de antemano. (DC fácil) 10
-La percepción se puede utilizar para navegar en la oscuridad, escuchar el esqueleto antes de que golpee o encontrar a su víctima. (DC moderado) 15
En un fracaso, el aventurero es casi tirado al pozo donde luchan contra el esqueleto que busca ahogarlos; en última instancia, la víctima escapa, pero no es peor por el desgaste.
27. COMEDOR
-Los gritos rasgan las profundidades oscuras. Grita por piedad, por ayuda, por un final rápido. Te encuentras con un hombre encadenado a la mesa de madera, golpeando, gritando. ¡Una herida recorre todo su vientre, desde el cual la sangre late al ritmo de su corazón! No importa cómo o de dónde vino, pero a lo lejos, los escuchas: ¡los cultistas, cantando, hambrientos! ¿Puedes silenciarlo antes de que esos voraces caníbales te ataquen?
Un fantasma del pasado sangriento de la Casa de la Muerte se ha hecho carne una vez más, y el balbuceo loco amenaza con atraer a los cultistas fantasmales a la ubicación de los aventureros. Tiene las estadísticas de un plebeyo restringido con 1 punto de golpe restante y está atado por cadenas. (AC 10)
Si los personajes permanecen aquí, cinco cultistas (sombras) llegan en 2 rondas y descienden sobre el hombre si aún permanece. Si es liberado, tropieza por los corredores oscuros, balbuceando locamente antes de desvanecerse. Si es asesinado, no muere en silencio.
-El atletismo se puede usar con un arma para romper las cadenas del hombre, mientras que -las herramientas de los ladrones pueden desbloquearlas. (DC dificil 20 / moderado15)
-El engaño o la persuasión pueden usarse para engañar al hombre a la calma. (DC moderado)15
-La medicina se puede usar para curar sus heridas, si el personaje tiene un kit de curación con 1 acción. (DC moderado)15
Los hechizos que restauran los puntos de golpe (palabra curativa, curar heridas) se pueden usar para curar al hombre que grita. (Éxito automático)
Un éxito aquí significa que este espíritu solitario, débil como puede ser, dedica todo su poder sobrenatural a ayudar a los aventureros.
3. MADRIGUERA DE LOBOS
Death House ha animado a los lobos disecados en la guarida e inundó la habitación con humo cegador. Los lobos tienen las estadísticas de un lobo pero con vulnerabilidad a los cortes, perforaciones y daños por fuego; su ataque de mordida inflige 1 daño penetrante; y no necesitan respirar. https://www.worldanvil.com/uploads/images/2c489381872ab61be7b7f8b06e549aaa.png
-El manejo con animales se puede utilizar para someter a los lobos; Los espíritus perdidos de las bestias todavía obedecen tales leyes primitivas de la naturaleza. (DC moderado)15
-El sigilo se puede usar para pasar a los lobos sin ser detectados. (DC fácil) 10
-Se pueden usar hechizos nivelados (éxito automático) o cantrips (DC 13 - Moderado) como ilusión menor o amistad animal para distraer o dominar a los lobos.
21. ESCALERAS SECRETAS
Las paredes de esta escalera se han cubierto con enjambres de arañas polito. A medida que las PC huyen por los escalones, una enorme araña gigante surge desde el techo hacia las profundidades, tratando de arrastrarlos hacia abajo. Una PC que falla aquí pierde tiempo luchando contra la araña.
-El manejo de animales o la intimidación se pueden usar para ahuyentar a la araña, especialmente si se usa fuego o se realiza un ataque. (DC moderado) 14
-El atletismo se puede usar para sacar al personaje de la red o para evitar que la araña lo arrastre. (DC moderado)15
-Se pueden lanzar hechizos nivelados (éxito automático) o cantrips (DC 8 - Fácil) para someter a la araña o quemar la telaraña (p. Ej., Amistad animal, producir llama y rayo de fuego).
15. APOSENTOS DE LA NIÑERA
-Cuando corres hacia la puerta, escuchas a una mujer gritar: "¡Dime que empuje, una vez más, Inala! ¡Una vez más, lo juro por el Señor de la Mañana!" pero sus maldiciones son rápidamente consumidas por gritos de dolor.
Entras en la habitación: las mujeres se agolpan alrededor de una niña acostada en la cama, con los pies en alto. Su cara se retuerce de dolor mientras una comadrona dice: "Viene el bebé, pero ... ¡Dios, primero son los tobillos!"
El balcón, la única forma de salir de esta maldita mansión, yace cerca, y con horror frustrado, ves que la puerta ha sido reemplazada por hojas de guadaña ensangrentadas que parecen girar aún más rápido cada vez que las contracciones de la chica se desatan.
Los recuerdos del pasado cobran vida: mientras Elisabeth echa humo con mudo desdén en la Sala del señor, la niñera está dando a luz al bastardo Walter. Varios asistentes abarrotan la habitación mientras el bebé está coronando, pero él sale primero con los tobillos. Las cuchillas de la guadaña giran en la puerta del balcón mientras la niñera está de parto, girando cada vez más rápido durante sus contracciones. Para escapar de la mansión, los aventureros deben atravesar esa puerta.
Si el grupo no hace una prueba de habilidad para este obstáculo, acumula un fallo, y cada criatura que pasa por la puerta debe tener éxito en un tiro de salvación de Destreza DC 15 o recibir 2d10 de daño cortante. De todos modos, pasan por la puerta y llegan al Área 15C, el Balcón de la enfermera.
Si el grupo intenta un chequeo de habilidad pero falla, no se necesitan tiradas de salvación de Destreza.
-La acrobacia o la investigación se pueden usar para atravesar la puerta ileso; el aventurero que realiza el chequeo toma un papel de liderazgo al guiar a sus compañeros a través de las cuchillas. Esta comprobación se realiza solo una vez para todos los personajes presentes. (DC moderado) 15
-La perspicacia puede usarse para medir cuándo las contracciones de la niñera están a punto de comenzar o finalizar. (DC moderado)15
-Se pueden usar medicamentos para ayudar en el parto: Walter sale primero con los tobillos, lo que representa un riesgo significativo para él y la madre. Las cuchillas de la guadaña dejan de girar por completo si esta prueba de habilidad tiene éxito. (DC duro) 20
15.C BALCÓN DE LA NIÑERA
Death House ha puesto toda su energía restante para afectar a sus presas con un poderoso hechizo de fuerza fantasmal (no se requieren lanzamientos de salvación). El balcón se ha convertido en un acantilado que cae a mil pies debajo frente a ellos (una representación inquietantemente precisa de las Cataratas Tser de Barovia). Solo con coraje, habilidad o agudeza pueden los aventureros conquistar el acantilado ilusorio sin destruir sus mentes en el proceso.
Si no se aplican habilidades o hechizos, los personajes acumulan una falla y cada criatura que simplemente saltó debe hacer un lanzamiento de salvación de Sabiduría DC 15 o recibir daño psíquico 2d6 y se despierta para encontrarse destrozado al pie de la mansión Durst luego de una cantidad de tiempo desconocida. En un éxito, una criatura recibe la mitad del daño. Escalar por los acantilados lleva menos de un minuto, pero parece que toma una hora.
-La acrobacia, el atletismo o la supervivencia se pueden combinar con herramientas como una cuerda o un kit de escalada para escalar el acantilado y llevar a otros hacia abajo. (DC moderado) 15
-Conocimiento arcanos se pueden usar para comprender el poderoso hechizo de fuerza fantasmal en el trabajo, que sus psiques pueden ser destrozadas si se arrojan sin precaución al viento; que tal vez la mejor manera de sobrevivir es hacerse una imagen mental de la ilusión. (DC moderado)15
-La investigación se puede utilizar para destruir la ilusión aprovechando la fuerza de la mente. (DC dificil) 20
-Hechizos que ralentizan o afectan el vuelo, como la caída de plumas; o eso imbuiría de valor a las criaturas, como el heroísmo puede usarse para conquistar la ilusión; ambos tranquilizan la psique de los personajes, engañando a su subconsciente creyendo que todo estará bien. (Éxito automático)
11. BALCÓN
La puerta del baño se abulta hacia afuera y luego explota en astillas. Una inundación de agua sucia se estrella, amenazando con empujar las PC lejos de las escaleras.
-El atletismo puede usarse para mantenerse firme y resistir la inundación; otros aventureros pueden prepararse contra el personaje o inclinarse para que él o ella se lleven la peor parte de la inundación. (DC moderado)15
-La naturaleza o la supervivencia se pueden usar para recurrir a experiencias pasadas o al conocimiento de inundaciones repentinas, lo que permite que un personaje en esa fracción de segundo tome las precauciones necesarias (colgar del otro lado del balcón, saltar a una puerta cercana, etc.). Los personajes con el fondo Outlander tienen ventaja en tal verificación. (DC moderado)15
-Juego de manos se puede usar para agarrarse del balcón o las lámparas de aceite montadas en la pared antes de ser barridas. (DC fácil)10
12. DORMITORIO DEL SEÑOR
Los recuerdos del pasado han cobrado vida; En la víspera del nacimiento de Walter, los Durst están inmersos en una guerra fría. La suite es tan fría e implacable como su matrimonio; mientras Gustav pasea por la habitación, Elisabeth echa humo con mudo desdén por su vanidad. De vez en cuando, los dos estallan en una nueva ronda de discusiones, y las guadañas giran cada vez más rápido.
No del todo fantasmas, pero no del todo ilusiones, los Durst son representativos de la carnicería emocional de la mansión. Las guadañas en la puerta están conectadas al temperamento de los dos. Y para escapar, la fiesta debe atravesar esas guadañas.
-La suite principal se ha vuelto extremadamente fría: un hombre bien vestido camina por la habitación mientras una mujer se mira en el tocador, sus ojos despreciativos como para preguntarse por qué no fue suficiente para su marido. Reconoces a los Durst vivos y en la carne: cómo o por qué no importa. Los dos caen entre episodios de silencio y rabia explosiva, discutiendo sobre la infidelidad de Gustav.
Miras hacia la esquina de la habitación, hacia el balcón, ese dulce, dulce balcón, la puerta para salir de esta maldita mansión, y en la puerta giran cuchillas de guadaña oxidadas. Miras hacia atrás: Elisabeth te está mirando y gruñe: "¡Sierva! ¡Fuera! ¡Fuera! ¡Vuelve solo cuando haya nacido el bastardo!"
Notas con creciente frustración que mientras Elisabeth te gruñe, las cuchillas de la guadaña giran a toda velocidad, girando cada vez más rápido.
Si el grupo no hace una prueba de habilidad para este obstáculo, acumula un fallo, y cada criatura que pasa por la puerta debe tener éxito en un tiro de salvación de Destreza DC 15 o recibir 2d10 de daño cortante. De todos modos, pasan por la puerta y entran al Área 12C, el Balcón Maestro.
Si el grupo intenta un chequeo de habilidad pero falla, no se necesitan tiradas de salvación de Destreza.
-La acrobacia o la investigación se pueden usar para atravesar la puerta ileso; el aventurero que realiza el chequeo toma un papel de liderazgo al guiar a sus compañeros a través de las cuchillas. Esta comprobación se realiza solo una vez para todos los personajes presentes. (DC moderado)
-La perspicacia puede usarse para medir las emociones de Elisabeth o Gustav, encontrando el mejor momento posible para dar el salto. (DC fácil)
-La persuasión puede usarse para calmar a los Durst, aunque sea por un momento. (DC moderado)
12.C BALCÓN DEL SEÑOR
Death House ha puesto toda su energía restante para afectar a sus presas con un poderoso hechizo de fuerza fantasmal (no se requieren lanzamientos de salvación). El balcón se ha convertido en un acantilado que cae a mil pies debajo frente a ellos (una representación inquietantemente precisa de las Cataratas Tser de Barovia). Solo con coraje, habilidad o agudeza pueden los aventureros conquistar el acantilado ilusorio sin destruir sus mentes en el proceso.
Si no se aplican habilidades o hechizos, los personajes acumulan una falla y cada criatura que simplemente saltó debe hacer un lanzamiento de salvación de Sabiduría DC 15 o recibir daño psíquico 2d6 y se despierta para encontrarse destrozado al pie de la mansión Durst luego de una cantidad de tiempo desconocida. En un éxito, una criatura recibe la mitad del daño. Escalar por los acantilados lleva menos de un minuto, pero parece que toma una hora.
-La acrobacia, el atletismo o la supervivencia se pueden combinar con herramientas como una cuerda o un kit de escalada para escalar el acantilado y llevar a otros hacia abajo. (DC moderado) 15
-Conocimiento arcanos se pueden usar para comprender el poderoso hechizo de fuerza fantasmal en el trabajo, que sus psiques pueden ser destrozadas si se arrojan sin precaución al viento; que tal vez la mejor manera de sobrevivir es hacerse una imagen mental de la ilusión. (DC moderado)15
-La investigación se puede utilizar para destruir la ilusión aprovechando la fuerza de la mente. (DC dificil) 20
-Hechizos que ralentizan o afectan el vuelo, como la caída de plumas; o eso imbuiría de valor a las criaturas, como el heroísmo puede usarse para conquistar la ilusión; ambos tranquilizan la psique de los personajes, engañando a su subconsciente creyendo que todo estará bien. (Éxito automático)
6. SALÓN DEL PRIMER PISO
Las armaduras han sido animadas por Death House, pero no son verdaderas armaduras animadas. A los efectos del combate potencial, tienen un CA 12, 5 puntos de golpe cada uno, inmunidad al veneno y daño psíquico, y -1 a la Fuerza. Cada palo puede hacer un ataque de lanza (+2 al golpear, 1 daño de perforación) contra objetivos dentro de 5 pies; estos ataques pueden hacerse con ventaja (y los ataques cuerpo a cuerpo contra ellos con desventaja) dependiendo de si hay atacantes debajo de ellos en la escalera.
-El atletismo puede ser utilizado por un personaje con un escudo o protección similar para cargar los rangos, con la esperanza de derribar las estatuas. En caso de falla, pueden ser lanzados hasta cuatro veces. (DC moderado)15
-Las acrobacias se pueden utilizar para saltar al otro extremo de la escalera en espiral. (DC moderado)15
-Las herramientas o la investigación del herrero se pueden usar para determinar las debilidades de la formación, ya que sin los hombres detrás de la armadura, tienen significativamente menos fuerza. Los personajes con antecedentes de Soldado tienen ventaja en tal verificación. (DC moderado)15
4. COCINA Y ALACENA
A medida que un personaje entra o sale del montaplatos, el horno escupe una columna de fuego. Cualquier personaje en la habitación debe hacer un tiro de salvación de Destreza DC 12 para trepar al montaplatos, trabajando la cuerda y la polea antes de quemarse. Si falla, una criatura sufre 1d6 de daño de fuego, pero continúa hacia arriba. La explosión sacude la totalidad de la mansión.
1.B ENTRADA
Para su horror, los personajes descubren que las puertas delanteras se están volviendo lentamente tapiadas, y detrás de ellas, las puertas del Salón Principal comienzan a cerrarse. Los personajes pueden hacer un tiro de salvación de Destreza DC 12 para arrojarse al Salón Principal antes de que las puertas se cierren. De lo contrario, lea lo siguiente:
Las puertas de la sala de caoba detrás de ti se cierran con un trueno ominoso. Miras alrededor de la habitación, desesperado por escapar, y cuando miras hacia la salida, ves que el tercio inferior de la puerta principal ha sido reemplazado por ladrillo. Desafiando toda lógica, la madera se ha fundido en las filas de ladrillos mohosos. Parpadea, y para su creciente horror, en ese lapso de segundo, más de la puerta se ha convertido. Mantienes los ojos bien abiertos para no desperdiciar tu oportunidad de derribar la puerta ... Es entonces cuando una nube fétida de suciedad entra, picando tus ojos y llorando. Las paredes ahora son frágiles, podridas. El papel tapiz cuelga en astillas, y desde detrás del yeso, una avalancha de ratas irrumpe en el suelo, arrastrándose por los pies y rascándose la carne.
Un PC que intenta una prueba de habilidad en esta sala debe tener éxito en un tiro de salvación de la Constitución de DC 10, o el hedor de las ratas hace que vacilen, lo que les da desventaja en su verificación.
-Atletismo o combate pueden usarse para atravesar las paredes podridas y quebradizas (Easy DC 10); la puerta principal tapiada (Hard DC20); o las puertas atascadas del pasillo. (DC moderado15)
-La naturaleza, la intimidación o el trato con animales se pueden utilizar para mantener alejadas a las ratas. (DC moderado) 15
-La percepción o investigación puede permitir que una PC vea un punto débil donde los ladrillos se han debilitado y se han desmoronado. (DC moderado)15
1.A ENTRADA
Este desafío se lleva a cabo solo si un o más de los PC aún está en posesión de los espíritus de Rose y Thorn. A medida que las PC se acercan a la puerta de hierro, los fantasmas luchan con las PC por el control de sus cuerpos, y ruegan y suplican a las PC que se queden atrás.
-El atletismo puede ser utilizado por un personaje no poseído para forzar a un PC poseída a superar el umbral. La PC poseída debe tener éxito en una tirada de salvación DC 10 -Sabiduría o recibir 1d4 de daño psíquico a medida que el espíritu es violentamente arrancado de su cuerpo. (DC duro) 20
-La persuasión o la intimidación se pueden utilizar para convencer a los espíritus de sus riesgos involuntarios. (DC fácil) 10
-Conocimiento Arcanos o la Religión pueden permitir que un personaje recurra a sus reservas de magia o fe, respectivamente, disipando con fuerza el alma intrusa. (DC moderado) 15
ESCAPAN
Si alguno PC estaba atrapada dentro de la Casa de la Muerte, Norganus, el Dedo del Olvido les aparece como en un sueño. Los PC atrapados se ven arrastrados a través de las puertas de la Casa de la Muerte, sus piernas y tobillos incautados por espíritus chillantes y ghouls silbantes. Justo antes de cruzar el umbral, Norganus se les aparece:
Una sombra alta y oscura con rasgos indistinguibles. Con una voz suave y sibilante, les pide que tomen su mano, un vacío negro como la tinta gotea de sus dedos en forma un exudado y exuberante líquido. Él lamenta su potencial desperdiciado y promete liberarlos de estos "muertos inquietos".
Si los PC toman su mano y aceptan el oscuro regalo de Norganus, se despiertan en la hierba alta frente a la casa. Los PC que han resucitado de esta manera obtienen el rasgo “Tocado por las nieblas”, lo que las deja contaminadas por el malvado toque de Norganus. Los gatos maúllan y la leche se agria al acercarse, y detectan como muertos vivientes mal alineados a la magia de adivinación. Estos rasgos permanecen hasta que el personaje recibe un hechizo de eliminación de maldición. Además, cualquier PC marcada por Norganus gana específicamente uno de los siguientes Dark Gifts:
-Los ojos del personaje se derriten, dejando cuencas vacías. Él o ella tiene desventajas en las pruebas de Carisma (Persuasión), pero obtiene visión ciega a un rango de 60 pies. El personaje es ciego más allá de esta distancia.
-La piel del personaje es fría y pegajosa al tacto. El personaje gana resistencia al daño por frío y vulnerabilidad al daño por fuego.
-Por la noche, el personaje puede gastar 1 dado de golpe para moverse a través de objetos sólidos como si fueran terrenos difíciles. Un personaje que termina su turno dentro de un objeto recibe 5 (1d10) de daño de fuerza. El personaje cuenta como una criatura no muerta con el propósito de hechizos y efectos como convertir muertos vivientes.
Independientemente del resultado final del ritual, Strahd es consciente de los eventos que sucedieron en la Casa de la Muerte, y puede burlarse de los PC por sus decisiones en la mazmorra.
STRAHD:
La party encuentra una pequeña canasta de regalo en el suelo afuera de Death House. Dentro hay una nota con las palabras "Bienvenido a Barovia", firmada con una letra cursiva S; una botella de Purple Dragon Crush; y una carta con un sello elgante con las palabras: "Entregar a: Maestro Ismark Kolyanovich". Se lee de la siguiente manera:
Maestro Kolyanovich
Lamento tu pérdida, de verdad. Pero seguramente ahora deberia de entender la futilidad de sus esfuerzos. Te ofrezco un intercambio simple:
Entregame a Tatyana y veré que quedes en paz.
Tu temible señor y maestro,
Strahd von Zarovich
Creditos: Traducido por Cookiedemon24 y modificado en cierto lugares. Texto original de A Campaign Guide by DragnaCarta
submitted by Cookiedemon24 to CurseofStrahd [link] [comments]


2020.01.18 02:37 EmiNemi8575 Creepypastas :O

~~ADVERTENCIA TEXTO SUPER LARGO~~~~ top 10 creepypastas ESPECIAL 100+LIKES --ovolo77
  1. Capitulo perdido del Chavo del 8
"¿Alguien aquí vió el episodio de el chavo del ocho donde el chavo se hacia el muerto por que fingía que era atropellado y todos se ponian tristes? ¿Recuerdan que después de ese episodio comenzaron a pasar puros episodios repetidos?
Bueno, resulta que despues de la salida del dvd con los episodios se hizo pasar por un error el hecho de que ese episodio era el 143, pero el episodio anterior es marcado como el 141; sin embargo la fecha entre la que se filmaron esos episodios fue cuando los productores y los actores se dieron un " descanso " de 4 meses, y los programas transmitian episodios repetidos.
El episodio perdido, el 142 del chavo del ocho fue un supuesto error de conteo, decían los antiguos productores en Televisa, pero lo que sucedio realmente es que se filmó un episodio alterno al de la muerte del chavo del ocho, donde la consecuencia de las travesuras del chavo resultaban en que terminaba atropellado de verdad.
Era un episodio extraño, comenzaba con la cancion popular del inicio pero el audio estaba algo desfasado, unos 5 segundos y dejaba un silencio extraño como estatico durante los 5 segundo restantes despues de que terminaba la cancion. El episodio comenzaba normal con una vista normal sobre la vecindad, pero ningun personaje entraba en escena, sin embargo la camara cambiaba su enfoque hacia las puertas como si un personaje fuera a salir, pero no salia. El proceso se repetia con todas las camaras, extrañamente se escuchan murmullos siempre que se acerca la cámara a la casa de Don Ramón, pero no se entienden.
De pronto se escucha el sonido de pasos apresurados y entra el Chavo del ocho en escena, pero no parece haber enfoque en él. Las puertas siguen siendo enfocadas sin parar y el Chavo solamente parece estar haciendo algo cerca del lavadero y el barril, las risas grabadas comienzan a sonar sin razón cuando el Chavo sale por el lado izquierdo hacia el portón. Justamente cuando sale de escena entra Kiko desde su casa y la Chilindrina desde la suya, ambos con un aspecto incómodo en sus rostros, como si no quisieran estar ahí realmente. Kiko pregunta dónde esta el chavo pero no hace ningun ademan ni voz graciosa, la Chilindrina en su papel le contesta que se fue con una salsa de tomate. En esta parte la Chilindrina está terminando la frase "con salsa de tomate hacia la calle" pero antes de decir hacia, se escucha un estruendo horrible, con un volumen mucho mas alto que el de los demas sonidos en el programa, no parece estar nivelado ni parecerse a algo normal o planeado. Inmediatamente después del sonido los dos actores se quedan perplejos como si no fuera parte del acto, aqui corta sin fade out.
Solamente pantalla negra, como un corte comercial pero sin arreglos. Después regresa la escena donde todos estan llorando por el chavo, parece la escena del capitulo que si se transmitió, pero el sonido esta de nuevo desfasado y se escuchan mas sollozos que en el del otro episodio, como si hubiera mas gente llorando alrededor, aparte de los actores. La escena de nuevo cambia sin aviso y estan todos en un escenario nuevo, esto es lo mas notable del capitulo, el hecho de que usaban siempre los mismos escenarios era común, pero parece ser que crearon uno especificamente para este episodio. Una pared negra simulando oscuridad de fondo, y solo se encuentran 4 personajes con los mismos rostros de preocupacion y incomodidad: Don Ramón, Kiko, Doña Florinda y el profesor Jirafales. El rostro de Doña Florinda parece que va a romper en lagrimas, y esto se nota mejor cuando la camara le hace un close up exactamente a ella, pasan 5 minutos en este close up.
Este close up es exagerdamanete largo y ella sólo mira a la cámara con miedo y aguantando las lagrimas. Los demas personajes están mirando hacia un objeto al parecer fuera de cámara. Kiko y la Chilindrina dicen la misma linea "Chavito" pero Kiko lo dice con una voz quebrada como si estubiera muy triste y ya no pudiera actuar más. La cámara cambia instantáneamente al cuerpo del Chavo del ocho, pero realmente lo extraño es que este personaje no es su intepretador original, Roberto Gomez Bolaño. El cuerpo esta completamente dañado, los brazos torcidos y la piel palida; el rostro es muy diferente pero no se distingue por que lo tapa su propio gorro, como si se tratara de un verdadero cadáver. Las piernas aparentemente rotas, y sangre brotando de su costado y cabeza. El tema del chavo del ocho comienza a tocar después de unos 2 minutos de una cámara fija hacia el cuerpo en completo silencio, consecuentemente, el episodio termina de esta forma.
Al parecer este episodio fue una experimentacion de Gomez Bolaños, y provocó que los actores trataran de dejar el programa, pero regrabaron el capitulo y solo dejaron una escena, lo extraño es que los convenció de alguna forma de volver y despues de 4 meses estaban grabando de nuevo.
El final de este episodio no quedó abierto a publico por obvias razones, y quedó borrado. Parecia que Bolaños queria realmente transmitirlo, lo consideró una obra maestra entre los mejores episodios de ese programa. Lo extraño es a quién pertenecia ese cadáver que mostraba el episodio. Y de dónde salio, sus rasgos lo denotan como un individuo de estatura promedio y la ropa del chavo le quedaba un poco mas grande, de lo cual su abdómen descubierto hacia notar unas marcas extrañas, las cuales parecían ser como agujeros hechos por una puñalada, pero limpios hasta el minimo detalle. El actor que se prestó a este episodio nunca se vé más ni antes ni después en la serie u otra. Nisiquiera parecia haber sido un actor, o una persona viva realmente. La duda queda en, si fué un cadaver tomado de algun lado, o fué un cadaver "hecho" para ese episodio.
El cambio que queria aplicar Bolaños a su programa se manifiesta en este episodio, pero al parecer a sus compañeros de trabajo no les gusto mucho, y de alguna forma le tomo sólo 4 meses a volver a la normalidad Se reporta que meses antes del descanso de 4 meses, Bolaños argumentaba que su programa estaba cayendo en la monotonía y quería hacer algo distinto que jamás hubiera sido visto en tv."
Top 10-Creepypastas
  1. Angel guardián
Crees en los ángeles? si... estos seres alados que vienen del cielo... emm, en fin, ¿crees en los ángeles guardianes?. Has oido hablar de ellos, ¿cierto? dicen que todos tenemos uno, siempre está a nuestro cuidado en los peores casos.... de verdad crees que es así? jajaja no, no lo son, no son ángeles, ni siquiera son buenos ¿sabes?. Pero valla que siempre están, siempre, tu no los verás, no porque sean invisibles, ellos... simplemente saben que los ignoraras, porque al final, tu no quieres verlos, ¿cierto?. No, no quieres, no te gustaría.
Ahora estás en tu PC leyendo esto, mentras el está detras tuyo, observandote, cuidando su fuente de alimento, con sus ojos rojos... valla odiosos que son. Ja! pero allí están, si, cuando tu no te das cuenta, cada vez que vas a dormir y miras hacia el techo de tu habitación, no dejes de mirar hacia allí, quizá está al lado tuyo. O cuando duermes, ¿a que no te imaginas? te ve de frente, de hecho, eso le gusta. Cuando estás en la ducha y el jabón entra escurridizamente a tus ojos, está al frente tuyo. Que tal cuando entras a una habitación oscura, tus ojos aún no pueden ver nada, el está frente tuyo, pero tu no quieres que sea así, el lo sabe, así que no importa. A el no le gusta que sepas que existe ¿sabes?. Quizá tu crees que no le conoces, pero si que sabes quien fué, tu claramente te acuerdas de eso cuando vivía.
pulseras
8.Suicide Mouse
Bien, escuche que existe una caricatura que no fue distribuida nunca, ni siquiera para los fans mas apasionados de Mickey Mouse. De acuerdo a la mayoría de las fuentes, esta caricatura no tiene nada de especial. Simplemente es un loop continuo de Mickey, caminando a través de 6 edificios, por unos 2 o 3 minutos antes de obscurecerse y terminar con la animación (mas o menos como en los Picapiedra). A diferencia de las musiquitas alegres de siempre, la canción de esta caricatura, no era una canción para nada. Simplemente era como si golpearan el piano por minuto y medio antes de que se convirtiera en ruido blanco, nieve, por el resto del film. Y este, no era el alegre y viejo Mickey que amamos tampoco, Mickey no estaba bailando, ni siquiera sonriendo. Simplemente caminando, como si tú o yo estuviéramos caminando, con una expresión facial, muy… normal. Pero por alguna razón, su cara estaba girada hacia la izquierda, como teniendo una mirada sombría.
Hasta hace uno o, dos años todos creían que después de que se obscurecía la escena, terminaba la caricatura. Pero cuando Leonard Maltin la estaba revisando, para ponerla como un bonus en el DVD, Leonard decidió que esto era simplemente basura, como para ponerla en el DVD. Sin embargo, quería tener una copia digital por el simple hecho de ser una obra de Walt. Cuando digitalizo la caricatura en su computadora, se dio cuenta de algo; La caricatura duraba de hecho, 9 minutos y 4 segundos. Esto es lo que me dijo mi fuente (El es un asistente personal del mismísimo Sr. Martin).
Después de desvanecerse en negro, se queda así hasta el minuto seis. Despues, regresa a Mickey caminando. El sonido era diferente esta vez. Era como un murmullo. No era una lengua, sino mas bien como un grito gutural. Mientras el ruido se hace mas indistinguible y fuerte en el siguiente minuto, la imagen se empieza a descomponer. La banqueta empieza a ir en direcciones que parecen imposibles basándonos en el caminado de Mickey. La sombría cara del ratón, lentamente se convierte en una sombría sonrisa. En el minuto siete, los murmullos se convierten en un gritos escalofriantes (de esos que te duelen solo al escucharlos), y la imagen se pone mas obscura. Con colores que no eran posibles en esa época. La cara de Mickey, entonces, comenzaba a derrumbarse. Sus ojos rodaban hacia el fondo de su barbilla, como dos canicas, y su extraña sonrisa apuntaba hacia arriba, al lado izquierdo de su cara. Los edificios se convertían en escombros flotando en el aire, y la acera seguía en direcciones imposibles, navegando en direcciones extrañas.
El Sr. Martin quedo perturbado con esto, y dejo la habitación, enviando a un empleado para que terminara de ver el video y tomara notas de todo lo que pasaba , hasta el último segundo, y para que después, guardara el disco de la caricatura en la caja fuerte.
Resulta que al final del video, después de un grito gutural, el filme termina de manera abrupta con la cara de Mickey en los créditos, con lo que sonaba como una caja musical rota tocando en el fondo. Esto pasa por mas o menos, unos 30 segundos, y sea lo que sea que pase en ese tiempo, nadie ha podido darme ni un poco de información.
Un guardia de seguridad que trabajaba conmigo, me dijo que él estaba haciendo sus rondines esa noche fuera de la habitación. Me dijo que vio al empleado salió temblando del cuarto diciendo “El sufrimiento real no se ha conocido” siete veces antes de que le quitara el arma del guardia, y cometiera suicido.
Lo único que le pude sacar a Leonard Martin fue una frase de los últimos cuadros, una frase en Ruso que decía “Las vistas del infierno trae a su audiencia de regreso”.
lamida
  1. Suicide girl
Dale una mirada a la imagen ,recientemente descubrí esta imagen y su historia en una publicación coreana. La historia es esta, en Japón poco antes de que una adolescente cometiera suicido, dibujo esta imagen, la escaneo y la publico en línea. En Corea esta historia se desato y se esparció como un incendio.
Hay muchos mensajes recorriendo undefined en foros coreanos que dicen que el espectador se ve inmerso en los ojos azules de la chica, dicen que se puede detectar una pista de odio y tristeza dentro de sus ojos. Tal vez la chica murió con mucha tristeza y enojo que su espíritu embrujo la imagen, o tal vez la imagen provoca tristeza, similar a la canción "Gloomy Sunday" (canción escrita por el pianista y compositor autodidacta húngaro Rezső Seress en 1933 que según la leyenda urbana provoco un gran número de suicidios).
El elemento raro es este, dicen que es difícil para una persona mantener fija la mirada en los ojos de la chica por más de 5 minutos, hay reportes que algunas personas han tomado sus propias vidas después de hacer esto. La gente dice que la pintura cambia, conforme la ves parece como que una sonrisa burlona aparece en los labios de la chica o que un anillo oscuro crece alrededor de la chica o de sus ojos.
Algo es seguro, la imagen ha despertado uno curiosidad en mi que debo de saber, siento una presencia cuando miro la imagen, si es malvada o no, no puedo juzgarlo. Me gustaría saber que es lo que la comunidad global en línea siente y tal vez incluso algunos expertos en arte pudiesen responder por qué los ojos de está imagen pueden atraer al espectador tan profundamente.
angel guardian
  1. Bli*ndmaiden.com
Tal vez se trate solo de eso, de una nueva Leyenda Urbana, pero de no ser así, nos encontrariamos ante un suceso escalofriantemente desconcertante que nos llevaría, una vez más, a la terrible conclusión de que no existen límites ni fronteras para el horror. Un horror que se adapta camaleónicamente a los tiempos y se vale de todos sus eventos para manifestarse ante nosotros.
Son muchos los que cuentan haber entrado en una página web llamada www.bli*ndmaiden.com (blind maiden significa doncella ciega). Normalmente,si pretendes acceder a ella, por más que lo intentes, tu explorador no te lo permitirá y aparecera otras cosas ya que para hacerlo deberás cumplir tres condiciones.
Encontrarte completamente solo,hacerlo exactamente en la medianoche de un dia sin luna y tener apagadas todas las luces de la casa. Entonces,solo entonces se te permitirá el acceso.
Una vez dentro, enseguida tras un impactante viaje por las imágenes que ofrece, sin necesidad de que nadie te explique nada, comprenderás, como dice el slogan de presentación de la página, que estarás ante 'una experiencia real de horror absoluto'. Tendrás que emplear tus cincos sentidos y poner especial cuidado en no clickear, ni por error, el botón de 'Aceptar' en participar activamente en la experiencia. Si asi lo hicieses seria tu fin y quedarias transformado en una imagen más del amplio archivo de incautos que, antes que tu, osaron, tal vez incrédulos, tal vez curiosos, a probar esta experiencia.
Pero ¿que es lo que se supone que ocurre una vez que haces clic sobre aquel botón? Para tu sorpresa y horror observarás en tu monitor como una siniestra silueta se pasea... por tu propia casa!!! Querrás despertar de lo que desearás que sea una pesadilla cuando veas como ese espectro se acerca y entra en la misma habitación en la que te encuentras... te verás en tu monitor a ti mismo,de espaldas... entonces sentirás su presencia detrás de ti... te girarás no pudiéndolo soportar más y... lo último que verás, antes de morir, será el rostro de la doncella ciega que, despiadadamente te arrancará los ojos...
Como he dicho al principio, a mi, no me consta que sea verdad, y sinceramente, no pienso comprobarlo... si, lo reconozco, me da mucho miedo... pero yo les paso el reto a ustedes. ¿Te atreves a comprobarlo? ¿Se trata de una Leyenda Urbana, un montaje? ,o una terrible realidad...
suicide mouse
  1. El suicidio de calamardo
no, no debía pasar de nuevo, no después de aquello de la otra vez... No se como voy a aguantar esto, es mas fuerte que yo, aun así les contare y luego... no se, tal vez necesite ayuda psiquiátrica y psicológica...
Tardamos en recuperarnos aquellos que vimos el episodio del Suicidio de Calamardo, soñaba todas las noches con aquellos niños, siendo descuartizados y desmembrados... Lo cierto es que luego esas imagenes se borraron de mi mente, y tenia el recuerdo de aquel episodio como una pesadilla lejana...
Hace un par de días estábamos con algunos internos esperando la llegada de un episodio para corregir el sonido y esas cosas, eramos casi todos los que estuvimos aquella vez, presenciando aquel terrible episodio. Excepto por uno o dos, que renunciaron y jamas supimos de ellos otra vez...
El episodio llego y leí el titulo, se llamaba "Krusty party", lo que no note pero notaria después es que esa etiqueta estaba superpuesta sobre otra...
Prepare los equipos y coloque el Cd, y cuando estábamos todos alrededor de la pantalla puse Play, empezó la presentación común de todos los episodios, y todo parecía normal, hasta que llego a la parte en la que el pirata del cuadro se rie al final, lo que paso es que el pirata no se rió, sino que dijo: "No hay cosa pero que el dolor", en una voz irreconocible. Nos sorprendimos mucho, e incluso uno lanzo un grito, sin embargo decidimos seguir viendo el video, el episodio se llamaba "Suicide squidward, Part 2.".
El capitulo empezaba con una vista a Bob Esponja durmiendo, se lo veía mal dibujado y la animación se cortaba un poco, el sonido de los clásicos ronquidos fue sustituido por ronquidos reales. Estuvo la cámara mostrando por un minuto a bob esponja dormido cuando se vio un destello blanco, como si faltara un fotograma, no quería hacerlo, pero volvi atras y vi el fotograma. Era un niño, estaba atado a una silla y tenia un collar que hacia que su cabeza se pegara a la silla. Uno de los internos me dijo que sacara ya ese vídeo, sin embargo yo seguí reproduciendolo. De repente hubo un estallido, el ruido de un escopetazo, proveniente de la casa de calamardo, esto despierta a bob y se corta la animación... Se reanuda cuando bob esta saliendo de su casa, totalmente mal dibujada, una animacion muy pobre y sin sonido alguno, la animacion se corta y aparece un video. El niño atado a la silla esta llorando, y de la nada sale un hombre con un taladro, el hombre es irreconocible, su cara esta totalmente desfigurada. Toma a una niña de detras de la cámara y la golpea furiosamente con el taladro, luego lo enciende y le perfora la cabeza. Uno de los internos se desmayo, otro vomitaba sobre el tablero, los demás, incluyéndome, estábamos mudos. Se corto el vídeo con una toma del niño atado gritando, y volvió a donde estaba bob esponja yendo hacia la casa de patricio, se corta de nuevo y se muestran imágenes al azar de imágenes de personas descuartizadas, fotos del holocausto demasiado gores para pasarlas en las revistas y atrocidades varias. Vuelve a la animación y se ve a bob esponja tocando la roca de Patricio, la golpea y sale patricio, todo esto hecho con una animación pobrisima y una calidad de sonido muy mala, a patricio se lo nota muy triste y al ver a Bob dice: "Lo ha hecho, ¿verdad?". La voz que tiene es terriblemente perturbadora, es imposible saber si provino de un hombre o una mujer. Bob le responde "Creo que si, pero bueno, a todos le llega, a nosotros también". Con una voz parecida a la de patricio. Se vuelve a cortar la animación y se ve al niño atado gritando a todo pulmón, y al hombre desfigurado acercándole el taladro a la cara y alejandoselo, una y otra vez... Vuelve al animación y ahora se ve a Bob y a Patricio en la casa de calamardo, que es muy realista y se puede ver en las paredes cuadros de niños llorando. Llegan al cuarto de Calamardo y se ve las paredes llenas de sangre, y el cuerpo de calamardo en el suelo, la cámara lo enfoca y se cambia por el cuerpo de una mujer muerta, como si hubiesen superpuesto una foto en ese momento. Se corta la animación y ahora se ve al hombre desfigurado atravesándole la pierna al niño con el taladro, este esta desmayado, pero de repente se despierta y comienza a gritar. Vuelve la animacion y se ve a Bob tomando la escopeta de calamardo y apuntandole a patricio, se escucha una voz en off diciendo "Hazlo", Bob dispara y se ve la cabeza de Patricio volando por la habitación. Luego se corta la animacion y se ve al niño muerto, y al hombre atravesandole la cabeza con el taladro, el hombre mira a la camara, le dirige una sonrisa con lo poco que le queda de boca y rompe la camara. La ultima escena consiste en Bob sentado a la orilla de la ventana, llorando, de repente una mano lo empuja y cae hacia el suelo, cuando enfocan a Bob, esta sonriendo, en medio de un charco de su propia sangre. Tengo noticias de que uno de mis compañeros se suicido y dos están internados, le mostramos la cinta a la policía y dijeron que buscarían al hombre de la cinta, yo por mi parte, espero que inyectándome esta sustancia se me olviden todos esos recuerdos
el suicidio de calamardo
  1. El episodio perdido de Los Rugrats
Recuerda Rugrats la serie animada de bebes en Nickelodeon? Lo que probablemente no saben es que el creador de la serie, Gabor Csupo, originalmente tenia prevista una versión nocturna de Rugrats llamado "Rugrascals", que se pasaria en la noche, con un humor más adulto.
Debido a que todos los canales principales pensaron que esta versión para adultos era demasiado inquietante, se negó el permiso para emitir la serie, y como resultado, nadie realmente ha oído hablar de tal versión de la serie. Sin embargo, una estación en Wellington Nueva Zelanda por error coloco el VHS con el episodio de la versión para adultos en la mañana, pensando que era un episodio de Rugrats regular. El episodio que fue visto se llamaba "La mama de Carlitos". La introducción era normal, pero al final cuando Tommy dispara la leche en la pantalla, el efecto de sonido es mucho más fuerte, y la leche, simplemente se queda ahí durante unos 10 segundos, entonces el nombre del episodio aparece. El episodio parece normal, con los niños jugando en el parque infantil. Todos ellos están hablando de sus madres, cuando Carlitos tiene una visión.
Estaba Carlitos en el hospital de pie junto a su madre en la cama, que estaba muriendo de una enfermedad desconocida. Ella estaba cantando "Tú eres mi sol, mi única luz del sol" a Carlitos en voz muy débil, como si estuviera a punto de morir, pero cuando cantaba la segunda estrofa de la canción empezó a la inversa. Una foto de Carlitos apareció delante de un metraje de acción en vivo de un sapo que se diseca, se dice que representa la muerte por los fans. Carlitos se da vuelta y grita, y cuando mira a su madre, su rostro tiene una boca semidespegada, como si fuera una herida, un desgarramiento y esta dice "No te preocupes Carlitos, es el momento para mí de seguir adelante" con una voz de hombre muy perturbadora. Una ráfaga al azar de clips de acción se muestra, dicen que todos estos clips representan la muerte, en uno de ellos hay una vaca caminando en una caja con la palabra "matadero" groseramente dibujada en la cara, y material de archivo real de un hombre que sufre el SIDA siendo asesinado. Usted puede escuchar a Carlitos gritando todo el tiempo. Una foto de la mamá de Carlitos aparece de nuevo, esta vez con un pico de pollo pegado en la cara, diciendo: "¿No te acuerdas cuando empezó todo?" El episodio luego empieza a pasar escenas de acción de las mamografías y el parto. Cerca después de 1 minuto de estas mamografías, se oye mamá Carlitos decir "¿Quieres tu patito de la suerte Carlitos?" un feto muerto aparece. En este momento, se ve Carlitos salir de la visión, y tiene una convulsión. Tommy, Phil y Lil están llorando, y un medico de ambulancia lo tranquiliza, diciendo "Carlitos? Carlitos? puedes oírme?" con voz severa. Finalmente después de toser con sangre y vómitos, Carlitos vuelve a la normalidad. Entonces la camara enfoca como desde los ojos de Carlitos y vemos a Tommy, Phil, Lil y el medico de ambulancias con picos de pollo de en sus rostros, demasiado realistas, como fotografias. Se corta la escena y aparece Una foto de un niño que se parece a Carlitos gritando, al niño le faltan los brazos y las piernas, y parecen recién arrancadas.
Después de esto, los créditos ordinarios , seguido de 15 minutos de estática porque la estación no tenía nada más para pasar. Sorprendentemente, aunque el episodio fue visto por muchos niños, sólo un adulto que estaba viendo ha hablado de él hasta ahora. Ese mismo año, las tazas de suicidios infantiles subieron hasta las nubes en Nueva Zelanda.
top 10 creepypastas
  1. Lamida
Esto paso en una pequeña ciudad de Francia, salio en casi todos los periódicos locales. Una niña de 9 años, hija única, de padres de gran influencia, tenía todo lo que hubiese querido y deseado una niña, pero con una soledad incomparable. Sus padres solían salir a fiestas de caridad y reuniones del ámbito político, y la dejaban sola.
Todo cambió cuando le compraron un cachorro de raza grande, pasaron los años y la niña y el perro se volvieron inseparables. Una noche como cualquier otra, los padres fueron a despedirse de la niña; el perro ya acostumbrado a dormir con la niña, se ponia debajo de la cama.
Los padres se fueron y pronto la niña se sumió en un sueño profundo, aproximadamente a las 2:30 de la madrugada, un fuerte ruido la despertó, eran como rasguños leves y luego más fuertes. Entonces, temerosa, bajó la mano para que el perro la lamiese (era como un código entre ella y el perro) lo hizo y entonces se tranquilizó y durmió descubrió algo espantoso: En el espejo del tocador había algo escrito con sangre que decía N0 SÓLO LOS PERROS LAMEN. Entonces dió un grito de terror al ver a su perro crucificado en el suelo de su habitación.
Se dice que cuando los padres volvieron estaba totalmente trastornada y solo decia "¿quién me lamió?". Aun se busca al autor de tal aberración.
  1. El mensaje...
No taches este texto como algo escrito por algun lunatico. Esta historia tiene sentido, solo dejame continuar...
Debes haberlo hecho, todos nos preguntamos si viajar en el tiempo es posible, verdad? Dejame decirte algo... lo es. De hecho, yo soy del futuro. Se que seguramente no me creas, pero, en serio, soy del futuro. Es una cosa realmente buena: puedes ver el pasado, ver como se desarrollan los eventos... y cosas asi. Sabemos mucho mas de lo que imaginariamos.
Mirar detrás de toda esta diversion te hará ver que existe un aspecto mucho mas serio. No se nos permite viajar a nuestro mismo tiempo de vida, y NUNCA deberemos contactar con nuestros "yo" del pasado. Permiteme decir que justo ahora estoy rompiendo esa regla. Si, chico, estas hablando contigo mismo. Tu mismo del futuro. Sere ejecutado por esto, pero sabes que? Lo acepto. Hablando contigo te estoy salvando de algo que es mucho peor que la propia muerte. No puedo decirte directamente que debes hacer, pues los filtros lo pillarian. Esto es lo mas cerca que puedo llegar, creeme. Sin embargo, puedo mandarte un pequeño mensaje:
Detras de todo esto hay algo mas simple y a la vez complicado , deberias leer la primera palabra de cada parrafo, ahora
  1. Pulseras En Estados Unidos, cada vez que te internan en un hospital, colocan en tu muñeca, una pulsera blanca con tu nombre, para poder identificarte. Sin embargo, existen otras pulseras de colores diferentes, que simbolizan otras cosas. Por ejemplo, las pulseras negras son colocadas en las muñecas de las personas que acaban de fallecer.
Mi tía me platicaba de un cirujano que trabajaba en el turno de la noche en una escuela-hospital. El acababa de terminar una operación e iba en camino hacia el sótano. Entro en el elevador, y había otra persona con él. Casualmente se puso a platicar con la mujer sobre tonterías, mientras el elevador descendía. Cuando la puerta del elevador se abrió, vio que otra mujer estaba a punto de entrar, y entonces el doctor, de manera precipitada apretó el botón para cerrar la puerta, y presiono rápidamente el botón hasta el piso más alto.
Sorprendida, la mujer regaño al doctor por su descortesía al no permitir subir a la otra mujer al elevador.
El Doctor dijo: “ Esa es la mujer que acabo de operar. Murió durante la operación… No viste la banda negra que estaba utilizando?”
La mujer sonrió, levanto su brazo y dijo: “Una banda como esta?”
muchas gracias por leer
submitted by EmiNemi8575 to u/EmiNemi8575 [link] [comments]


2019.12.30 21:25 guicho_20 Comunismo en la Biblia de José Porfirio Miranda.

Este texto lo saque de aquí: https://cefmiranda.org/esp/2016/03/03/porfirio-miranda-y-el-comunismo/
Por Joseph Ferraro Serra[1]
  1. Comunismo en la Biblia
Antes de empezar nuestra intervención, es preciso recalcar que cuando Porfirio Miranda habla de comunismo y lo defiende no se trata de la versión que existía en la Unión Soviética, el cual, como él apunta muy atinadamente, fue más bien un capitalismo de Estado.[2] Cuando Porfirio habla del comunismo, se refiere al comunismo de la Biblia.
“Que un cristiano se diga antimarxista, puede comprenderse”, nos dice Porfirio Miranda en su libro Comunismo en la Biblia, pues “hay numerosas variedades de marxismo, y es posible que ese cristiano se refiera a alguna de las muchas filosofías materialistas que se autodenominan marxistas aunque tienen muy poco que ver con Marx”.
“Que un cristiano se diga no sólo antimarxista sino también antiMarx, probablemente se debe a que no ha leído a Marx completo y su odio adolece de simple ignorancia.”
“Pero que un cristiano se diga anticomunista, eso ya es otra cosa y constituye sin duda alguna el mayor escándalo de nuestro siglo.”[3]
Éstas son las palabras iniciales del libro mencionado de Porfirio Miranda. Es preciso entonces preguntar ¿por qué, de acuerdo con él, el anticomunismo por parte de los cristianos constituye el mayor escándalo del siglo pasado y, como Porfirio seguramente diría, del nuestro también?
Porfirio mismo nos proporciona la respuesta a nuestra interrogación. De acuerdo con él, la idea de comunismo está con todas sus letras en el Nuevo Testamento, al grado de que en estos veinte siglos nadie ha sido capaz de dar una mejor definición de lo que es el comunismo que la formulada por San Lucas en Acto 2,44-45 y 4,32-35. La definición misma de comunismo que Marx toma de Louis Blanc, “de cada uno según sus capacidades, a cada uno según sus necesidades”, está inspirada en la formulación que Lucas redactó dieciocho siglos antes, si no es que copiada de ella.[4]
Sin embargo, a pesar de esto, de acuerdo con Porfirio se habla generalmente en el mundo de “defender del comunismo a la civilización cristiana”. Por ello Porfirio, tal vez un poco molesto, replica que “no hay palabras para enfatizar suficientemente esta exclamación: ¡Pero si la iniciativa comunista en la historia de Occidente es iniciativa cristiana!… ¿Qué especie de locura se ha abatido (sobre el mundo occidental para que combata) como a máximo enemigo lo que es el proyecto cristiano por excelencia?” Por tanto, Porfirio recalca que “no hay demos­tración más clara del lavado cerebral a que nos tiene sometidos el establishment, que el hecho de que la concepción oficial y divulgada del cristianismo sea anticomunista”.[5] [6] [7]
¿Realmente es cierto lo que Porfirio ha afirmado en referenci a a la concepción oficial de la Iglesia, o exagera? Para llegar a la respuesta, demos un breve repaso a los pronunciamientos papales acerca del comunismo o el socialismo.
Como el lector ha de saber, la Revolución francesa y la Revolución industrial fueron responsables de la formación de la hegemonía burguesa en Occidente y de la constitución de dos nuevas clases sociales, de acuerdo con el papa Pío XI, “la una, con ser la menos numerosa, gozando de casi todas las ventaj as que los inventos modernos proporcionan tan abundantemente; la otra, en cambio, compuesta de ingente muchedumbre de obreros reducida a angustiosa miseria,
luchando en vano por salir de las estrecheces en que vivía”,6 recurriendo algunos a métodos violentos.7 O así como anotó el papa León XIII, “un número sumamente reducido de opulentos y adinerados ha impuesto poco menos que el yugo de la esclavitud a una muchedumbre infinita de proletarios”,8 convirtiendo a los obreros en una clase revolucionaria,9
Debido a las graves injusticias practicadas en contra de los obreros por la hegemonía burguesa, pronto surgieron varias corrientes socialistas que cuestionaban dicha hegemonía, la más importante de las cuales fue, por supuesto, de inspiración marxista. Aunque León XEH apuntó lo ya citado en referencia al capitalismo, tuvo mucho más que decir del comunismo o del socialismo.
Si vemos la encíclica Rerum novarum de 1891, la primera de una serie de cartas pastorales sobre el problema social, y la que forma la base para la doctrina social católica, encontramos que este papa expresó su pensamiento en el sentido de que la doctrina socialista ataca el fundamento principal del orden social en tanto que niega el derecho a la propiedad privada.10 Por tanto, el Papa apuntó que el socialismo es una peste’1 que presenta “el derecho de la propiedad como pura invención humana”. El socialismo proclama, además, la comunidad de bienes y “declara que no puede tolerarse con paciencia la pobreza y que es lícito violar impunemente el derecho de propiedad de los ricos”.12 Además el socialismo o el comunismo constituía “el cáncer mortal que” estaba “invadiendo las articulaciones más íntimas de la sociedad humana, poniéndola en peligro de muerte”.13 Al fin, aunque la miseria de los proletarios según León XIII se debe a abusos en el sistema capitalista, a un capitalismo liberal, lo que los socialistas pretenden es mucho peor: al negar el derecho a la propiedad privada quieren destruir el fundamento de la sociedad y, por tanto, a la sociedad y a la civilización misma. Según León XIII, los socialistas atizan “el odio de los indigentes contra los ricos, tratan de acabar con la propiedad privada de los bienes”, pequdican “a las propias clases obreras”, ejercen “violencia contra los legítimos poseedores, altera la misión de la república y agita fundamentalmente a las naciones”.14
Por supuesto, cuando León XIII apunta que los socialistas niegan el derecho a la propiedad privada, se refiere al dominio individual sobre medios sociales de producción y no sobre bienes de consumo. Luego, es claro que al negar el derecho individual sobre los medios sociales de producción, los socialistas no ponen en tela de juicio a cualquier tipo de sociedad sino a la sociedad capitalista, la que no se identifica con la civilización ni tampoco con la abstracción “sociedad”. No se sigue, por tanto, que al negar el derecho individual sobre los medios sociales de producción, los socialistas deseen destruir a la sociedad misma. Apesar del hecho recalcado por Porfirio en el sentido de que el proyecto comunista es cristiano, por lo menos en el caso del papa León XIII se ve claramente que, en las palabras de Porfirio, “la concepción oficial y divulgada del cristianismo [es] anticomunista”.15 Y no sólo es anticomunista sin más; para León XÍTT es obligación de la Iglesia enseñar “las doctrinas y los preceptos que garantizan la salvación y la tranquilidad de la sociedad [capitalista moderna] y detienen radicalmente la funesta propaganda del socialismo [el subrayado es nuestro]”.16 Para cumplir con esta función, nos dice León XIII, “la Iglesia de Cristo posee para combatir la plaga del socialismo medios más eficaces que todas las legislaciones humanas, que todas las prohibiciones de los magistrados y que todas las armas militares”. Sólo necesita que los gobiernos “devuelvan a la Iglesia su eterna libertad para que ésta pueda desplegar con eficacia su benéfico influjo en favor de la sociedad humana”.17 Se trata, pues, no sólo de una condena del comunismo sino también de un tipo de cruzada en su contra. ¿Qué podemos decir de la postura sobre el comunismo de Pío X3, el segundo papa en importancia referente a la formulación de la doctrina social católica?
Para conmemorar el cuadragésimo aniversario de la Rerum novarum de León XIII, Pío XI emitió una encíclica social intitulada Quadragesimo anno. Según Pío XI, esta doctrina comunista había merecido la condena de la Iglesia repetidas veces. En 1846 Pío IX (Quipluribus) vio los peligros del comunismo y afirmó que era una “doctrina totalmente contraria al derecho”, una “doctrina que, si se admitiera, llevaría a la radical subversión de los derechos, bienes y propiedades de todos y aun de la misma sociedad humana”. En 1878 León XHI
(Quod apostolici muneris) definió el comunismo como una “mortal enfermedad que se infiltra por las articulaciones más íntimas de la sociedad humana, poniéndola en peligro de muerte”.18 Y el mismo Pío XI, debido al gran peligro que el comunismo se presentaba para la civilización capitalista y la religión, lo condenó en Miserentissimus redemptor (1928), Quadragesimo anno (1931), Caritate Christi (1932), Acerva animi (1932), Dilectissima nobis (1933),19 y dedicó una encíclica entera a esta condena, la Divini redemptoris en 1937. De esta manera, según Pío XI el papado había 2llamado la atención sobre el peligro comunista con más frecuencia y de un modo más persuasivo que cualquier otra autoridad pública terrena.”20
En resumen, para Pío XI el comunismo “proponía un remedio que, siendo mucho peor que el mismo mal, arrojaría a la sociedad humana en mayores peligros”,21 el comunismo es “un sistema lleno de errores y sofismas, contrario a la razón y la revelación divina; un sistema subversivo del orden social [capitalista], porque destruye las bases fundamentales de éste; un sistema desconocedor del verdadero origen, de la verdadera naturaleza y del verdadero fin del Estado; un sistema, finalmente, que niega los derechos, la dignidad y la libertad de la persona humana”.22
En la encíclica Divini redemptoris de 1937, escrita en ocasión de la guerra civil o revolución comunista que estaba tomando lugar en España, Pío XI relató la barbarie de las persecuciones comunistas en contra de la Iglesia. Sin embargo, sin querer justificar las persecuciones por nuestra parte, hay que recordar que los pontífices se habían pronunciado antes en favor de una cruzada en contra del comunismo, y al parecer Marx y Engels la mencionan en el Manifiesto del Partido Comunista de 1848.23 Por ello, ¿qué más podía esperar la Iglesia oficial de los comunistas?
Sin embargo, Pío XI hace notar que los comunistas han cambiado de táctica. “Los jefes del comunismo aparentan ser los más celosos defensores y propa­gandistas del movimiento por la paz mundial”; en algunas partes del mundo, “los
comunistas… invitan a los católicos a colaborar amistosamente con ellos en el campo del humanitarismo y de la caridad”.24 Incluso, hay socialistas moderados que prometen “abstenerse de toda violencia”.25 De cualquier manera, Pío XI recalca que aun “si acaso el socialismo, como todos los errores, tiene una parte de verdad (lo cual nunca han negado los Sumos Pontífices), el concepto de la sociedad que le es característico y sobre el cual descansa, es inconciliable con el verdadero cristianismo. Socialismo religioso y socialismo cristiano son términos contradictorios: nadie puede al mismo tiempo ser buen católico y socialista verdadero”.26 A fin de cuentas, para Pío XI “el comunismo es intrínsecamente malo, y no se puede admitir2 una colaboración “con el comunismo en terreno alguno”.27 Así como en el caso de su antecesor, León XIII, Pío XI consideró que una finalidad de la Iglesia es desterrar el comunismo.28 ¿Que podemos decir de Juan XXIII, el papa responsable de convocar al Concilio Vaticano II?
Aunque Juan XXIII empleó una táctica diferente con los comunistas, en el sentido de que en la época moderna la Iglesia “prefiere usar de la medicina de la misericordia más que de la severidad” y que “piensa que hay que remediar a los necesitados mostrándoles la validez de su doctrina sagrada más que condenándolos”,29 de todos modos hay condenas bastantes explícitas. En su encíclica Mater et magistra de 1961, un poco más de un año antes de reunirse el Concilio Vaticano II, Juan XXIII recordó a los fieles que en los tiempos de León Xm los revolucionarios proponían a los obreros “remedios peores que los males” del capitalismo.30 Más aún, afirmó que la lucha de clases que el marxismo predica va contra la naturaleza y es contraria “a la concepción cristiana de la vida”.31 Por tanto, Juan XXffl dejó en claro que Pío XI ya había manifestado que “la oposición entre comunismo y cristianismo es radical [el subrayado es nuestro]” y que “de ningún modo puede admitirse que los católicos militen en las filas del socialismo moderado”.32
25 Pío XI, Quadragesimo amo, p. 71.
16 Ibid., p. 77.
Por supuesto, hay una condena de ateísmo que, a su vez, implica una condena de la doctrina económica del comunismo. En la encíclica Mater et magistra, sin mencionar al comunismo por su nombre, Juan XXIII señala que “el aspecto más siniestramente típico de la época moderna consiste en el absurdo tentativo de querer reconstruir un orden temporal sólido y fecundo prescindiendo de Dios”.33 O, dicho de otro modo, para el papa “el error más radical en la época moderna es el de considerar la exigencia religiosa del espíritu humano como expresión del sentimiento o de la fantasía, o bien como un producto de una contingencia histórica, que se ha de eliminar como elemento anacrónico o como obstáculo al progreso”.34 Esta teoría no sólo pone en peligro el fundamento mismo de un orden social sólido, es decir, el de la propiedad privada sobre los medios sociales de producción, sino que constituye un peligro para la paz del mundo: “Cualquiera que sea el progreso técnico y económico”, nos dice el papa Juan XXIII, “no habrá en el mundo justicia ni paz, mientras los hombres no vuelvan al sentimiento de la dignidad de criaturas y de hijos de Dios”.35
Por supuesto Pablo VI, el papa que llevó al Concilio Vaticano II a su terminación, también condena el comunismo, sea como una doctrina atea, sea como una doctrina económico-social. En su encíclica Ecclesiam suam (1964), Pablo VI habló de que muchas personas profesan abiertamente su impiedad de ser ateos; y, más aún, “la sostienen como programa de educación humana y de conducta política, en la ingenua pero fatal convicción de liberar al hombre de viejos y falsos conceptos de la vida y del mundo para darles en su lugar, según dicen, una concepción científica y conforme a las exigencias del progreso moderno”.36 Según Pablo VI, este ateísmo es “el fenómeno más grave de nuestro tiempo”. Dicha teoría, al negar la existencia de Dios, “es fundamentalmente equivocada: no responde a las exigencias últimas e inderogables del pensamiento, priva al orden racional del mundo de sus bases auténticas y fecundas, introduce en la vida humana no una fórmula que todo lo resuelve, sino un dogma ciego que la degrada y la entristece y destruye en su misma raíz todo sistema social que sobre ese concepto pretende fúndarse”. A fin de cuentas, “no es una liberación,
sino un drama que intenta sofocar la luz del Dios vivo”.37 Estas razones, dice Pablo VI, lo obligan, y con él a todas las personas que “estiman los valores religiosos, a condenar los sistemas ideológicos que niegan a Dios y oprimen a la Iglesia, sistemas identificados frecuentemente con regímenes económicos, sociales y políticos, y entre ellos especialmente el comunismo ateo [el subrayado es nuestro]”.38
En 1971, alrededor de 6 años después del Concilio, Pablo VI, en su encíclica Octogésimo veniens, siguió en la misma línea respecto al comunismo. Al parecer, el experimento de realizar el diálogo y una cooperación con marxistas en relación con los problemas sociales en países no socialistas no resultó como se esperaba. En vez de que los cristianos convirtiesen a los comunistas, los comunistas parecen haber convertido a los católicos. Por ello, Pablo VI advirtió que “el cristiano que quiere vivir su fe en una acción política concebida como servicio, tampoco puede adherirse sin contradicción a sistemas ideológicos que se oponen radicalmente o en los puntos sustanciales a su fe y a su concepción del hombre”; en especial, no puede acercarse “a la ideología marxista, a su materialismo ateo, a su dialéctica de violencia y a la manera como ella entiende la libertad individual dentro de la colectividad, negando al mismo tiempo toda trascendencia al hombre y a su historia personal y colectiva”.39 Entre el liberalismo y el comunismo, el peor de los dos para el papado, como debe ser obvio, es el comunismo ateo.
Siguiendo con el tema del socialismo y el marxismo, nos dice Pablo VI que “hoy día, los cristianos se sienten atraídos por las corrientes socialistas y sus diversas evoluciones”. Sin embargo, recuerda a los fieles que se trata de ideologías que son incompatibles con la fe.40 Huelga decir que, con respecto al comunismo, el papa Juan Pablo II ha seguido en la misma línea que sus antecesores.41
Hemos visto que para fines de diálogo Juan XXIII, Pablo VI e incluso el Concilio Vaticano II condenaron el comunismo bajo la etiqueta del ateísmo,42 algo que se encuentra también en Juan Pablo II.43 Porfirio se percató de este hecho y tuvo la crítica correspondiente. Después de señalar que “los marxistas
nIbid., p. 88.
39 Pablo VI, Octogésima adveniens, p. 26.
*°Ibid., p. 31,34.
últimamente nos han estado haciendo el favor de promover la idea [del comunismo] en ausencia nuestra, en culpable ausencia nuestra”, critica la identificación del comunismo con el marxismo. Para él, ‘ ‘identificar comunismo con marxismo implica ignorancia crasa de la historia. No es cierto que el establishment esté luchando contra el materialismo ateo, como se dicen a sí mismos los poderosos para tran­quilizar sus conciencias; esa su lucha represiva viene de mucho antes, existió durante muchos siglos en los que ningún comunista era materialista y ningún comunista era ateo, y ni siquiera existían el materialismo ni el ateísmo. El marxismo es un mero episodio en la historia del proyecto comunista. El Papa y los otros poderosos de la tierra no están combatiendo contra el ateísmo sino contra nosotros que somos cristianos, que creemos en Dios y en Jesucristo, y que lo único que queremos es realizar el Evangelio”.44
Por tanto, Porfirio observa que “el denunciar el materialismo es un mero pretexto para la persecución anticomunista; si ese pretexto no existiera, los señores inventarían otro, como de hecho inventaron otro durante la Edad Media, y otros diferentes en el siglo XVI, y otros más en los siglos XVII y XVHI. Si el materialismo fuese la razón de la persecución anticomunista ¿cómo se explica que persiguieran al comunismo desde mucho antes de que existiera el materialismo? No, lo que persiguen y reprimen es el comunismo en cuanto tal, ¡pero el proyecto comunista está defendido explícitamente en la Biblia como propio y característico del cristianismo, no lo inventaron ni los marxistas ni los grupos cristianos medievales o modernos”.45
Por tanto, señala Miranda, “cuando la propaganda doctrinal oficial afirma que la idea comunista no es separable de las ideologías materialistas, está negando hechos tan evidentes e inocultables como la luz del sol: en el primer cristianismo y durante dieciocho siglos existió la idea comunista sin materialismo de ninguna especie. Y hoy mismo ¿qué relación lógica puede señalarse entre ‘tener todo en común’ (Act 2,45) y negar la existencia y eficacia del espíritu? La verdad es precisamente al revés: que el comunismo no puede realizarse si no reconocemos la infinita respetabilidad de Dios en cada uno de los prójimos… El fracaso del comunismo soviético tiene que ver con eso”, que en la URSS lo que había es capitalismo de Estado, no comunismo. “Entonces ¿por qué el cristianismo oficial hace la guerra contra” un modo de vida que está expresamente patrocinado en
los orígenes “del cristianismo y que lógicamente sólo puede realizarse con base en auténtico cristianismo? Negar la existencia del espíritu es más bien inseparable de buscar cada uno su propio provecho y ganancia egoístamente, como el capitalismo enseña”. Difundir que “el comunismo no se puede separar del mate­rialismo es una falsedad monstruosa ‘a la Hitler ’, que mienten con tanto mayor aplomo cuanto más falsas son. Examinada objetivamente, es la inversión diametral de los hechos reales”.46 La Iglesia oficial, por tanto, de acuerdo con la verificación de las primeras aseveraciones de Porfirio, ha sido y es anticomunista y, en consecuencia, anticristiana.
“Quítense también la idea de que a nosotros, —prosigue Porfirio— aunque no neguemos el espíritu, nos importe más lo material que lo espiritual”. De acuerdo con él, “en primer lugar, el criterio final que Jesucristo dejó establecido como único es ‘tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, era forastero y me acogisteis, estaba desnudo y me vestísteis, enfermo y me visitasteis, encarcelado y vinisteis a verme’ (Mt 25,3 5s)”. Porfirio recalca que “si eso es preocuparse más por lo material que por lo espiritual, el pretendido esplritualismo oficial debe dirigir su acusación sin rodeos contra Jesucristo mismo”.47 Porfirio pregunta ¿cómo se puede dar de comer a todos los que tienen hambre si se dejan “los medios de producción en manos privadas que necesariamente los destinan para el aumento del capital y no para la satisfacción de las necesidades de la población?” Pregunta dónde hay mayor espiritualidad, ¿en tranquilizarse con el pensamiento de que “siempre ha habido muertos de hambre?”, o en querer ser fiel “a Jesucristo poniendo todos los medios para darles de comer a los hambrientos sabiendo que se arruinará uno su futuro y su prestigio social” y que uno se expone “a la represión, a la cárcel, [y] a la tortura”, algo que estoy seguro que Porfirio aplicaría también a los teólogos de la liberación a pesar de la crítica que hace a esta corriente. De lo anterior se colige que aquí hay para Miranda otra evidencia de que “el enfrentamiento es de una interpretación de la Biblia contra otra, no de cristianos contra ateos. Con la diferencia de que” los cristianos comunistas toman “el mensaje de Jesucristo a la letra y sin glosa”.48
*La parte faltante esta en el link. Este texto es una "reseña" de Joseph Ferraro Serra sobre el texto Comunismo en la Biblia de Porfirio Miranda. Hice el pegado tal y como esta en la página.
submitted by guicho_20 to mexico [link] [comments]


2019.12.30 02:57 alforo_ La vigésimo quinta Conferencia de Partes, también conocida como COP25 o Cumbre del Clima de Chile-Madrid, ha fracasado estrepitosamente. ¿Por qué?

Respuesta simple y breve:
Dentro del capitalismo es imposible dar una solución a la crisis climática, porque es el capitalismo quien la genera, necesariamente.
Ampliando un poco la respuesta:
La situación es ya tan apurada que ni siquiera se puede intentar maquillar. En esta cumbre, al contrario de las anteriores, no se ha podido hacer ver que se hace algo cuando en realidad no se hace nada. Ya estamos en el tiempo de descuento, y ya está claro que no hay manera. Cualquier medida estructural de las que se tienen que tomar ya atenta directamente contra el capitalismo, así que al final no se toma ninguna medida.
Pero si sigue el capitalismo, no seguirá el clima. No seguirá la civilización. No seguirá la Humanidad. Y, obviamente, tampoco seguirá el propio capitalismo, pero para cuando eso pase ya será demasiado tarde.
Como ven, la cosa es muy simple. Hemos fracasado porque con el planteamiento que había era imposible triunfar. Si no empezamos por el abandono del capitalismo no hay absolutamente nada que hacer. En la lucha contra el Cambio Climático ése debe ser el primer y principal paso. Cualquier otra estrategia está condenada al fracaso.
La pregunta clave ahora es:
¿Cómo se siente Vd. después de leer esto?
Si es Vd. un lector asiduo de este blog, nada de lo que he escrito arriba le habrá sorprendido. Ya hemos presentado a lo largo y ancho de estas páginas sobradamente datos para hacer comprender que no hay ninguna solución a nuestros problemas de sostenibilidad (de los cuales la crisis ambiental solo es una parte) que no pase por el abandono del capitalismo.
Pero si es Vd. un lector casual o accidental, seguramente se siente ahora mismo... incómodo. Incómodo, sí, porque he entrado directo a decir, sin paños calientes, que hay que abandonar el capitalismo.
Si Vd. no me conoce, pensará quizá que soy un idealista, o un ingenuo, o un radical con una fuerte agenda política, o un loco con ansias destructivas, o qué se yo. Pero en realidad soy un científico, y he llegado a esta conclusión simplemente analizando los datos.
Si ha llegado hasta aquí, estará planteándose dejar de leer. Alguien que critica así al capitalismo no sabe de lo que habla, por más científico que diga ser, así que todo lo que haya escrito debajo debe ser absurdo.
En ese caso, tengo otra pregunta para Vd.
¿Por qué le molesta que se critique al capitalismo?
Al fin y al cabo, tenemos libertad de expresión, ¿no?, así que podemos hablar de todo, siempre que se haga de una manera respetuosa y razonable. Además, Vd. mismo sabe de sobras que hay cosas que no funcionan bien en el capitalismo, no es un simple ni un fanático. Quizá esté Vd. pensando que, bueno, el capitalismo ha demostrado ser un sistema que funciona, y si lo abandonásemos, como digo yo, sería el desastre, habría desempleo, hambre, revueltas... No hay otros sistemas alternativos, el comunismo demostró ser mucho peor y mucho más autoritario. ¿Qué estoy proponiendo yo, entonces? ¿Pretendo colar un discurso marxista haciéndolo pasar por ecologista, aprovechándome de los males del planeta para colarla bien gorda? ¿Qué alternativas estoy dando yo? Además, se tendría que preguntar a la gente, no intentar imponerle nada a nadie, por más científico que sea.
Y aquí de nuevo se estará planteando dejar de leer.
Tranquilícese. Yo no he venido a proponer una alternativa, porque los sistemas sociales se tienen que construir por consenso. En particular, yo no vengo a venderle el comunismo, porque el sistema comunista, tal y como ha funcionado en la Tierra, es capitalismo de estado y por tanto adolece exactamente de los mismos problemas en materia de sostenibilidad, con el agravante de que encima es represivo y no democrático.
Yo solo he venido a explicarle por qué el capitalismo ya no funciona. Por qué, a pesar de sus logros del pasado, solo va traer sufrimiento y eventualmente nuestra destrucción en el futuro. Por qué tenemos que abandonarlo.
Yo solo soy el doctor que viene a darle el diagnóstico. Lo que haya que construir después es una cosa que tendremos que hablarla entre todos. Pero lo primero es entender por qué el capitalismo es el problema.
Y por qué Vd., si aún se atreve a seguir leyendo, se siente tan incómodo.
Por qué el capitalismo es insostenible.
Por algo muy sencillo.
El capitalismo necesita del crecimiento exponencial.
Le pongo un ejemplo sencillo. Coja una calculadora y sígame.
Hemos oído miles de veces que para que España cree empleo neto, el PIB tiene que crecer como mínimo un 2,2% anual. Que por debajo del 2% de crecimiento en España se destruye empleo.
Vamos a suponer que en España el Productor Interior Bruto anual o PIB (valor monetario de todos los bienes y servicios producidos en un territorio durante un período de tiempo) creciera siempre un 2% de media.
Crecer un 2% anual significa multiplicar por 1,02 cada año. Si multiplicamos ese 1,02 anual 25 veces, para saber que nos da al cabo de 25 años, nos sale 1,64. En suma, que el PIB tendría que crecer un 64% cada 25 años. Y si lo miramos a 100 años vista (es decir, multiplicamos 4 veces por 1,64) nos da 7,24 o, lo que es lo mismo, aumentar el PIB un 624 %.
Fíjense bien lo que estamos diciendo: cada siglo, para que no aumente el paro, tendríamos que multiplicar el PIB por más de 7. Si Vd. no está habituado a trabajar con números quizá no vea la enormidad de esto, pero realmente es algo grave. Para producir tanto PIB España tendría que incrementar varias veces (no 7, pero fácilmente 4 o 5 veces) su consumo de energía y materiales. A veces se explica el cuento de que se puede incrementar el PIB disminuyendo el consumo de energía, pero no es verdad y no ha pasado (de manera consistente) en ningún país del mundo. Encima, la mejor manera de hacer crecer el PIB es aumentando la población. ¿Vd. se imaginan una España con 5 veces más población dentro de un siglo, es decir, con unos 250 millones de habitantes? Y lo peor es que al siglo siguiente debería volver a multiplicarse por 4, hasta los 1250 millones, y en un siglo más ya sería de 6.250 millones, como cuatro veces y media la población actual de la India y el 80% de la población del planeta. Y cada siglo subiendo exponencialmente, de esa manera.
Es obvio que eso no es posible en un planeta finito. Al principio, cuando comenzó la Revolución Industrial, era fácil crecer tanto: éramos pocos, no teníamos de nada, y además disponíamos de muchísimos combustibles fósiles y minerales fáciles de extraer. Pero a medida que la población ha ido creciendo y nos hemos ido desarrollando la cosa se ha ido poniendo cada vez más complicada. Hasta el punto que se está volviendo imposible. Los combustibles fósiles ya no son capaces de seguir nuestro ritmo y, al contrario, su producción empieza a bajar. Los gases resultantes de su quema hacen que el planeta retenga más radiación y se caliente. Hemos contaminado todos los mares, arrasado la mayoría de las pesquerías, polucionado el mismo aire que respiramos. Y ahora tendríamos que multiplicar todo eso por 5 en el próximo siglo. No vamos a poder. No hay recursos suficientes, y el planeta no puede absorber más residuos. Y este planeta es todo lo que tenemos: deje de soñar con colonizar otros planetas.
Pero el capitalismo necesita del crecimiento económico. Entienda esto: lo necesita. Lo define. Sin crecimiento económico no hay capitalismo; habrá otra cosa, pero no será capitalismo.
El capitalismo se caracteriza porque el capital tiene derecho a una remuneración.
En las sociedades precapitalistas, se pagaba por un trabajo, por un servicio. A veces el servicio era impuesto, como la protección que daba el señor feudal a sus vasallos, pero en todo caso se pagaba de lo que había, de lo que se producía. No había necesidad de crecer.
En el capitalismo, al capital que se invierte se le paga un interés. Fíjese bien: el interés es un porcentaje. Yo te dejo el dinero y tú me lo devuelves y además me das un 2% adicional, o el interés que se haya estipulado. Es decir, tú has de trabajar para producir por tanto como te he dejado más un 2% adicional. Has de multiplicar la producción por 1,02 al menos, si quieres devolverme la deuda. Y si el año que viene te vuelvo a dejar dinero para mantener tu actual producción, que ya es un 2% más grande que la del primer año, tendrás que volver a multiplicar por 1,02 para poderme pagar. Y así todo el rato, en 25 años tu producción habrá crecido un 64%, y en un siglo se habrá multiplicado por 7,24, y así todo el rato. Hasta que algo reviente. Las crisis recurrentes del capitalismo, les dicen: hay un momento que algo se rompe, algo no puede seguir creciendo. Entonces se hace borrón y cuenta nueva, y volvemos a comenzar.
Por eso necesitamos crecer siempre: porque los capitalistas necesitan colocar su dinero en múltiples inversiones y que les den rendimiento. Pero el mundo está ya saturado, agotado. No da más de sí. Y los síntomas de este agotamiento se multiplican. Los ríos envenenados, el clima desestabilizado, los recursos agotándose... El capitalismo está llegando a su fin, porque no puede seguir, porque físicamente es imposible seguir. Hasta aquí lo hizo más o menos bien, al menos desde la óptica de los países más desarrollados, pero ya está, estamos llegando al final del trayecto.
Y no se equivoque: los primeros que saben esto son los propios capitalistas. El gran capital internacional es perfectamente consciente de que hemos llegado al final del camino.
El Duelo.
El capital está de luto. Está pasando un proceso de duelo. La doctora Kübler-Ross hizo un modelo para describir las fases típicas por las que se pasa en un proceso de duelo, es decir, las reacciones psicológicas cuando te comunican una noticia grave, y son por estas fases por las que ahora mismo están pasando los principales agentes económicos del mundo, a los que por simplificar llamaremos los capitalistas.




Y mientras el capital tiene su Duelo, el resto de los mortales tenemos el Tabú. El Tabú de no poder decir que el capitalismo no es bueno.
El Tabú.
Todos nosotros, desde muy jóvenes, hemos sido adoctrinados en el discurso del capitalismo. Asumimos de manera natural ciertos aspectos del capitalismo que atribuimos a la naturaleza humana, aunque no sea cierto. Aunque el capitalismo per se sea una cosa relativamente nueva en la historia de la humanidad (no llega a los dos siglos de vida), no queda nadie vivo que pueda recordar ninguna otra cosa, y eso se utiliza para fijar esta idea que los valores del capitalismo (individualismo, egoísmo, competición, obsesión por el consumo y el dinero, despreocupación por las generaciones posteriores...) son realmente sustanciales a los humanos desde siempre.
A esas ideas más o menos concretas y a escala humana, se le une otra idea más abstracta y a una escala social, que es la del crecimiento. Todos tenemos inculcada la idea de que el crecimiento es bueno, porque identificamos crecimiento con bienestar, desarrollo, mejora de las condiciones de vida, libertad... Sin embargo, el crecimiento por sí mismo no significa nada de eso; y resulta obvio que un exceso de crecimiento puede ser negativo (por ejemplo, intentando meter más cosas en un espacio ya lleno, o también si pensamos en una enfermedad o en un tumor). Sin embargo, todos sabemos (porque se nos ha repetido mil veces) que cuando no hay crecimiento nos va mal: hay desempleo, pobreza, crimen, hambre... Se asocia la idea de Crecimiento con la idea de Progreso (la cual es también una idea travestida, porque se asocia el Progreso con la Mejora).
El capitalismo está tan infiltrado en todos los aspectos de la vida que criticarlo nos hace sentirnos incómodos. Todos sabemos que los anticapitalistas son gente marginal, inadaptados, destructivos e incluso parásitos. A quien ataca directamente al capitalismo se le suele criticar que sus hábitos de consumo son posibles gracias al capitalismo, inclusive en aquéllos que se creen más desconectados del mismo, y que eso evidencia la hipocresía de los anticapitalistas. La idea subyacente es que realmente no hay nada fuera del capitalismo, incluso entre los que se empeñan en lo contrario; que el anticapitalismo no deja de ser una excentricidad y un lujo que solo se pueden permitir los que viven en una sociedad capitalista, y que si quisieran ser coherentes deberían irse a vivir a las cavernas y vestirse con taparrabos. Por todo esto, criticar el capitalismo implica superar la vergüenza de la estigmatización, de tener un comportamiento socialmente inaceptable.
Se podría discutir en extenso cuál es el origen de este tabú, y cómo la aparición de la socialdemocracia consolidó la legitimidad del capitalismo ya que la izquierda renunció a intentar superar el capitalismo a cambio del mantenimiento de un Estado del Bienestar (renuncia que por cierto ahora se le paga considerando "radicales de izquierda" a partidos que defienden posiciones socialdemócratas mientras que a un tiempo se va desmantelando el Estado del Bienestar). Lo cierto es que el capitalismo ha conseguido la Hegemonía del Discurso, de modo que actualmente es muy difícil ser tomado en serio cuando se critican las bases mismas del capitalismo (por ejemplo, cada vez que se habla de hacer ciertas reformas que suenan muy radicales hay que aclarar rápidamente que mediante renovables o tecnología en general se va a poder mantener la competitividad y el crecimiento). Quien se sale del guión marcado es criticado con dureza (por ejemplo, a los que hablan de redistribuir la riqueza se les dice que en realidad quieren redistribuir la pobreza) y así todos aprendemos que hay cosas que no podemos decir porque no son de buen tono en las reuniones sociales. Nadie nos ha dicho que no podamos hablar de estos temas, supuestamente tenemos libertad de expresión, pero la Hegemonía del Discurso del capitalismo es tal que nos autocensuramos cuando detectamos que nos vamos a dar de bruces con algunos de los límites impuestos. Y así, aceptando esas convenciones sociales no escritas, vivimos nuestras vidas, esperando ser sujetos productivos y dichosos y no meternos en líos innecesarios.
El problema comienza cuando, investigando, uno encuentra alguno de los múltiples síntomas de que el capitalismo se está estrellando con los límites biofísicos del planeta, y que no va a ser posible seguir manteniéndolo; más aún, que si no paramos el capitalismo cuanto antes van a sobrevenir grandes calamidades a la humanidad. Puede ser por el cambio climático, puede ser por la crisis energética, puede ser por la contaminación de los mares, o por la polución atmosférica, la pérdida de biodiversidad, el envenamiento por plásticos o metales pesados, la disminución de la cantidad de agua potable, la Sexta Extinción, la degradación de las condiciones laborales, el drama de la emigración masiva, la desertización... Y así mil temas mas. Escoja cualquiera, profundice y la misma verdad emergerá: no podemos seguir de la misma manera. Y cuando intente entender por qué seguimos de la misma manera, por qué seguimos emitiendo CO2 y tirando plástico, por qué no nos anticipamos a la crisis energética o a la de desposesión, llegará inevitablemente a la cuestión de que hace falta decrecer. No decrecer para siempre, claro está: decrecer lo justo y necesario para tener un nivel adecuado para todo el mundo y estable, y entonces mantenerlo. Porque, al final, ¿para qué uno quiere crecer siempre?
Es entonces cuando se produce otra manifestación de la Hegemonía del Discurso del capitalismo, conocida como TINA (There is no alternative, No hay alternativa). El convencimiento de la Hegemonía del capitalismo es tal que la mayoría gente cree que, efectivamente, no hay alternativa al capitalismo. Este mensaje, TINA, es repetido frecuentemente en los medios de comunicación, y particularmente cuando los costurones por los que está reventando el capitalismo se hacen más evidentes. TINA tiene un importante efecto desmovilizador: es habitual oír decir que no hay nada que podamos hacer, que no podemos cambiar las cosas, que de nada sirven las pequeñas acciones individuales o colectivas. No es cierto en absoluto, y en la historia de la humanidad un grupo de personas que se decide a levantarse y actuar son capaces de arrastrar a una gran masa que no se atrevía a actuar pero que tenía las mismas motivaciones. Sin embargo, cuesta mucho luchar contra TINA, y requiere mucha pedagogía y paciencia.
Otra de las características de la Hegemonía del Discurso es la del establecimiento de un marco conceptual erróneo. Es común ver en definiciones del capitalismo que se trata de un sistema basado en la propiedad privada de los bienes de producción y en el libre mercado, cosas que son ciertas e importantes para el capitalismo, pero que no lo definen en absoluto ya que tales cosas han existido antes que el capitalismo y seguramente seguirán existiendo una vez el capitalismo desaparezca. La característica verdaderamente distintiva y definitoria del capitalismo es que el capital tiene derecho a recibir una remuneración, que es proporcional a su propio tamaño. Estos errores de planteamiento llevan a una gran confusión en la discusiones: no será la primera vez que me encuentre a alguien a quien no le gusta que yo "ataque el capitalismo" (en realidad, yo critico o más bien expongo sus inconsistencias) porque estoy "atacando" (en el sentido de "querer acabar con") el libre mercado o la propiedad privada. En realidad, el mantenimiento del libre mercado o la propiedad privada es una cuestión de discusión política, pertinente sin duda, pero en realidad independiente (en bastante extensión) de la viabilidad o no del capitalismo, y en todo caso es un tema en el que yo no entro.
También es común encontrarse con quien cree que lo opuesto al capitalismo es el comunismo, y que si uno critica al capitalismo defiende el comunismo. El eje capitalismo-comunismo no tiene nada que ver con el problema de la inviabilidad del capitalismo, entre otras cosas porque el comunismo es también inviable; esa visión es por tanto otro ejemplo más de la reducción de la discusión a única dimensión que es en realidad ajena a la del verdadero problema. Ítem más cuando el paradigma de lo que muchos consideran hoy en día un país comunista es China, que es donde se fabrican los objetos que se consumen en todo el mundo capitalista. A decir verdad, China es hoy en día un sistema de capitalismo de Estado, en el que el Estado detenta la propiedad de todos los medios de producción y ésta se dirige a la acumulación de capital (¿o es que alguien cree que el estado chino dedica sus recursos a satisfacer las necesidades de sus ciudadanos?); la diferencia principal de China con las democracias occidentales es que China es una dictadura, lo cual le hace ser, paradójicamente (o no), más eficiente desde el punto de vista de la producción y la acumulación de capital.
El Tabú del Capitalismo, que como hemos visto va desde la autocensura hasta el derrotismo, pasando por la confusión conceptual, lleva a la futilidad de tantas acciones. Hace poco participé en un grupo donde se discutía hacer un comunicado para denunciar el fracaso de la COP25. En un momento dado, se convino eliminar de él la palabra "capitalismo" porque, según alguien dijo, "los sistemas comunistas también están agravando el problema y particularmente China es el mayor emisor de CO2 del mundo". De modo que al final se descafeinó completamente el comunicado por mor de una absurda linearización del problema, que no entiende que es a través de las otras dimensiones que quedan completamente inexploradas que se debe buscar la solución.
Estar a estas alturas del problema intentando contemporizar con el capitalismo y no llamar a las cosas por su nombres nos lleva, básicamente, a perder un tiempo que ya no tenemos. No hay negociación posible con y en el capitalismo, y en particular con eso que se ha dado en llamar neoliberalismo. No hay ninguna posibilidad de éxito sin salirse previamente de ese marco conceptual. Seamos un poco menos arrogantes: no somos los primeros que hemos intentado "humanizar" el capitalismo. ¿Por qué no íbamos a fracasar como hicieron nuestros mayores? Tendríamos que leer un poquito la Historia y comprender que por esa vía no vamos a ningún lado, no estamos yendo a ningún lado.
La Salida:
Hay que superar el capitalismo. No hay que destruirlo: hay que salir de su trampa lógica. Explicar, mostrar, demostrar y comprender por qué seguir en la línea de progresión que nos marca el capitalismo solo nos va llevar a nuestra destrucción, a nuestra extinción.
Necesitamos comprenderlo para poder pasar página, para empezar a articular una respuesta que merezca la pena. No podemos seguir escribiendo y (limitadamente) divulgando más comunicados que son rápidamente ignorados, ahogados en el fragor de la propaganda que no cesa. ¿De qué sirve que salga mi compañero Jordi Solé diciendo aquello de que "la fiesta se acabado" si a continuación, en la misma tele, en el mismo telediario, te asaltan con el anuncio de una marca de agua, colonia o coche? Y es que, como dice Marcel Coderch, la publicidad debería ser considerada delito de incitación al consumo y completamente prohibida.
Hay que movilizar a la gente, sí, a la ciudadanía. Y se le tiene que hacer comprender que con "el sistema" no se puede negociar. Porque lo que deseamos, porque lo que necesitamos, aunque no lo entendamos, supondría su muerte. ¿Qué podemos negociar, entonces?
Tenemos además el problema de que nuestros representantes no nos representan. Delante del grave problema ambiental, de recursos, de sostenibilidad en suma, que tenemos nuestros representantes se embarcan en discusiones aparentemente técnicas que tras el fárragos de articulados, disposiciones y leyes lo único que procuran es la distracción y la inacción. Todos los términos de la discusión política actual son completamente erróneos: no vamos a solucionar el problema con coches eléctricos, ni con renovables, ni con centrales nucleares, ni con gas natural como combustible de transición, ni con captura y secuestro de carbono, ni con fusión nuclear, ni con eficiencia y ahorro, ni con grafeno, ni con hidrógeno, ni con helio 3 de la Luna, ni con combustibles artificiales, ni con biocombustibles, ni con fracking, ni con carbón limpio, ni con smart grids, ni con el 5G, ni con nada de nada de todo lo que se está oyendo hablar. Solo hay una opción real: decrecer. El decrecimiento es la única salida del atolladero. Y es la única que no se discute seriamente. Nuestros representantes políticos lo saben, pero no quieren llevar la discusión a los términos lógicos, los únicos razonables, los únicos posibles. No se atreven a transitar ese camino, por miedo a la incomprensión ciudadana, sí, pero también y sobre todo por miedo al rechazo y hostilidad del mundo económico. Y, por tanto, no nos representan. No están haciendo aquello para lo que los elegimos, que es buscar nuestro bien. No lo buscan. Únicamente evitan meterse en problemas ellos, al menos durante los 4 años que estén en el cargo.
No podemos negociar con "el sistema", ni podemos esperar que nuestros representantes nos representen. Solo nos tenemos a nosotros mismos para intentar sobrevivir.
No es éste un llamado per se a la desobediencia, pero si a la exigencia. Tenemos que explicar, tenemos que hacer entender, y tenemos que reaccionar ya. Si la ciudadanía no entiende los términos exactos de lo que está pasando y por qué está pasando, seguiremos como los burros dando vueltas a la noria que extrae la vida del planeta. http://crashoil.blogspot.com/2019/12/duelo-tabu-y-capitalismo.html
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2019.12.24 02:59 Dragonlibro_Patata (我欲封天 / I Shall Seal the Heavens) Sellaré el Cielo C6 "Los placeres del espejo de cobre"

La Hermana Xu era bien conocida en la Secta Confianza. De hecho, podías decir que todo el mundo la conocía, porque actualmente, la Secta Interna sólo tenía dos discípulos.
A parte de la Hermana Xu, el único otro discípulo era el hombre que se encontraba actualmente al lado de Shangguan Xiu.
El hecho de que la Hermana Xu le prestara su Cueva Inmortal, inspiró temor en todo el mundo, permitiendo que Meng Hao pudiera abandonar la plaza con su Piedra Espiritual y su Píldora de Condensación Espiritual. Y todo el mundo le vio marcharse.
Aunque caminó hacia la distancia, con su espalda llena de sudor, todavía sentía cómo las miradas continuaban en él, como si fueran espadas invisibles. Lentamente se disiparon tan pronto como salió de su rango.
En el tiempo que tardan tres barras de incienso en quemarse, Meng Hao caminó sin parar. No quería volver a su habitación en la Secta Externa, por lo que siguió la hoja de jade blanca que la Hermana Xu le había dado a través de la Montaña del Sur. Al pie de la montaña encontró la Cueva Inmortal.
Fuera de la cueva, dos losas de piedra se apoyaban en la montaña. Todo estaba cubierto con ramas y vides; parecía ser un lugar completamente fuera de lo común, muy diferente de las dos viviendas previas de Meng Hao.
Los alrededores eran muy pacíficos y opulentos. No lejos de allí, un riachuelo bajaba por la montaña, y el viento se llevaba el calor, reemplazándolo con aire fresco.
Meng Hao permaneció en frente de la boca de la Cueva Inmortal, observándola totalmente contento. Ahora comprendía cómo de valiosa ese tipo de cueva podía ser. Claramente mucho más que cualquier otra vivienda. Ahora comprendía por qué los otros discípulos de la Secta Externa le habían mirado con celos y envidia cuando la Hermana Xu se la prestó.
“Este es un lugar para Inmortales.” Se dijo Meng Hao. Movió su mano derecha y la hoja de jade blanco voló directamente hasta la puerta de piedra verde de la cueva. Se estrelló contra la superficie y un sonido pulsante llenó el aire conforme la puerta se iba abriendo lentamente.
La Cueva Inmortal no era muy grande, y sólo tenía dos habitaciones. Una habitación era para practicar el cultivarse, la otra estaba sellada con una puerta de piedra. Meng Hao entró y la puerta de piedra se cerró lentamente detrás de él. Cuando se cerró, el papel de jade blanco voló a las manos de Meng Hao. En ese momento, un brillo suave empezó a brotar del rocoso techo.
Conforme miraba alrededor, se sentía más y más satisfecho. Finalmente, si mirada se paró en la puerta sellada. Murmurando para sí mismo, puso la hoja de jade en ella, y la puerta se abrió lentamente. En ese momento, un olor de densa energía espiritual flotó hacia fuera. Meng Hao miró dentro de la habitación, sus ojos en completo shock.
“La Cueva Inmortal de la Hermana Xu… Éste regalo es demasiado valioso.” Le tomó unos momentos el recuperar la calma. Se quedó mirando fijamente la habitación de piedra, mirando a lago que parecía ser la boca de un riachuelo. De allí salía energía espiritual pura, multicolor y brillante como si creara remolinos en el aire. Quién sabía cuanto tiempo se había estado acumulando en la habitación. Tan pronto como la puerta se abrió, empezó a salir de allí, su dulce aroma entró en su nariz y boca. Incluso ese olorcillo te llevaba energía.
“Entonces, es un Manantial Espiritual.” Meng Hao susurró. Era algo que nunca antes había visto, aunque había leído sobre ello en el Manual de Condensación de Qi. Algunos manantiales en el mundo eran Manantiales Espirituales, que no tenían agua, en realidad, fluían llenos de energía espiritual. No existían muchos, y la mayoría estaban ocupados por Cultivadores, algo normal, considerando la energía espiritual que emitían.
El Manantial Espiritual era relativamente pequeño. Cuando toda la energía espiritual saliera, sería solamente un poco más gruesa dentro que fuera. Para alguien con un nivel superior al tercer nivel de Condensación Qi no sería muy útil. Después del tercer nivel, la energía espiritual requerida simplemente era demasiada, por lo que únicamente era moderadamente útil.
A parte de eso, en lo concerniente a Meng Hao, este regalo tenía un valor incomparable, incluso mucho más que una Pastilla de Espíritu Seco. Con su descubrimiento, Meng Hao se sintió lleno de alegría.
Sin pensarlo más tiempo, se sentó con las piernas cruzadas, cerrando sus ojos, y empezó sus ejercicios de respiración. Después de varias horas, la mayor parte de la energía espiritual que se había acumulado se había ido. Meng Hao abrió sus ojos, que destellaban brillantemente.
Estas pocas horas de meditación aquí han sido más valiosas que un mes de Cultivo fuera. Debe de haber tomado bastante tiempo que se acumulara tanta energía espiritual, y probablemente no será otra vez como antes. De todas formas, practicando aquí, seré capaz de alcanzar una velocidad que es imposible en el mundo exterior. Suspiró. Mirando alrededor, notó que las paredes estaban cubiertas con marcas extrañas que no comprendía.
“El Manantial Espiritual puede acumular tanta energía debido a estas marcas. La Hermana Xu debe haber usado éste método para disponer de toda la energía de una vez.” Meng Hao pensó después de unos momentos, entonces le vino una inspiración. Se volvió a sentar y empezó a hacer los ejercicios de respiración.
La noche pasó rápidamente, y tan pronto como el sol se alzó en la siguiente mañana, Meng Hao abrió sus ojos. La energía espiritual en la habitación de piedra era muy delgada. Pero el Manantial Espiritual todavía estaba allí. Después de que algún tiempo pasara, la energía espiritual seguramente se recuperaría otra vez.
Le tomó un momento a Meng Hao sentir su nivel de cultivo. Parecía como si hubiera hecho un avance mayor que en los anteriores dos meses.
“Si puedo cultivarme de ésta forma un par de veces más, ¡debería ser capaz de romper la barrera del primer nivel de Condensación de Qi y entrar en el segundo!” Contuvo el Aliento, entusiasmado. Deseaba mucho avanzar desde el primer nivel, porque sólo alcanzando el segundo nivel de Condensación Qi podía alguien desbloquear la primera Habilidad Inmortal del Manual de Condensación Qi.
Pensando en Habilidades Inmortales, Meng Ho salió de la habitación de piedra, cerrando la puerta de piedra como si fuera algún tipo de joya o tesoro. Decidió usar el método de la Hermana Xu. No se quedaría esperando cerca del Manantial Espiritual, únicamente tenía que esperar que pasara algún tiempo, entonces regresar y recoger la energía espiritual.
Sentado en la Cueva Inmortal, Meng Hao se frotó el estómago. Pensando en los últimos días, y mirando su vientre delgaducho, se dio cuenta de que no había comido ningún animal salvaje recientemente. Ni siquiera frutas silvestres.
Después de convertirse un discípulo de la Secta Externa, pensó para sí mismo, no había comido tanto como cuando era sirviente. Tan pronto como tenías bastantes Piedras Espirituales, podías llevarlas al Taller de Píldoras para Cultivar de la
Secta y cambiarlas por Píldoras de Ayuno o por Píldoras de Control del Apetito. Se decía que sola de esas pastillas podía prevenir el hambre por días, sin ellas, la gente debía de gastar tiempo preocupándose por encontrar comida.
Después de pensar sobre ello por un tiempo, Meng Hao decidió salir por un tiempo. El viento fresco sopló sobre él en dirección a la jungla. Conforme caminaba, sacó el espejo de cobre de su bolsa tal y como era su costumbre.
Por ahora, estaba más que convencido que el Hermano del Pabellón del Tesoro le había engañado. No había nada raro con respecto al espejo. En más de un mes de estudio, no había descubierto nada lo más mínimamente peculiar al respecto.
“Tristemente, solo tengo media Piedra Espiritual en mi bolsa. Me pregunto si necesitaré usarla para que me deje cambiarlo.” Presionó con su mano la bolsa para sacar la Piedra Espiritual sintiéndose un poco abatido.
De repente se paró donde estaba, levantó su cabeza cuando notó un flas de color en la distancia en la jungla. No se movía muy rápido. Los ojos de Meng Hao brillaban. Basado en su experiencia de los meses pasados cogiendo pollos salvajes sabía perfectamente qué era. Un Pollo Salvaje.
Sin tiempo a pensar en meter el espejo y la Piedra Espiritual de nuevo en la bolsa, los metió en un bolsillo y saltó hacia delante. Meng Hao se dio cuenta que desde que había aparecido energía espiritual en su cuerpo era mucho más ágil que antes. A parte de ser todavía algo frágil, ahora podía estallar con fuerza explosiva.
Especialmente ahora, después de alcanzar el primer nivel de Condensación Qi, con un salto se impulsó rápidamente hacia delante, en el tiempo de respirar diez veces, fue capaz de alcanzar al alarmado pollo salvaje. Le cogió por sus dos alas para que no pudiera escaparse.
“Me pregunto qué tal le estará yendo al viejo Gordito.” Se dijo, pensando en el gordito adolescente mientras que levantaba el pollo. Quizá deba ir a encontrarle para compartir una comida de animales salvajes. Justo cuando se volvió, sintió de repente algo dentro de su túnica calentándose.
Momentos después, el previamente tranquilo pollo en su mano empezó a retorcerse salvamente y a emitir miserables graznidos. Se movió retorciéndose con tal energía que Meng Hao apenas podía mantenerlo.
El pollo salvaje se retorció más fieramente, graznando con incomparablemente estridentes. Entonces un sonido seco se pudo escuchar saliendo de su trasero, que de repente explotó, lanzando sangre volando en todas las direcciones.
Todo ocurrió de repente. Meng Hao permaneció allí boquiabierto. Desde que había llegado a la montaña había cogido bastantes pollos salvajes. Pero esa era la primera vez que había visto algo así. Se quedó mirando en shock al pollo muerto por cómo había explotado. Entonces miró alrededor. Todo permanecía tranquilo. Ni una sombra se movió.
“¿Qué acaba de pasar?” Dijo Meng Hao temblando. La muerte del pollo salvaje había sido bastante miserable, debía de haber experimentado un increíble dolor por la explosión de su trasero.
Meng Hao dio un profundo respiro, suprimiendo la ansiedad que sentí. La muerte del pollo salvaje había sido demasiado rara y terrorífica. Sintió como si un viento frío recorriera su espalda.
“Algo no está bien.” Dijo Meng Hao. Apartó de sí el pollo muerto y entonces sacó el espejo y la Piedra Espiritual. Recordó que justo antes de que pasara lo del pollo había pasado algo raro, algo en su túnica había empezado a calentarse.
“Puede haber sido la piedra espiritual…” Entonces sus ojos se posaron en el espejo de cobre. Su corazón empezó a latir rápido y un poderoso resplandor brilló en sus ojos.
“No me digas…” La mano con el espejo empezó a temblar. No tenía tiempo de ir a cenar con el gordito. Cogiendo el espejo, corrió tan rápido como le era posible hacia la jungla, intentando encontrar otro animal salvaje. Necesitaba saber si el asesino del pollo salvaje realmente era el espejo.
No tuvo que correr mucho antes de que encontrara un ciervo salvaje que permaneció allí mirándole estúpidamente, después con rabia. Meng Hao inmediatamente hizo brillar el espejo sobre él.
La expresión del ciervo cambió inmediatamente, intentado huir, gritando miserablemente, con una expresión descorazonadora difícil de describir. Cualquiera que lo escuchara podía imaginar cómo de miserable se sentía la criatura. Meng Hao pudo ver claramente el costado del animal conforme saltaba por el aire. Antes de que pudiera aterrizar, su trasero explotó con un “Bang”, retorciéndose su cuerpo mientras caía.
Después de mirar el ciervo muerto, volvió a mirar el espejo, una mirada sin precedentes brilló en la cara de Meng Hao.
“¡Qué tesoro! ¡Es un tesoro real!”
“Es muy extraño, un tesoro que hacer que los traseros de los animales salvajes exploten…” Aunque pensó en ello, no podía comprenderlo totalmente, todavía estaba muy alterado. A parte de por qué el tesoro hizo eso, sintió un intenso deseo de ir a probarlo de nuevo en algunos animales más.

(Continuará...) Si no quieres esperar, lee más gratis en Bookista @ Google Play.
submitted by Dragonlibro_Patata to Wuxia_y_Xianxia [link] [comments]


2019.12.19 10:53 Dragonlibro_Patata (我欲封天 / I Shall Seal the Heavens) Sellaré el Cielo C4 "Un Espejo De Cobre"

El Pabellón del Tesoro estaba lleno de tesoros. Al entrar en él, cualquiera se deslumbraría con luces brillantes. Las estanterías de jade bien arregladas estaban llenas de una deslumbrante exhibición de botellas, espadas, adornos y joyas. Meng Hao comenzó a respirar pesadamente, y su corazón comenzó a bombear. Sentía como si toda la sangre en su cuerpo se hubiera precipitado a su cerebro. Se quedó allí, atónito.
En la corta vida de Meng Hao, nunca había visto tanta riqueza. Se sentía como si estuviera sumergido. Su cabeza daba vueltas, e inadvertidamente pensó en agarrarlo todo y huir.
“El valor de estos tesoros …” murmuró Meng Hao, “… no tienen precio. La compensación por trabajar para los Inmortales es increíble.’’ Pasó junto a una de las estanterías de jade, su expresión llena de emoción, inconscientemente estirando la cabeza hacia delante. Se preguntaba si el tercer piso del Pabellón del Tesoro era igual que el primero, o si quizá tendría tesoros aún más valiosos.
“¡Inmortales … son tan ricos!” Meng Hao lanzó un profundo suspiro. De repente, sus ojos cayeron sobre algo extraño. En uno de los estantes de jade se dio cuenta de un espejo de cobre.
Había rastros de corrosión en él. No parecía muy especial, tampoco brillaba. No parecía que se pudiera comparar de ninguna manera con los tesoros que lo rodeaban.
Sorprendido, Meng Hao lo cogió y lo miró de cerca. Parecía bastante común, como algo del mundo mortal. Nada de el parecía ser por lo menos un poco único. Y sin embargo, aquí estaba en el Pabellón del Tesoro, por lo que él asumió que debía tener algún valor.
“El Hermano Menor realmente tiene una buena visión”, dijo una voz detrás de él. No sabía cuándo había entrado el hombre de aspecto astuto, pero se quedó allí mirando el espejo de cobre. Su voz se llenó de elogios, y continuó ‘El hecho de que recogiste ese espejo de cobre demuestra que estabas destinado a hacerlo. Hay muchas leyendas sobre él. Lo más extraño es que sólo los que tienen buena fortuna y acumulan buenas acciones en vidas pasadas pueden adquirirlo. Parece que el Hermano Menor es una persona así. Con este espejo, puedes dominar sobre el cielo y la tierra. Definitivamente tienes esta oportunidad. Mientras el hombre hablaba, suspiraba una y otra vez. Su voz parecía contener algún poder extraño que obligó a Meng Hao a escucharlo.
“Este espejo …” Meng Hao lo miró de nuevo, una expresión extraña en su rostro. No estaba cubierto de tallas complicadas, sino de corrosión, por lo que no estaba claro.
“Hermano menor, no mires la espuma del espejo. Deberías saber que los verdaderos tesoros de naturaleza espiritual a menudo se ocultan en las cosas ordinarias. Meng Hao estaba a punto de poner el espejo de cobre de nuevo en el estante cuando el hombre de aspecto astuto dio varios pasos precipitados hacia adelante para evitarlo. Miró seriamente a Meng Hao.
“Hermano menor, el hecho de que recogiste este objeto demuestra que estabas destinado a hacerlo. ¿Realmente lo devolverás sólo porque parezca ordinario? He sido responsable del Pabellón del Tesoro durante muchos años, y conozco el origen de todos los artículos aquí. Hace muchos años, este espejo de cobre provocó una gran conmoción en el Estado de Zhao. Fue creado de un rayo de luz que cayó de los Cielos. Después de adquirirlo, el Patriarca Confianza lo estudió en secreto, creyendo que era un tesoro de los Cielos. Al final, no pudo desbloquear sus misterios y llegó a la conclusión de que estaba predestinado a caer en manos de alguien que lo usara para pisotear el cielo y la tierra “.
Escuchar el nombre del Patriarca Confianza asombró a Meng Hao. Acababa de entrar en la Secta Externa, y había muchas cosas con las que no estaba familiarizado. Empezó a dudar.
‘’El Patriarca Confianza lo estudió, pero no pudo entenderlo. Yo…”
“Tus palabras son incorrectas, Hermano menor. Permite que el Hermano Mayor explique: La falta de éxito del Patriarca Confianza en sus estudios demuestra que hay algo único e inusual en este tesoro. Antes de ti, diez o más personas lo tomaron para estudiarlo, y aunque ninguno de ellos logró entenderlo, ninguno de ellos lamentó su decisión.
“¿Y si … y si eres la persona destinada a poseer el espejo? En cualquier caso, si lo tomas, puedes estar tranquilo. De tus compañeros discípulos que tomaron el espejo en el pasado, la mayoría volvió luego de tres meses, y los dejé cambiarlo por otra cosa. Después de tratar conmigo durante algún tiempo, encontrarás que que soy muy tranquilo. No quiero darles a mis compañeros discípulos un tiempo difícil.
“Si lo tomas, pero no eres capaz de descifrar sus misterios, entonces puedes devolverlo en cualquier momento e intercambiarlo por otra cosa. Pero si lo abandonas, y resulta que estabas destinado a tomarlo, entonces te arrepentirás toda tu vida.” El hombre de apariencia astuta miraba fijamente a Meng Hao. Cuando vio a Meng Hao vacilando, se rió para sí mismo. Los nuevos discípulos eran siempre los más fáciles de engañar. Todo lo que tenía que hacer era contarles la historia de la leyenda del espejo, y las grandes palabras los seducirían. Sus corazones empezarían a hervir.
“Pero …” Meng había estudiado y leído desde la infancia, por lo que era muy inteligente. De la expresión aparentemente sincera del hombre astuto, podía conjeturar que el espejo no era exactamente como se había descrito. Pero el hombre se paró frente a él, claramente decidido a impedir que devolviera el espejo. Incluso si lo dejara caer al suelo no cambiaría nada. Empezó a lamentar haberlo recogido en primer lugar.
“Hermano menor”, dijo, con voz baja y cara severa, “no violes las reglas en tu primer día. Cuando recoges algo en el Pabellón del Tesoro, no puedes dejarlo.” El hombre de apariencia astuta sentía que ya era suficiente. Éste era su método habitual para que la gente tomara el espejo. Él agitó su manga ancha, y un viento silbante tomó a Meng Hao, lo sacó del Pabellón del Tesoro y lo depositó afuera.
Se oyó un ruido cuando la puerta principal del Pabellón del Tesoro se cerró de golpe.
La voz del hombre de aspecto fiero resonó desde el interior: “Soy de bondadoso cuando se trata de compañeros discípulos. Si realmente no estás destinado a tener el espejo, entonces puedes devolverlo en unos días. ”
Frunciendo el ceño, Meng Hao alzó la vista hacia la puerta cerrada. Luego suspiró y volvió a mirar el espejo de cobre en sus manos. Pensó en las palabras del primer capítulo del Manual de Condensación de Qi y dudó. Si esto realmente era algo que el Patriarca Confianza había estudiado, entonces debería tener algún valor. Sacudiendo la cabeza, puso el espejo en su túnica. Luego, con una mirada odiosa final al Pabellón del Tesoro, se volvió y se fue.
Caminó a lo largo de los caminos verdes de la Secta Externa, usando la información de la tablilla de jade como guía. Alrededor del mediodía, encontró su casa. Estaba a lo largo de la frontera norte, en una sección muy remota de la Secta Externa. Varias otras casas estaban apiñadas a su alrededor.
Abrió la puerta, la cual se estrelló contra la pared. Dentro había una cama y un escritorio. Meng Hao se quedó allí, sintiéndose muy contento. Este lugar era mucho mejor que su habitación en el Cuartel de los Sirvientes.
Se sentó con las piernas cruzadas en la cama, respiró profundamente y sacó el espejo de cobre de su túnica. Lo estudió con cuidado, hasta que el sol comenzó a ponerse sobre las montañas occidentales. Encendió una lámpara de aceite y siguió estudiándola, todo en vano. No tenía ni idea de cuál podía ser el propósito del espejo.
Por más que lo mirara, el espejo de cobre parecía completamente natural.
Cuando la noche se hizo más oscura, Meng Hao puso el espejo a un lado y miró por la ventana a la luna. Pensó en el adolescente gordo y en sus ronquidos. Lo extrañaba un poco.
La radiante luna brillaba afuera, sus rayos tocaban los aleros de su ventana. Todo estaba en silencio, salvo por el sonido del viento entre las hojas de los árboles. Meng Hao respiró profundamente, pensando en la luna. Se sentía emocionado, como si hubiera entrado en una nueva era.
Murmuró para sí mismo: “Nunca volveré a ser un erudito en el condado de Yunjie. Me he convertido en un discípulo de la Secta Confianza Externa… ”
Meng Hao reunió sus pensamientos, cerró los ojos y se sentó en meditación, circulando el hilo de energía espiritual en su cuerpo. Había estado viviendo de esta manera durante meses y estaba acostumbrado.
Una diferencia entre la Secta Externa y el Cuartel de los Sirvientes era que aquí, nadie preparaba comida para ti. Tenías que cuidar de tus propias necesidades de alimentos. Si no lo hacías, morirías de hambre y a nadie le importaría. Aunque, en todos los años, nadie en la Secta Confianza Externa había muerto de hambre.
Al llegar a la primera etapa de la Condensación Qi, uno podría absorber y emitir la energía espiritual del Cielo y la Tierra.
Aunque eso no podría aliviar el hambre, podría sostener tu vida.
Pasaron varios días. Una tarde, Meng Hao se sentó con las piernas cruzadas en meditación, cuando de repente oyó un grito miserable desde fuera. Inmediatamente abrió los ojos, se acercó a la ventana y miró hacia fuera. Vio a un discípulo de la Secta Externa en el suelo, siendo pisoteado una y otra vez por otro. La sangre le emanaba de una herida en el pecho, pero no estaba muerto, solo herido. La persona que lo había estado pateando agarró su bolsa infinita, entonces se fue con con una expresión de desdén.
El discípulo pisoteado luchó hasta ponerse de pie, con los ojos llenos de crueldad violenta. Se alejó tambaleándose. Los espectadores que lo rodeaban lo miraron con frialdad, sus caras llenas de ridículo.
Meng Hao observó en silencio. Había observado escenas similares en innumerables ocasiones en los últimos días, y como tal tenía una comprensión más profunda de las costumbres en la Secta Externa.
El tiempo voló y pasaron siete días. Durante ese tiempo, Meng Hao vio aún más casos de discípulos siendo robados. Los combates y saqueos ocurridos entre los discípulos de la Secta Externa hicieron que Meng Hao se volviera cada vez más taciturno. Fue especialmente preocupante cuando vio a un discípulo del segundo o tercer nivel de Condensación de Qi siendo asesinado por otro en el Área Pública. Esto hizo que Meng Hao fuera especialmente cuidadoso y cauteloso al salir.
Afortunadamente, su base de Cultivación era baja, y no tenía nada de valor, así que otros lo ignoraron en su mayoría.
En realidad, Meng Hao había llegado a un punto muerto en su Cultivación. El segundo nivel de condensación de Qi era diferente que el primero. Todavía necesitaba energía espiritual, pero de acuerdo con el Manual de Condensación Qi, su cuerpo mortal ya había comenzado a cambiar. Como tal, alcanzar el segundo nivel de condensación de Qi requeriría muchas más veces la cantidad de energía espiritual que el primer nivel.
Del mismo modo, Meng Hao ahora entendía qué era el talento latente. La capacidad del cuerpo para absorber la energía espiritual del Cielo y la Tierra era precisamente eso, talento latente. Entre más talento latente tiene alguien, más energía podría absorber. Cuanto menos talento latente uno tiene, menos energía podría absorber. Para alguien con talento latente considerable, cuanto más tiempo pasaran en ejercicios de respiración, más energía espiritual podrían absorber.
Según sus cálculos, para alcanzar el segundo nivel de condensación de Qi probablemente tomaría por lo menos uno o dos años. La cantidad de tiempo requerida para alcanzar el tercer nivel sería muchas más veces que eso.
Por supuesto, si adquiriera algunas píldoras medicinales o Piedras Espirituales, él podría utilizarlas para amplificar energía espiritual, entonces, podría disminuir ese tiempo. Por eso se produjeron tantos robos horribles en la Secta Externa; Cada mes, las píldoras se distribuían abiertamente.
“Los fuertes se hacen más fuertes, los débiles se vuelven aún más débiles”, dijo Meng Hao en voz baja. “Así es como la Secta Confianza prepara a los discípulos para la Secta Interna”.
Temprano en la mañana, cuando el cielo apenas comenzaba a iluminarse con la luz, Meng Hao estaba sentado meditando como de costumbre. No tenía recursos especiales, excepto por su determinación. Por lo tanto, no renunció a sus meditaciones nocturnas y ejercicios de respiración. Las campanas reverberaban por toda la secta, y Meng Hao abrió lentamente los ojos.
“Estas campanas …” Los ojos de Meng Hao se concentraron, como si se hubiera dado cuenta. Una expresión emocionada apareció en su rostro, y salió corriendo de la habitación para ver condiscípulos en todas partes, corriendo a lo lejos.
“Cuando estas campanas suenan, ha llegado el momento de distribuir Piedras Espirituales y pastillas medicinales. Debe ser hoy.” Cada vez más personas comenzaron a correr en dirección a las campanas. Parecía que todos dentro de la Secta Externa estaban allí.
“Día de la distribución de píldoras” dijo Meng Hao, respirando pesadamente. Corrió junto con las multitudes hasta llegar a la plaza en el centro de la Secta Externa. La plaza era de tamaño monumental, y a lo largo de sus bordes había nueve pilares de piedra cubiertos de tallas de dragones. Colocada sobre el pilar principal, había una plataforma de más de noventa metros de diámetro, sobre la que se arremolinaba una nube multicolor. Dentro de la nube se veían figuras sin forma.
Más de cien discípulos de la Secta externa estaban allí con sus túnicas verdes, murmurando entre ellos y mirando con frecuencia a la nube multicolor.
Luego, la nube se disipó lentamente, revelando a un anciano con el rostro pálido vestido con una túnica de oro. Su rostro era plácido y emitía un poder y dignidad tranquilos y naturales. Sus ojos brillaban como un relámpago. Había dos personas a su lado, un hombre y una mujer, ambos vestidos con túnicas de plata. El hombre era extraordinariamente guapo, con una apariencia erguida, aunque la indiferencia le cubría el rostro. En cuanto a la mujer, tan pronto como Meng Hao puso los ojos en ella, sus pupilas se estrecharon.
Esta mujer era la mujer que lo había llevado de la Montaña de Daqing hace tres meses.

(Continuará...) Si no quieres esperar, lee más gratis en Bookista @ Google Play.
submitted by Dragonlibro_Patata to Wuxia_y_Xianxia [link] [comments]